Joaquín y Navas pugnan por la pelota en el Derbi sevillano. | Fuente: El País
Joaquín y Navas pugnan por la pelota en el Derbi sevillano. | Fuente: El País

Ya ha comenzado en Sevilla la semana que desembocará en uno de los partidos de fútbol más esperados de toda la temporada. El conjunto de Lopetegui visitará el próximo domingo el Benito Villamarín, sede del fútbol bético. No será un mero partido de trámite, pues más allá de la repercusión que genere el resultado en la capital andaluza, si el Sevilla gana en un partido con Joaquín y Navas como participantes, se producirá un hecho histórico y muy llamativo.

Joaquín, tras Esnaola

Hace poco más de un mes, Joaquín Sánchez superó a Patxi Puñal como el segundo jugador en solitario con más derrotas en primera división (175). El récord, hasta ahora, corresponde a José Ramón Esnaola que alcanzó las 178 derrotas y Joaquín está a un único encuentro de igualar dicha marca.

Joaquín, al igual que Navas para el sevillismo, es el emblema por excelencia del beticismo y la posibilidad de alcanzar este dañino récord sería un hecho nada agradable de presenciar por toda la afición verdiblanca. Además, sabiendo que el próximo rival de los de Rubi es el conjunto de Nervión, podemos asegurar que el morbo en la ciudad de Sevilla está servido.

Navas, imparable

Un hueco en la fachada del estadio, vivo ejemplo para la cantera, un estadio que lleva su nombre… Sobran argumentos para demostrar que Jesús Navas, actual capitán sevillista, es el máximo estandarte del sevillismo actual y uno de los máximos exponentes, también a nivel histórico, de la entidad sevillista. Asimismo, para Navas, ganar este partido puede suponer el alcance de una marca histórica en el club.

Jesús Navas, apodado como El Duende de los Palacios por la afición sevillista, puede convertirse en el jugador con más victorias en primera de la historia del Sevilla. Alcanzar esta meta en el estadio de su máximo rival supondría un plus de motivación y alegría tanto para Navas como para todo el sevillismo. De momento, no queda más que esperar. Ambas aficiones cuentan las horas y miran constantemente el calendario a la espera de que lleguen las ansiadas nueve de la noche del próximo domingo, instante en el que se paralizará la ciudad de Sevilla para atender a lo que suceda en Heliópolis.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here