sábado 27 febrero 2021
13.2 C
Seville

Humildad, qué gran virtud

¿Has visto esto?

Hora de descubrir las aspiraciones reales

Vuelve la competición doméstica al Ramón Sánchez-Pizjuán. El Sevilla FC recibirá al FC Barcelona en el partido correspondiente a...

OFICIAL | Antonio Zarzana, sevillista hasta 2024

El Sevilla FC ha hecho oficial lo que los lectores de La Colina de Nervión ya sabían. Antonio Zarzana...

Julen Lopetegui: «Van a ser dos partidos muy diferentes»

El técnico del Sevilla FC, Julen Lopetegui, atendió a los medios de comunicación en la rueda de prensa previa...

Del mismo modo que es difícil averiguar si fue antes el huevo o la gallina, también resultaría complicado discernir si es la afición sevillista la que imita a la prensa o viceversa, pero lo cierto es que leer o escuchar los comentarios posteriores a cualquier partido del Sevilla Fútbol Club se ha convertido en un suplicio, salvo que se asomen a La Colina de Nervión, claro.

El fútbol es evidentemente una pasión que, por definición, casa poco con la racionalidad y se encuadra más en las emociones y sentimientos, pero ello no debe ser óbice para evitar la radicalidad de los análisis y, sobre todo, para eliminar la ansiedad de las vivencias propias. Aquella parte de la afición que denostaba a JLo desde el momento de su presentación por parte de Monchi quizá haría bien en relajar el ánimo y disfrutar de las victorias en lugar de insistir en la crítica a los defectos del equipo, teniendo en cuenta además la ampliación del contrato del vasco.

Es evidente que a todos los sevillistas nos gustaría ganar por goleada y sin que Bono tuviera que hacer intervención alguna, anhelamos no sufrir acometidas de los rivales ni encajar goles minutos después de marcar los nuestros, todos recordamos cuando teníamos goleadores que miraban más hacia la portería contraria que a la propia, suspiramos por recuperar la clarividencia de juego del pasado reciente y añoramos aquellos tiempos en los que teníamos a los líderes del proyecto corriendo por el césped en lugar de tenerlos en el banquillo y en el despacho.

Sin embargo, el anhelo de un mundo idílico deriva inexorablemente en frustración por la imposibilidad de conseguirlo y supone dejar de disfrutar de todo lo positivo que pone a nuestra disposición la realidad, pues lo cierto es que el Sevilla Fútbol Club se encuentra en octavos de final de la Copa del Rey y de la Liga de Campeones, y tiene asequible el objetivo de la ‘plaza Champions’ a poco que derrote al Elche en el partido pendiente. Ésa es la realidad del Sevilla Fútbol Club de hoy del que muchos sólo quieren ver defectos, probablemente condicionados por las iniciales críticas que vertieron contra JLo, de las cuales no quieren renegar, cuando lo cierto es que su trayectoria se corresponde con lo previsto en función de parámetros como el presupuesto, los ingresos, la masa social y la valoración de la plantilla.

En un simple ejercicio comparativo con respecto al año pasado se puede comprobar que las trayectorias son casi idénticas. En su primera campaña como sevillista, JLo sumaba en la jornada 17 del campeonato liguero 31 puntos, uno más que hoy, con una diferencia de goles de +4 frente a los actuales +6, después de haber obtenido 9 victorias, 4 empates y 4 derrotas frente a las 9-3-5 de esta temporada. La campaña 19/20 ya sabemos cómo concluyó por lo tanto no es muy razonable que a mediados de la actual sigan apareciendo determinados comentarios negativos que sólo se justifican desde un error de planteamiento.

Si el énfasis en lo mejorable procede de un exceso de nervios producto de la falta de costumbre de permanecer en la élite, sería recomendable que el personal se relajara un poco y se predispusiera a disfrutar de todo lo que tiene de maravilloso ser sevillista. Fuera angustias. Y recuerden que esto no es el solitario; aquí hay un equipo enfrente que también juega y se empeña en ganar.

Ahora bien, si es el inconformismo lo que provoca la exageración en la crítica entonces no hay remedio, pues se trata de una actitud vital que ni siquiera el interesado querrá modificar.

Una tercera opción más aconsejable es que se haya instalado en el sevillismo una ambición cuya mesura convendría calibrar para hacer de ella un factor de crecimiento, ya que asumida en exceso podría ser perniciosa y derivar igualmente en frustración. Recientemente, la cuenta oficial de Twitter de La Colina de Nervión sondeaba a los aficionados sobre el número de victorias que obtendría nuestro equipo en el favorable calendario del mes de enero. La mayoría de las respuestas apuntaban a un pleno de victorias sin dar la más mínima opción a un empate en Eibar o a un desliz ante el estreno de entrenador del Alavés. Maravillosa tamaña exigencia siempre y cuando no suponga engreimiento ni menosprecio a unos contrincantes que se afanarán tanto o más que los propios en sumar los tres puntos. Comportarse como hacen los dos prepotentes del fútbol español que ningunean al resto de participantes en las competiciones, a quienes no dan la más mínima opción apriorística de ‘campeonar’, supondría una perniciosa falta de humildad. Dejemos la chulería para aquellos que se piensan campeones antes incluso de que empiecen a rodar el balón con el argumento de que son ellos los que pierden sin otorgar el más mínimo mérito a los contrincantes. 

En medio de la pasión por unos colores, ponderar la crítica, la exigencia o el conformismo no es tarea fácil, pero no ello obsta para que cuidemos valores, como la humildad, sobre los que se cimenta nuestra grandeza.

Debatan sobre todo lo debatible y critiquen todo lo criticable, pero hágase con criterio y racionalidad en la medida de lo posible.

Por suerte no estamos en el caso de esos que quieren ganar la Liga jugando con seis defensas y al voleón. Toquen madera para que Don Ramón nunca nos ponga en semejante tesitura, porque entonces sí que habría debate.

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esto te interesa

¡Lo último!

Hora de descubrir las aspiraciones reales

Vuelve la competición doméstica al Ramón Sánchez-Pizjuán. El Sevilla FC recibirá al FC Barcelona en el partido correspondiente a...

OFICIAL | Antonio Zarzana, sevillista hasta 2024

El Sevilla FC ha hecho oficial lo que los lectores de La Colina de Nervión ya sabían. Antonio Zarzana ha firmado su renovación por...

Julen Lopetegui: «Van a ser dos partidos muy diferentes»

El técnico del Sevilla FC, Julen Lopetegui, atendió a los medios de comunicación en la rueda de prensa previa al partido liguero contra el...

Suso y Ocampos, novedades en el entrenamiento

El calendario del Sevilla FC se encuentra en el punto más álgido de la temporada. Inmerso de pleno en la lucha por la zona...

Julen Lopetegui, entre los diez mejores entrenadores de LaLiga en el siglo XXI

Julen Lopetegui es uno de los mejores entrenadores que han pasado por el banquillo del Sevilla FC en los últimos años. Los datos y...

Antes de irte... mira esto:

Los contenidos de La Colina de Nervión están protegidos por copyright y su reproducción total o parcial no está permitida.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad