Julen Lopetegui, entrenador del Sevilla FC, durante el partido ante el Espanyol | Imagen: Fran Santiago - Getty Images
Julen Lopetegui, entrenador del Sevilla FC, durante el partido ante el Espanyol | Imagen: Fran Santiago - Getty Images

La Torre del Homenaje representaba la parte principal en la estructura de los castillos medievales. Es su torre más alta y último baluarte defensivo en caso de un ataque. Esta torre era especialmente importante por el hecho de que en ella residía el señor del castillo y representaba la última línea defensiva, una vez que el enemigo atravesara todas las demás barreras. Por todo ello, su defensa era cuestión de vida o muerte.

Lopetegui y su torre

En una situación similar se encuentra actualmente el bueno de Julen Lopetegui, mientras va viendo cómo se derrumban las líneas defensivas (prensa, afición, directiva, plantilla…) que él mismo fue construyendo. Partido a partido, desde su llegada, fue ganando fiabilidad y respaldo… pero todo ello lo ha ido perdiendo hasta el punto de que, actualmente, Monchi se ha convertido en su particular Torre del Homenaje y en el único bastión que lo separa de una cada vez más justificada carta de despido.

Reconozco que resulta especialmente inquietante e incomprensible el bajón físico y mental que está sufriendo el equipo. El Sevilla FC de Lopetegui es incapaz de llevar el peso de los partidos y, lo que es peor, de puntuar a un ritmo que le permita no descolgarse del objetivo señalado por la entidad. De seguir así, se escapará la Liga de Campeones.

¿Puede ser Getafe el punto de reacción? Sin duda. ¿Parece posible a día de hoy que el Sevilla FC de Lopetegui consiga igualar el nivel de intensidad y competitividad de los de Bordalás? Harto improbable. Sin embargo, el fútbol es completamente indescifrable y tiene estos giros de guión que tanto hacen disfrutar al aficionado.

Una última esperanza

Precisamente, en ese factor de incertidumbre confían los aficionados sevillistas de cara a la sobremesa del próximo domingo. El Sevilla FC de Lopetegui tiene equipo de sobra para pegar un puñetazo en la mesa y dejar muy claro en Getafe que, por muy loable que sea su temporada, la cuarta plaza debe ser para los de Nervión. Por todo ello, se antojan apasionantes estas próximas semanas. En ellas, el Sevilla FC de Lopetegui deberá ofrecer una madurez que le permita ir reconstruyendo esa confianza perdida en 2020. Recuperar la solidez e ir avanzando en Europa Legue y las posiciones que le permitan disputar el próximo año Champions.

Lopetegui, en sus propias manos

En las manos de Julen Lopetegui está que dicha reconquista tenga lugar. Pese a que la Torre del Homenaje en la cual le tiene Monchi cobijado es muy resistente, nada es eterno. Menos aún la paciencia de un club que ha demostrado que no le tiembla la mano cuando tiene que amputar la raíz del problema.

Por el bien del Sevilla FC y de un entrenador que se merece triunfar en Nervión, ojalá el Coliseum Alfonso Pérez y el Sánchez-Pizjuán el próximo jueves sean testigos de la reacción nervionense.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.