sábado 17 abril 2021
18.6 C
Seville

La suerte

¿Has visto esto?

Manuel Machucahttp://www.tresmilviajesalsur.es/
Escritor nacido en Sevilla. Ha publicado tres novelas, una de las cuales, "Tres mil viajes al sur", ha sido finalista del Premio Ateneo de Sevilla. Ha participado y coordinado la antología de relatos "El derbi final"

Si hasta el sábado presumíamos de que éramos el equipo que más puntos ganaba en las postrimerías de los partidos, el Real Valladolid nos endilgó una buena dosis de la que hasta ahora había sido nuestro bálsamo milagroso. El Sevilla Fútbol Club perdió dos puntos de los que se echan de menos a final de temporada al hacer las cuentas reales, y no las de la lechera, y bien que nos puede pesar esta actitud ante los próximos encuentros que tenemos por delante, en los que nos enfrentamos a equipos más que problemáticos, aunque sean los problemas de diversa índole.

― ¡Lo sabía, lo sabía! ― gritó Jul, que no daba crédito a la volea que le había salido a Raúl García Carnero―. ¡Qué mala suerte!

― Mala suerte, no. Fútbol― apostilló Gan.

No sé si les he dicho que trabajo como reponedor en una farmacia para complementar el sueldo que recibo en La Colina de Nervión. La farmacia de marras está en el barrio de nuestra colina y, aunque la población es mayoritariamente sevillista, hay más de un descarriado que sabe de mis filias, que son sus fobias, y, ganemos o perdamos, siempre me dan un toquecito, como respuesta a los abundantes pésames que cada semana no tengo más remedio que darles yo, como persona educada que soy, a pesar de que no haya llegado a ser en la vida lo que de mí esperaba mi tía Carmen.

Esa gente, cada vez que el equipo mete la pata, vienen a la farmacia a ver si les salen medicamentos en la tarjeta sanitaria. Suelen estar muy medicados, los pobres. Como me dice mi jefa, son gente muy sufrida y necesitan de la química para sobrevivir. Y yo la creo, porque soy reponedor y de esto no entiendo. A lo más que llego es a saber dónde tengo que colocar los supositorios, y no me refiero al orificio por el que entran, lector pillín, sino al cajón donde debo depositarlos.

Recuerdo una mañana, no hace tanto, en la que vino Paco, un pescadero de la plaza de abastos contigua, a hablarme sobre el espinoso, nunca mejor dicho, asunto de una de las victorias in extremis que habíamos conseguido.

― No tenéis suerte ni na, miarma ― me dijo, mientras trataba de espulgarse las escamas de un besugo, pescado oficial de los seguidores de su equipo.

Aquella vez no le contesté, deseoso de que se fuera y que no dejara su caspita marina por el suelo de la farmacia, justo cuando acababa de desinfectar, pero la realidad es que quien no sabe achaca a la suerte o a Dios de sus males y así no hay forma de que aprenda.

La suerte es algo que aparece muchas menos veces de las que se cree. Cuando un balón da en el palo, da porque hacia allí lo dirigieron quienes patearon; cuando un portero saca diez balones de gol, lo hace porque ese es su cometido y para eso juega; cuando se marca un gol en el último minuto, se marca porque hubo alguien que no había perdido la esperanza de marcar. Lo demás es ganas de no saber, por no sufrir, aunque eso signifique siempre alargar el sufrimiento, lo cual es comprensible en aficiones en las que la excusa figura con honores en su lema, pero no en la nuestra.

El Sevilla Fútbol Club no tuvo mala suerte el sábado. Puede que incluso no fuera ni rácano en el juego, que esa racanería que apareció fuera el espejo de un defecto mayor, no saber estar en un peldaño más alto del que ocupaba el año pasado. Sin discutir lo mucho bueno que se hizo la temporada anterior, sin dejar de reconocer las maravillas del pasado reciente, debemos pensar ahora si sabemos estar en el piso superior al que creemos haber ascendido.

Se dijo que Sergio González, el entrenador del equipo pucelano, había lanzado muchos piropos a Joan Jordán durante la semana previa al choque. Mucho azúcar que a la postre dio sus frutos tanto en clave de suplencia como en la insípida actuación que ofreció en su media hora de juego. Es más que probable que lo que suceda en el Sevilla Fútbol Club sea eso, que se le ha dado mucho, mucho azúcar a lo largo de lo que llevamos de temporada y nos hayamos creído las expectativas que otros decían poner en nosotros, simplemente para hundirnos, para hacernos creer que somos lo que, al menos de momento, será difícil que seamos algún día.

El Sevilla Fútbol Club está abandonando las costumbres de esfuerzo, sacrificio y tesón que nos hicieron casi invencibles al final de la temporada pasada. Si queremos hacer algo, deberíamos recuperar el espíritu que nos hizo ganar la sexta Europa League, porque vencer sin bajarnos del autobús, controlando los esfuerzos, de momento, es un terreno vedado a Real Madrid y, hasta hace poco, a Barcelona. Si el año pasado perdimos muchos puntos por falta de confianza, hoy lo hacemos por exceso, dos caras de la misma moneda. Y si tenemos enfrente un equipo como el Valladolid, que jamás tiró la toalla, que nunca se rindió, ¿les suena?, pues pasó lo que tuvo que pasar. Y no pasó más porque los partidos duran noventa minutos. Y eso sí que fue una suerte. ¿O no?

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esto te interesa

¡Lo último!

El Sevilla FC Femenino recibe al Atlético de Madrid en un partido clave para cortar la racha negativa

El Sevilla FC Femenino recibe en el próximo partido de la Liga Iberdrola al Atlético de Madrid Femenino. Uno...

Antes de irte... mira esto:

spot_img

Los contenidos de La Colina de Nervión están protegidos por copyright y su reproducción total o parcial no está permitida.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad