Sevilla FC fernando alegría aficionados noticias silogismo
Eduardo Cruz Acillona | El cristal con que se mira. Artículos de opinión sobre el Sevilla FC

¿Recuerdan ustedes cuál fue el último partido que disputó el Sevilla FC en el Sánchez-Pizjuán?… Efectivamente, fue el pasado 1 de marzo, jornada 26, contra el Osasuna. No ha pasado ni un mes y parece que fue hace un siglo… El siguiente partido debería haber sido contra la Roma… Un jueves… Mañana hace dos semanas… Y, dos días después, saltaron las alarmas y… ¿Qué les voy a contar que no sepan?

A partir de ese día, el fútbol se trasladó obligatoriamente a nuestras casas. Así, podíamos ver por el internete a jugadores del Real Madrid como Marcelo practicando deporte (llámalo deporte, llámalo ping-pong) en los infinitos jardines de su casoplón junto a su hermano, su primo o, más seguramente, su cuñao. Allí, tan relajados ambos, tan divertidos ellos, saltándose todas las normas del confinamiento y, qué curiosidad, sin ser sancionados por la autoridad competente, mientras que a los demás nos crujen 600 euros si no justificamos nuestra salida de casa. Manda narices que hasta en las pandemias los jugadores del Real Madrid se vayan de rositas a la hora de señalarles una infracción…

Hay otros que organizan campeonatos a distancia de FIFA20 (Ay, Reguilón, pa qué te metes…) por aquello de seguir viendo fútbol en televisión, pero no es lo mismo que te grite el entrenador desde la banda para motivarte o transmitirte órdenes a que te grite la parienta para que dejes ya “la tontería de la fifla esa” y pongas la mesa de una puñetera vez, que son las cuatro de la tarde y los niños están empezando a comerse las servilletas con ketchup.

En los primeros días de confinamiento, se puso de moda el reto de grabarse en video dando pataditas, cuantas más mejor, a un rollo de papel higiénico. (Que digo yo que si llega enterarse el Cortinglés de que los queríamos a eso, en vez de en el supermercado fijo que los hubiera vendido en la planta de deportes a precio no de Scottex o Colhogar, sino de Puma o de Nike). Bueno, pues allí que se lanzaron grandes figuras de nuestro fútbol patrio a grabarse y a mostrar al mundo entero sin pudor alguno que conseguían mejores resultados que cuando hacían lo mismo en los calentamientos pre-partido con un balón reglamentario.

A los pocos días, los más ecológicos, los más concienciados con el medio ambiente y, sobre todo, con las reservas de papel en casa, utilizaban para el reto solamente el rulo de cartón. A mí me invitaron a que participara pero aún no lo he hecho. Es que no sé dónde tengo el chándal, aunque creo recordar que mi madre se lo regaló a una amiga con hijos de mi edad cuando terminé la EGB…

El caso es que hemos cambiado los estadios de fútbol por el salón y el pasillo de nuestros hogares. Estas semanas, y las que nos quedan, jugamos en casa. Y ya sabemos todos que jugar en casa tiene, a priori, una cierta ventaja sobre el rival a la hora de poder ganar el partido. En este caso, contamos con la mejor afición del mundo, que somos nosotros mismos. Jugando en casa, mentalicémosnos, somos imbatibles. Y este partido, claro que sí, lo vamos a ganar.

Y por si necesitan elevar un poco la moral, aquí les dejo un microrrelato futbolero. Que lo disfruten. Y si les gusta, no hace falta que lo manifiesten con aplausos. Guárdenlos para las ocho de la tarde, que esos sí que son necesarios.

—————————-

EL PORTERO

Tras ser despedido, cambió su ocupación de portero de discoteca por la de portero de fútbol. Durante su primera temporada, el equipo perdió todos los partidos salvo el que disputaron contra el Real Madrid. Y es que en su área no dejaba entrar ni a un solo jugador con calcetines blancos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.