Kepa Blanco González nació en 1984 en Marbella (Málaga). Se formó en el equipo de su localidad (San Pedro de Alcántara), pasó por el juvenil del Marbella y un año después recaló en el juvenil División de Honor sevillista. Fue máximo goleador, con el por entonces Sevilla B, y ello hizo que diera el salto al primer equipo en el año 2004. Pasó tres temporadas en el equipo sevillista donde ganó una Copa de la UEFA y una Supercopa de Europa, perteneciendo así, a la primera generación gloriosa del Sevilla FC. Una lesión en la tibia le hizo retirarse del fútbol profesional con 30 años en el Guadalajara CF. Con la selección, fue internacional con la sub 20, siendo protagonista con un gol suyo, en la consecución de la medalla de oro en los Juegos Mediterráneos en 2005. En la Colina de Nervión tuvimos el gusto de entrevistar al ex futbolista del Sevilla y ex internacional español en categorías inferiores, Kepa Blanco.

A continuación le ofrecemos dos formas de seguir nuestro Cara a Cara a Kepa Blanco. Por formato audiovisual o escrito.

LC: Muy buenas Kepa, lo primero, muchísimas gracias por atendernos a la Colina de Nervión y bienvenido al Ramón Sánchez-Pizjuán.

LC: ¿A bote pronto, cual es el recuerdo más especial que le trae este campo?

KB: Quizás así de primeras, lo primero que se me viene a la mente es aquel gol de Antonio (Puerta) que supuso superar aquella semifinal y llegar a la final de la primera UEFA sevillista. Es por ello, que cada vez que entro al estadio y miro aquella portería me acuerdo.

LC: Para poder jugar en el Sevilla FC, es necesario tener un formación futbolística enorme. ¿Cómo fueron sus inicios en el mundo del fútbol?

KB: Yo no me federé hasta que fui cadete, en mi pueblo, San Pedro de Alcántara en Málaga. Posteriormente, cuando fui juvenil firmé por el Marbella, que era el equipo rival de mi localidad, y conseguí además debutar en Tercera División aquel año. Al año siguiente, el Sevilla se interesó en mí y firmé por el Juvenil División de Honor. A partir de ahí, pasé cinco años en la cantera del club, que evidentemente el Sevilla es un club que en cuanto a cantera, es de élite.

LC: ¿Quién fue su ídolo?

KB: Mi primer equipo es el Sevilla, pero siempre he sido fan del Barcelona. Recuerdo muchos jugadores de aquel Dream Team  y cuando era pequeño y lo veía por televisión, vi a jugadores de la talla de Ronaldo o Romario.

 «Cada vez que piso el Pizjuán, lo primero que se me viene a la mente es aquel gol de Antonio que nos hizo pasar las semifinales ante el Schalke»

LC: ¿Qué características de su juego se podían asemejar a aquellos ídolos de la infancia?

KB: A Ronaldo, pocas. Ronaldo era un futbolista muy potente y con unas condiciones de finalización en el uno contra uno extraordinarias y quizás mis características como jugador eran diferentes. Yo era un rematador de área, un jugador mucho más estático y en esto a Ronaldo, por desgracia poco me parezco.

«Ronaldo fue uno de mis ídolos de la infancia»

LC: ¿Cómo fue su llegada a Sevilla?

KB: Yo empecé a vivir muy cerca del Ramón Sánchez-Pizjuán, en la antigua pensión del Sevilla. Posteriormente, me fui a vivir con un ex jugador del  Sevilla, Lolo, y con otro jugador menos conocido (Vergara), que actualmente juega en el Vélez.

LC: Tras el paso por el División de Honor, llegó usted al Sevilla B. ¿Cómo fue su paso por el primer filial sevillista?

KB: Fue bastante rápido. Al poco tiempo de llegar, Joaquín Caparrós me convocó para un amistoso en Linares con el primer equipo. Tras ello, me quedé entrenando con el filial y tuve la suerte de que Manolo Jiménez contó conmigo.

LC: Año 2005. Fue máximo goleador con el Sevilla B, ganó la medalla de oro en los Juegos Mediterráneos, debutó con el primer equipo y el Sevilla FC se proclamó campeón de la primera UEFA al finalizar la temporada. ¿Quizás fue la mejor temporada de su vida?

KB: Sin duda fue uno de los mejores años de mi carrera deportiva. Viví muchos momentos inolvidables y aquel Kepa que estaba en el juvenil División de Honor se pudo consolidar en una difícil competición, que es la Segunda B, y el oro en los Juegos  Mediterráneos hizo que se nos brindara la oportunidad, tanto a Antonio (Puerta) como a mí, de hacer la pretemporada con el primer equipo. Continuar con esa buena línea en tan poco periodo de tiempo es complicado.

LC: Además, un gol suyo en la final fue clave para la consecución del oro en los Juegos Mediterráneos. ¿Cómo fue la experiencia?

KB: Fueron 15 días intensos y al final finalizó con la victoria sobre Turquía, que para todos los que estábamos allí supuso una alegría tremenda debido a que representar a tu país en unos Juegos Mediterráneos es algo importante y que para Antonio y para mí, que fuimos los representantes del Sevilla, fuera una experiencia  inolvidable.

LC: Usted tuvo dos grandes entrenadores en el primer equipo sevillista. A Joaquín Caparrós, queridísimo por la parroquia sevillista, y a Juan de Ramos. ¿Cómo entendían el fútbol uno y otro?

KB: Son dos entrenadores bastante diferentes.  Joaquín es un hombre que quizás, definido en pocas palabras, transmitía mucha intensidad y ello se reflejaba en el terreno de juego y Juan de Ramos era un entrenador mucho más reflexivo y analítico. En ello era bastante más diferente a Joaquín.

«Representar a tu país en unos Juegos Mediterráneos es algo importante y que para Antonio y para mí, que fuimos los representantes del Sevilla, fue una experiencia  inolvidable»

LC: En el Sevilla B tuvo como entrenador a Manolo Jiménez, que luego pasó a entrenar al primer equipo.  ¿Por qué cree que no terminó triunfando en el primer equipo?

KB: Es complicado. Una vez que se va Juande del Sevilla, una vez logrado todos los títulos que se consiguieron… el listón cuando está arriba es complicado mantenerlo. Y pese a que el Sevilla haya continuado manteniendo el listón alto, quizás en ese momento se tuvo menos paciencia con el de casa y ello penalizó a Manolo. A Manolo le tengo un gran cariño porque fue un entrenador que a mí me marcó muchísimo, me enseñó y confió muchísimo en mí. Pese a todo, los resultados que obtuvo en el primer equipo y en el filial están ahí.

LC: Cómo futbolista, habrá disputado aquí (Ramón Sánchez-Pizjuán) partidos increíbles. El partido más especial para los sevillistas, el derbi. ¿Cómo se vive un derbi sevillano desde la piel del futbolista?

KB: Esa semana es siempre  especial ya que el derbi lo es. Eso marca, no sólo la semana previa sino también semanas posteriores. Por eso la relevancia y la importancia que tiene ganar un derbi y ser superior al rival. Al fin y al cabo no dejan de ser tres puntos, pero en una ciudad como Sevilla son más que eso.

LC: Tras una grandísima campaña 2005/06, comenzó la temporada 2006/07. Realiza un hat-trick al Levante, llega Kerzhakov al equipo y el club decide cederle al West Ham inglés. ¿Cómo  fue su experiencia?

KB: Tras ese gran inicio de ampaña, llegó el mercado de diciembre y al final todas las partes estábamos de acuerdo, convencidas de que lo mejor era salir. En este caso, salí cedido a Inglaterra. La experiencia es algo muy positivo. El conocer otra cultura, otro fútbol totalmete diferente, un fútbol que desde el punto de vista organizativo está muy bien y para mis características era una buena oportunidad.

«El derbi no solo marca esa semana, sino también semanas posteriores y en una ciudad como Sevilla son más que 3 puntos»

LC: Tras llegar de la Premier,  vuelve usted a España y firma dos temporadas con el Getafe. La primera, no tan mala, jugando cerca de 20 partidos. La segunda, más turbia. Además, en 2008 fallece un gran amigo suyo como Antonio Puerta. ¿Quizás estaba en el peor momento de su carrera?

 

KB: A nivel deportivo, hay que saber separar lo anímico de lo deportivo. Curiosamente, justo el primer enfrentamiento que tengo contra el club que me había formado, fue precisamente aquel en el que Antonio fallece. Fue un palo duro. Antonio Puerta era más que un simple compañero de equipo. En lo personal, uno se lleva un palo duro y le hace reflexionar acerca de muchas cosas sobre este deporte. En el Getafe es verdad que ese comienzo de temporada no fue lo esperado por mí y al final una serie de consecuencias hizo que mi etapa allí no fuera lo fructífera que yo esperaba.

LC: Cuéntenos cómo era Antonio Puerta y como recibió la fatal noticia.

KB: Antonio era la alegría del vestuario constante. Era una persona que se hacía querer por el resto de compañeros. Era ese jugador que siempre estaba animando, dando apoyo, estaba siempre de broma. Era ese futbolista que en los momentos delicados siempre estaba ahí  para darte ese apoyo y subir el ánimo del vestuario con esa picaresca particular que tenía.

«El primer partido al que me enfrento al Sevilla con el Getafe fue en el que Antonio Puerta fallece. Fue un palo muy duro, era más que un simple compañero»

LC: Tras su paso por el Getafe, llega usted al Recreativo de Huelva para intentar realzar su carrera de la mano de un amigo  suyo como es Pablo Alfaro. Un año regular y otro en blanco. ¿A qué se debió el drástico bajón?

KB: Pues evidentemente, cuando firmo mis expectativas de volver a meter en el fútbol profesional eran altas debido a que el Recre es un club histórico y había pertenecido temporadas atrás a Primera División. No tuvimos un buen inicio de campaña y Pablo Alfaro fue destituido y a partir de ahí, se toman una serie de decisiones institucionales que al final me afectaron a mí. Resultado de ello fue que me tiré un año y pico sin jugar. Pero bueno, son cosas del ámbito futbolístico que uno entiende como normales y en este sentido no se le guarda ningún tipo de rencor al club.

LC: ¿El fallecimiento de Antonio afectó a su rendimiento deportivo?

KB: No. Como dije antes,  hay que saber separar lo anímico de lo deportivo. Es cierto que uno se lleva un palo duro y se lleva mucho tiempo reflexionando. Quizás no descansas como tienes que descansar. Evidentemente, ello influye en lo deportivo, pero si uno se quiere dedicar a este deporte tiene que saber separar este tipo de circunstancias.

LC: Curiosamente, su bajón deportivo viene a partir de 2008.

KB: Sí, coincide con ello y he escuchado muchas veces que ese bajón tuvo que ver con la  muerte de Antonio, pero yo continué llevando a cabo los mismos hábitos deportivos. Evidentemente, como te digo, uno pasa una mala racha emocional y de sentimientos porque evidentemente cuando a uno se le marcha un ser querido es algo que a todos nos afecta. A partir de ahí comienza una etapa deportiva mía mala y que no tiene correlación con lo de Antonio.

LC: Cómo jugador del Recre ¿Qué opinión le merece la actual situación del decano?

KB: En el momento que yo estuve allí, ya se empezaron a ver una serie de cambios institucionales que al final tienen que ver en lo deportivo y que se veía que eran consecuencia de lo que hoy en día sucede en el Recreativo de Huelva. Es una pena que como un club histórico el decano del fútbol español se encuentre en una situación tan delicada. Está a tiempo de meterse todavía en el fútbol profesional. Está en Segunda B, que es una categoría cercana a la Segunda División, la cual te permite a nivel institucional y económico ser rentable. Esperemos que esto suceda lo antes posible. Como te digo, una ciudad como Huelva y un club tan histórico no se merece estar en una situación como esta.

«Mi bajón deportivo a partir del 2008 no tiene nada que ver con el fallecimiento de Puerta»

LC: Entonces, rescinde contrato con el Recre y ficha por el Guadalajara, pero una lesión de tibia le obliga a abandonar la práctica del balompié. ¿Fue esa la causa o hubo más factores?

KB: El hecho de dejar de jugar fue porque tuve una trombosis posterior a aquella lesión en la tibia, pero fue en relación a ello. Estuve dos meses y medio inmovilizado y me mandaron pincharme Heparina. Yo, como soy un poco bruto, no me pinché todas las cajas de heparina que mandaron. Según los  médicos, eso hizo que la lesión se tornara en una trombosis,  lo que hizo que estuviera seis meses de tratamiento y finalmente dejar de jugar.

«En el momento que yo estuve allí, ya se empezaron a ver una serie de cambios institucionales que, al final, tienen que ver en lo deportivo y que se veía que eran consecuencia de lo que hoy en día sucede en el Recreativo de Huelva»

LC: Haciendo un balance total sobre su carrera ¿Cambiaría algo?

KB: Esta pregunta me la han hecho mucho… y no, no cambiaría nada. Uno, cuando es deportista, tiene que asumir los errores y los aciertos que toma en sus decisiones y bueno, me siento orgulloso y privilegiado de haber hecho lo que desde pequeñito me ha gustado hacer…. y aunque hoy no me dedique profesionalmente, lo hago en los banquillos, como entrenador.

LC: Cuando acaba su carrera, ficha por el cuerpo técnico del  UD. San Pedro, su localidad natal. ¿Cómo se vive el fútbol en la piel del entrenador y en la del futbolista? ¿Cambia mucho?

KB: Es muy diferente. No tiene nada que ver. Yo siempre lo tuve claro. Cuando era futbolista, tenía claro que quería ser entrenador, lo tenía en mente desde hace mucho tiempo. Cuando uno es entrenador piensa en la gestión de grupo, en la dirección del equipo, en cómo gestionar los futbolistas para que saquen el mayor rendimiento que es el  principal objetivo del entrenador. El  futbolista, sin embargo, piensa de manera totalmente diferente. El jugador  tiene ese ego y es egoísta, porque por encima de todo no se da cuenta de que pertenece a  un colectivo y la labor del entrenador es totalmente contraria. Tiene que mirar por el bien colectivo y el común.

«No cambiaría absolutamente nada de mi carrera»

LC: Usted ha pasado por muchos equipos y ha compartido vestuario con otros tantos futbolistas. ¿Quién ha sido el mejor jugador con el que ha compartido vestuario?

KB: Sin duda, con Andrés Iniesta. Tenía 17 años y recuerdo perfectamente cuando íbamos Antonio (Puerta) y yo con la Sub-17. Recuerdo aquellas concentraciones en la antigua Ciudad Deportiva del Madrid, al lado de las torres KIO. Coincidí con Andrés y me di cuenta de que ahí había un jugador diferente y a las pruebas me remito. Ha sabido mantener un nivel muy alto en un club con tanta exigencia como el Barcelona, con la dificultad que ello conlleva.

LC: Del Sevilla FC, ¿A quién destacaría como compañero?

KB: Quizás me quede con Renato. Creo que es un futbolista que para cualquiera que llegaba de la cantera siempre estaba ahí para darte consejos y ayudarte. Dentro del terreno de juego era un ejemplo a seguir y que ayudaba  a la toma de mucha de las decisiones. No tuvo una palabra más alta que otra y, además, en el  terreno de jugo daba mucho rendimiento.

«Andrés Iniesta ha sido el mejor futbolista con el que he compartido vestuario»

LC: ¿Y como futbolista?

KB: Pff, complicado. Quizás me quede con Daniel Alves. Fue el futbolista que más explotó las condiciones que tenía desde su llegada a Sevilla.

LC: ¿Cree que hoy en día es más difícil triunfar en un equipo si procedes de su filial?

KB: Sí, evidentemente. Porque el Sevilla es un modelo totalmente diferente al que yo pertenecí hace 15 años. Las dificultades que tiene hoy en día un canterano son mayores. No es cuestión de potencial sino que hoy en día, por ejemplo, el Sevilla FC es un club consolidado y que no tiene las necesidades económicas que el Sevilla de entonces y eso hace que los chicos de abajo tengan más dificultades de triunfar.

LC: ¿Cómo ve al filial en Segunda División y qué jugador cree que puede acabar en un futuro en el primer equipo?

KB: Este año  no he tenido la oportunidad de verlo mucho porque al final, el juvenil al que entreno (Nueva Sevilla) quita mucho tiempo  y muchos partidos me han coincidido con los del filial sevillista. Aun así, conozco a varios jugadores del año pasado. Quizás el futbolista que viene con más proyección del año pasado, aunque como te digo no he tenido la oportunidad de verlos mucho y sé de las fluctuaciones que sufre un jugador a lo largo del año… pero Diego González pienso que es ese futbolista que más opciones tiene de estar ahí.

«Hoy en día es más difícil triunfar en el Sevilla si provienes del filial»

LC: Ha dicho usted que hoy en día entrena a un equipo juvenil que es la Nueva Sevilla.  ¿A eso se dedica hoy en día Kepa?

KB: Sí y a todas las cosas que conlleva ello. Hoy en día, un entrenador no es como antiguamente, que sólo tomaba decisiones y ponía un once titular. Son muchas cosas, a pesar de entrenar un juvenil de un barrio humilde  de aquí, de Sevilla, son muchas cosas las que hay que tener en cuenta: vídeos, corte de vídeos, análisis del rival… Son multitud de factores que tienes que tener en cuenta si el día de mañana quieres entrenar a un club y te aseguro que te lleva mucho tiempo de trabajo.

LC: Aunque hoy en día entrene al juvenil del Nueva Sevilla, si el Sevilla le ofreciera la posibilidad de entrenar a un club de la cantera,  ¿aceptaría?

KB: Por supuesto que sí.  El Sevilla siempre va a tener una parte dentro de mí y aquí me tienen para ayudar en todo lo posible al club que me dio la oportunidad de debutar y jugar en Primera  División; mis puertas siempre estarán abiertas.

«Si el Sevilla me ofreciera entrenar un equipo de la cantera, lo haría encantado»

LC: ¿Cree que triunfará Sampaoli en el Sevilla?

KB: Sí. Creo que los futbolistas que tiene en el Sevilla y los conocimientos que tiene Sampaoli de fútbol va acorde con esos futbolistas y al final es cuestión de tiempo que el Sevilla consiga sus objetivos. Evidentemente el listón en la consecución de títulos es alta y el Sevilla tiene equipo y jugadores para hacer un año bueno y conseguir esos objetivos.

LC: ¿Qué planes de futuro tiene en mente?

KB: Evidentemente ir creciendo. Cuando uno se dedica a ser entrenador hay que prepararse, hay que formarse bien. Yo, cuando era pequeño, mi objetivo era llegar al máximo nivel en el fútbol. Lo he conseguido y mi meta como entrenador es la misma. El tiempo dirá si uno lo consigue o no.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.