👉🏻#CompartimosAfición 👈🏻

Compartimos Afición

Equipo, equipo

spot_img

¿Has visto esto?

Manuel Machucahttp://www.tresmilviajesalsur.es/
Escritor nacido en Sevilla. Ha publicado tres novelas, una de las cuales, "Tres mil viajes al sur", ha sido finalista del Premio Ateneo de Sevilla. Ha participado y coordinado la antología de relatos "El derbi final"

Acaba de comenzar LaLiga y ya tenemos el primer parón. Después de tanto tiempo esperando para gozar con nuestro Sevilla Fútbol Club, apenas probamos el caramelito del primer partido frente al Rayo Vallecano vamos a tener que esperar cerca de un mes para, eso sí, darnos un buen atracón con el partido frente al Barça de los De Jong y el Salzburgo de Mozart.

No pocas expectativas se han levantado en torno a nuestro equipo. Al menos, Lopetegui continúa con los pies en el suelo, y esperemos que los jugadores, salvo En-Nesyri, también los tengan. Porque, la verdad sea dicha, si el formidable delantero marroquí continúa elevándose entre las nubes para dar cabezazos como el que supuso el empate frente al Elche, mejor dejarlo que hable sin parar de que vamos a ganar LaLiga y que siga con sus testarazos al fondo de las mallas.

En casa lo tenemos claro. Ya lo dijo Gan, cuando Jul quiso aterrizar nuestras expectativas ligueras.

—¿A santo de qué no podemos hablar los aficionados de ganar LaLiga, Jul? Nuestro papel es el de animar a los jugadores, de presionar a los árbitros, de levantar la moral si las cosas se tuercen. Y eso lo vamos a hacer mejor si creemos que estamos llamados a ganar el torneo. Ya se encargarán los resultados de ponernos en nuestro sitio.

—La semana que viene hablaremos con más propiedad—sentenció Jul, recordando que venían dos platos fuertes para el Sevilla Fútbol Club, el Barcelona en liga y el inicio de la Champions—. Ya veremos si la nueva plantilla es tan profunda como dicen.

Yo no dije nada. Para qué, si nunca me hacen caso. En esto sí que no he mejorado mi papel. Quizás sea por eso que empatizo con Gnagnon, porque mis amigos me echan la misma cuenta que el técnico vaso al central galo. Pero pensar, pensé, por supuesto que lo hice. De hecho, lo que se me vino a la mente fue que para una vez que nos íbamos a enfrentar a un Barça sin Messi y aparentemente más débil que otros años, lo íbamos a tener que hacer sin alguno de los mejores futbolistas del Sevilla Fútbol Club. Y menos mal que el seleccionador argentino se ha dejado atrás a nuestro goleador Lamela y al lesionado Ocampos. Porque si no, Lopetegui sí que iba a tener que tirar por cojones de la cantera.

Que un aficionado al fútbol se muestre ilusionado a estas alturas de campeonato es lo normal, aunque la ilusión de algunos no haga sino confirmar la teoría sobre la ceguedad del amor. Que se muestre expectante indica un grado superior de realismo, porque de alguna forma conjuga el deseo de que este año sea el nuestro con la duda legítima de si seremos capaces de dar la talla ante equipos que, aunque hayan bajado aparentemente sus prestaciones acogen nombres con historia que aún pueden dar mucho de sí en el presente. Gente que ha tenido siempre mucha hambre, de títulos, se entiende, y que están dispuestos a continuar presidiendo el ágape liguero.

Y una de las circunstancias que generan más expectación es la vuelta al grupo de Jules Koundé. Mal haríamos los aficionados en acogerlo con crítica. Esto no va a ayudar al Sevilla Fútbol Club y nuestra misión es precisamente esa, la de empujar, no la de poner chinitas en el camino. Debemos creer la versión oficial de la ausencia consensuada en el último encuentro y quedarnos también con que lo dio todo por nuestros colores hasta el último partido cuando podría no haber puesto tanto empeño al estar cantada entonces su salida. Nuestra defensa tiene que ser la cerradura que haga posibles las ilusiones y expectativas que nos rondan en la cabeza, y debemos ser conscientes de que, aun con Koundé, es el centro de la defensa el que está más cogido con alfileres, también por culpa de otras expectativas que no se dieron.

Si los jugadores del Sevilla Fútbol Club tienen que ir partido a partido, desoyendo alabanzas, a nosotros nos toca comprender, aceptar… y animar desde el minuto cero hasta el pitido final. Sin cooling break (porque no nos dan agua) ni sustituciones tácticas. Y si nosotros sabemos perfectamente cuál es la misión de los futbolistas, también deberíamos ser conscientes de cuál es la nuestra. Porque los partidos los ganamos, y los perdemos, juntos.

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ver más

  • Responsable: A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esto te interesa

¡Lo último!

La doble Junta de Accionistas del Sevilla FC ya tiene fecha

El futuro institucional sigue acaparando noticias en la actualidad del Sevilla FC. Tras la solicitud realizada por Sevillistas Unidos...

Antes de irte... mira esto:

spot_img

Los contenidos de La Colina de Nervión están protegidos por copyright y su reproducción total o parcial no está permitida.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad