Lopetegui, dando instrucciones al equipo durante el partido de pretemporada ante el Liverpool en el Fenway Park de Boston | Imagen: Sevilla FC
Lopetegui, dando instrucciones al equipo durante el partido de pretemporada ante el Liverpool en el Fenway Park de Boston | Imagen: Sevilla FC

Durante las últimas semanas, han surgido muchas dudas relacionadas con el juego que está ofreciendo el Sevilla FC de Julen Lopetegui. La alarma comenzó a sonar tras la eliminación en Copa del Rey en Miranda del Ebro, y desde entonces, se respira un clima de preocupación en territorio hispalense. Son muchos los aficionados que no están nada contentos con el juego que el equipo ofrece sobre el césped, hasta convertirse en un objeto de reprimenda y así lo manifestaron en el Ramón Sánchez-Pizjuán el pasado domingo en el Sevilla-Osasuna. No obstante, la realidad es que esta plantilla ocupa actualmente la tercera plaza en LaLiga y continúa su camino en la Europa League. Este contexto se asemeja a la etapa de Manolo Jiménez como entrenador sevillista y que a continuación, analizamos.

El Sevilla de Jiménez

Cuando Manolo Jiménez llegó al Sevilla FC en octubre de 2007, se encontró con un equipo herido por la todavía reciente muerte de Antonio Puerta y por la repentina marcha de Juande Ramos. No obstante, tomó las riendas del club andaluz con maestría y dejó al equipo como quinto clasificado con 64 puntos al finalizar tal campaña. El técnico mejoró la hazaña en la 08/09, finalizando la misma con el Sevilla como tercer clasificado. Ya a finales de esa campaña comenzó a recibir críticas de muchos aficionados sevillistas, que exigía más al entrenador. Finalmente, en marzo de 2010, fue destituido tras empatar contra el Xerez. El Sevilla ocupaba entonces la quinta posición en LaLiga, a tan solo dos puntos de la Champions League. E igualmente, había conseguido llegar a la final de la Copa del Rey (que sería ganada contra el Atlético de Madrid tras firmar un 0-2). Además, Manolo Jiménez cerró su etapa como técnico sevillista con una buena media de 1,73 puntos por partido.

Lopetegui, situación similar

Julen Lopetegui está viviendo una situación similar a Manolo Jiménez en el banquillo nervionense. El conjunto parte como terceros en LaLiga y en octavos de final en la Europa League. Pese a ello, un sector de la grada sevillista no duda en mostrar su disconformidad con el juego del equipo. Cada vez son más los simpatizantes a favor de la marcha de Lopetegui. Bien es cierto que, en el último mes, quitando la contundente victoria contra el Getafe por 0-3, a este Sevilla se le hacen muy largos los encuentros, que igualmente no están faltos de sufrimiento y de autocrítica. Sólo dos victorias en los últimos ocho encuentros han encendido todas las alarmas.

La realidad de este Sevilla

Dentro de la exigencia propia de un club como el Sevilla FC, que debe competir al máximo nivel en todo lo que aspire, también debe haber espacio para «ver el vaso medio lleno». Aunque las reprimendas se repitan, ya cada día que el Sevilla FC juega un partido oficial, los números se muestran favorables a Lopetegui. El de Asteasu se ha convertido en uno de los entrenadores sevillistas del siglo XXI que más puntos ha sumado, superando a Machín, Berizzo y Montella.

Salvo la eliminación en Copa del Rey contra el Mirandés, la realidad es que este Sevilla lleva toda la temporada manteniéndose en la parte más alta de la tabla clasificatoria en LaLiga (actualmente ocupan el tercer puesto con 46 puntos) y ya se ha asegurado el billete a octavos de final en la Europa League contra la Roma. Todo un mérito para un entrenador que supo iniciar su proyecto en el Sevilla con los trece fichajes nuevos que aterrizaron durante el mercado estival en el club nervionense.

Paralelamente, es una realidad que este Sevilla se ha vaciado de la solidez que le caracterizaba durante el primer tramo de la temporada. Pero también es cierto que no ha perdido equilibrio, con un 50 por ciento de triunfos conseguidos en las 26 jornadas disputadas en LaLiga Santander.

El pánico por no conseguir los objetivos propuestos ha invadido Nervión. Existe el riesgo de que Julen Lopetegui repita la experiencia vivida por Manolo Jiménez en el club andaluz. En este contexto, cabe recordar que Carriço, en su despedida el pasado martes, apelaba a la unión entre afición y club para acabar la temporada de la mejor manera. Es necesario poner calma a la tormenta que hay sobre Nervión y que el debate sobre Lopetegui se apague con números, fútbol y resultados. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.