👉🏻#CompartimosAfición 👈🏻

Compartimos Afición

La continuidad de Diego Carlos en el Sevilla, cada vez más complicada

spot_img

¿Has visto esto?

Carlos Real Buhigashttp://www.lacolinadenervion.com
Estudiante de Doble Grado en Periodismo y Comunicación Audiovisual (Universidad de Sevilla).

Cada mercado de fichajes trae consigo un día a día de rumores, altas y bajas. En Nervión, donde ya se sabe cómo trabaja Monchi, siempre se espera un vaivén de especulaciones y negociaciones. Pero todo el que forma parte del entorno del Sevilla FC teme lo que suele suceder: la marcha de un futbolista importante en el plantel. A día de hoy, ya hay un nombre que inquieta a la afición. Hablamos de Diego Carlos, cuya labor en el club hispalense ha acabado atrayendo la atención de algunos clubes europeos.

Klopp, interesado en Diego Carlos

Como ya informamos en La Colina de Nervión, el técnico del Liverpool ha puesto sus ojos sobre el brasileño para apuntalar su zaga de cara a la próxima campaña. Según medios británicos, Jurgen Klopp no mostraría reticencia ninguna a pagar la cláusula del central (75 millones de euros). Ya soltó esa cantidad con anterioridad, por lo que no le importaría hacerlo una vez más. El rendimiento del zaguero seduce al entrenador alemán, cuya fijación ya sabe el club inglés. Una fuerte amenaza para los andaluces.

Pretendiente en Italia

Llegan noticias desde el país alpino en referencia al zaguero. Y es que el Nápoles miraría de reojo hacia Sevilla. Los italianos piensan en el portento físico sevillista para cubrir una posible baja de Koulibaly. En caso de que se consumase la salida del camerunés, el combinado napolitano necesitaría un sustituto. En Nápoles creen que Diego Carlos sería idóneo para el puesto, mostrando disposición a realizar una gran inversión para hacerse con sus servicios.

Diego Carlos, vía hacia Rakitic

El deseo de los nervionenses por volver a tener a Ivan Rakitic entre sus filas y el gusto del FC Barcelona por el defensa se entremezclan. Los culés no aceptan por el momento menos de 20 millones, pero verían con buenos ojos incluir al brasileño en las negociaciones. Solo así, se rebajaría el coste por el internacional croata. Tomar este camino supondría asumir el riesgo de perder un cerrojo en la línea defensiva.

Sea como sea, todo apunta a que el futuro de Diego Carlos está lejos de Eduardo Dato. Como afirmó él mismo, «solo saldría si es a un club grande«. Y son clubes grandes los que tiene detrás. Siguiendo esta regla de tres, su marcha es una posibilidad real.

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ver más

  • Responsable: A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esto te interesa

¡Lo último!

La doble Junta de Accionistas del Sevilla FC ya tiene fecha

El futuro institucional sigue acaparando noticias en la actualidad del Sevilla FC. Tras la solicitud realizada por Sevillistas Unidos...

Antes de irte... mira esto:

spot_img

Los contenidos de La Colina de Nervión están protegidos por copyright y su reproducción total o parcial no está permitida.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad