Banega disputa el balón con un rival en el Valencia - Sevilla | Imagen: Sevilla FC

La undécima jornada del campeonato liguero, disputada entre semana, deparó un clásico del torneo: el Sevilla visitó Mestalla para enfrentarse al Valencia. Dos conjuntos con el mismo objetivo, el de obtener plaza para la ansiada Liga de Campeones.

El choque se saldó con tablas en el luminoso, un premio agridulce para los hombres de Lopetegui, que buscaron hasta el final la victoria en un intenso envite.

Igualada primera mitad

Comenzó el encuentro con un tira y afloja sin dominador claro. Quince minutos en los que el balón no tuvo un dueño claro. Pasado el primer cuarto de hora, los que ejercieron de locales se fueron creciendo poco a poco. Liderados por Coquelin y Kang-In Lee, los valencianistas generaron más sensación de peligro que sus rivales. Por su parte, los hispalenses mantuvieron la compostura en defensa durante la tempestad. Las lesiones de Escudero y Coquelin fueron un punto de inflexión. La balanza se volvió a igualar y los andaluces, pese a la improvisada entrada de Gudelj como central y el paso de Koundé al lateral, no se arrugaron. Tanto es así, que el único tiro a puerta del que dispuso el equipo se transformó en gol, obra de Ocampos. Con ese resultado se fueron los dos conjuntos a vestuarios.

Se escapó la victoria

El inicio de los segundos cuarenta y cinco minutos estuvo marcado por un paradón de Vaclik que evitó un empate que hubiese supuesto un golpe moral para los visitantes. Pasaban los minutos y la intensidad era la protagonista absoluta. Se sucedían los acercamientos sin finalizaciones claras. Siguieron imponiéndose las defensas, y los de Lopetegui no bajaron la presión. La mala noticia llegaría pasado el minuto setenta: Fernando vio la cartulina amarilla, lo que supuso una sanción que cumpliría ante el Atlético de Madrid. Pero instantes después, llegó el empate de los de casa, que dejó frío a los rojiblancos. Así finalizó un frenético choque en Mestalla.

Los goles del Valencia – Sevilla

0-1. En una de las pocas jugadas de peligro que generaron los rojiblancos en el primer acto, ya en el descuento, Lucas Ocampos remató a las mallas desde la frontal un fenomenal pase de Fernando. No pudo hacer nada Cillessen, al que el chut le cogió a contrapie.

1-1. Rubén Sobrino anotó de cabeza una falta botada por Parejo desde la banda derecha.

Dio la cara

No se le pudo reprochar a los de Lopetegui la actitud. Pese a la situación adversa de la lesión de Escudero, no perdió la compostura en ningún momento.

Por poner alguna pega, los últimos metros fueron, como siempre, el talón de Aquiles de un equipo que juega y llega, pero que no acaba de ver con claridad la meta contraria. Las sensaciones son buenas, pero los goles son los que determinan para qué lado cae la balanza en los partidos.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.