Sevilla
El Villarreal lográ un nuevo tanto frente al Sevilla

Malas noticias para el Sevilla, que certificó una derrota en su último partido en casa de la década. Sin grandes alardes, el Villarreal consiguió sacar los tres puntos del Ramón Sánchez-Pizjuán. Se desvanece de esta manera la posibilidad de volver a meter presión a Real Madrid y FC Barcelona, a las puertas del encuentro entre ambos. Pero lo más preocupante se encuentra en sus perseguidores, con el Getafe a tan solo un punto y con el Atlético de Madrid a dos.

Un Sevilla sin estabilidad

En cuanto al juego sevillista, la tesitura requiere de un profundo análisis. Para empezar, una faceta en la que el equipo se había empleado con bastante eficacia es la defensa. Ante el conjunto amarillo, la línea de centrales hizo aguas por completo. Fue muy sorpresiva la entrada de Carriço como titular en detrimento de un Koundé que estaba creciendo a pasos agigantados como central. Una decisión que acabó pasando factura al Sevilla. El portugués estuvo lento en la marca, inseguro en la salida y muy superado. Diego Carlos pudo asistirle en algunas ocasiones, pero no siempre. Tanto es así que en el primer gol, Albiol se adelanta con cierta soltura a Carriço para poder cabecear el balón. Igualmente, en el segundo tanto, Trigueros toma su espalda con demasiada facilidad cuando el portugués trataba de tirar la línea de fuera de juego muy tarde.

Aunque este problema deja un poso considerable, la falta de gol es una urgencia. El Sevilla llega en multitud de ocasiones al área rival, pero las ocasiones brillan por su ausencia. Poca opción en los remates, centros a ninguna parte, inexistencia del juego interior… Una retahíla de problemas que tienen su punto central en el delantero central. Una posición que ha rotado entre dos futbolistas sin que ninguno acabé por demostrar sus capacidades.

Por tomar notas positivas, lo cierto es que el ímpetu y la presión sevillista no bajó en ningún momento. El equipo puso todo de su parte para lograr la victoria y, posteriormente, al menos un punto. Los errores en las dos áreas acabaron condenando a un Sevilla con mucho potencial por descubrir.

De Jong, malas noticias

Sonora pitada se llevó el delantero holandés por parte de la hinchada sevillista. Su partido fue sumamente decepcionante. Prácticamente no entró en contacto con el balón y las pocas veces que ocurrió, o terminaba en pérdida o en un pase al compañero que le alejaba del área. Precisamente en esta zona, su actividad fue nula. Anclado en el segundo palo con cada centro, ni siquiera bregaba con los centrales para conseguir el remate. Fue la primera sustitución en un encuentro que puede marcar su trayectoria en el equipo.

Munir, un nuevo gol

Uno de los principales problemas para el conjunto hispalense en esta temporada parece no afectar al atacante sevillista. Munir regresaba a la titularidad en la Liga tras marcar en el Sadar. Esta vez, su tanto significó el empate del Sevilla, algo que a la postre no sirvió para nada. Queda por ver si, con el regreso de Ocampos, Munir quedará relegado a la suplencia. Desde luego, ha hecho méritos más que suficientes para gozar de más minutos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.