Matías Kranevitter contó sus comienzos en el fútbol, sus inquietudes, cómo se siente en el Sevilla y dejó ver su lado más íntimo. El mediocampista argentino no es de los futbolistas que más cuenta para Sampaoli, sin embargo, afirma estar contento en un equipo humilde y competitivo como es el Sevilla. Una vez que tuvo la oferta sobre la mesa, no dudo en vestir la camiseta rojiblanca, “en verano se dio todo para llegar aquí, era un club brillante y quería aprovechar la oportunidad”.

Próximo partido

Lo primero fue pensar en el partido del domingo, ante Osasuna. A pesar de no contar con muchos minutos, está enchufado y preparado para lo que venga. Confía en Sampaoli y el ambiente que se vive en el vestuario es especial. : “En Pamplona iremos a por todas, están necesitados y no va a ser fácil, pero nosotros salimos siempre a ganar, sea donde sea”.

Somos un grupo que lucha por cosas importantes, el equipo siempre va de frente.

Cómo vivió la llamada del Sevilla

Debutó en River Plate para cruzar el charco y enrolarse a las órdenes del ‘Cholo’ Simeone. Kranevitter firmó por el Atlético de Madrid en el verano de 2015. No obstante, permaneció en el cuadro argentino hasta final del mismo año. Su debut con el conjunto colchonero se produjo el 6 de enero de 2016, en Copa del Rey. Tras jugar once partidos y disputar la final de la Champions League, la oportunidad del Sevilla llegó. “Tuve la suerte de jugar la final de la Champions, y al día siguiente fui a EEUU a jugar la Copa América con mi selección. Cuando terminó la Copa América, tenía un mes de vacaciones antes de volver a Madrid. Dejé las vacaciones porque quería incorporarme desde el principio al Sevilla y  me vine para la pretemporada”.”.

Mi representante me trasladó la idea de ir a Sevilla y me encantó. Es un club brillante y había que aprovechar la oportunidad. Hablé con Monchi y con Sampaoli, se dio todo como quería.

Pese a la fuerte rivalidad entre Sevilla y Atlético de Madrid, el argentino no dudo en viajar a la capital andaluza, al igual que su compatriota y compañero de viaje, Luciano Vietto.

La afición

La hinchada nervionense es uno de los aspectos que rodea al Sevilla que más apasiona a Kranevitter. Así lo hizo saber el argentino en la noche del jueves. “La gente es muy fanática del Sevilla y eso es importante para un jugador. Me ha sorprendido el ambiente que se vive acá. Me lo habían dicho, pero es en vivo donde uno de se da cuenta de lo que es esto”. El ambiente futbolístico que se vive le hace recordar su país natal, Agentina. “Sevilla se parece a Sudamérica, acá las personas son muy apasionadas por el fútbol”.

Se vive como el ritual donde se juntan los hinchas, o van con sus hijos. Un domingo de fútbol es algo que no lo cambian por nada, eso es también se vive acá y eso hace a este club diferente.

Su lado más íntimo

Matías Kranevitter mostró su parte más personal y echó la vista atrás, a su infancia. Rememoró sus inicios en el mundo del fútbol y cómo le ha servido para crecer. “Somos una familia de seis hermanos, de pequeño tenía que estudiar y trabajar para ayudar a la familia. Era el hermano mayor y tenía que ayudar con toda la familia, lo hacía contento y creo que me ha valido para madurar y aprender a sacrificarme”.

Empecé a trabajar en una cancha de golf. Por la mañana estudiaba, almorzaba y me iba al golf. Yo tenía que llevarle los palos del patrón y después me iba a entrenar. Me ayudó muchísimo para crecer como persona y valorarlo todo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.