Flores, jugadora del Sevilla Femenino, en un lance del partido ante la Real Sociedad | Imagen: Javi Barroso - La Colina de Nervión
Flores, jugadora del Sevilla Femenino, en un lance del partido ante la Real Sociedad | Imagen: Javi Barroso - La Colina de Nervión

El Sevilla Femenino recibió a la Real Sociedad en la jornada número 8 de la Primera Iberdrola en el Estadio Jesús Navas. Todo lo llovido la noche anterior dibujó un paisaje agradable, donde no hacía ni frío ni calor. Entre las nubes, de vez en cuando se dejaba asomar un cálido rayo de sol. Las sevillistas llegaban de haber endosado una derrota por la mínima ante el Levante de la exbética Pry. Por su parte, las de Arconada venían de perder de forma abultada (1-4) frente al vigente campeón de la élite femenina. En un momento crucial con los números muy justos, ambos equipos iban con las ganas de sumar tres puntos a su casillero y se notaría en el terreno de juego. Sin embargo, el conjunto sevillista no logró sumar ni un punto ante una Real Sociedad mucho más efectiva.

Inversamente proporcional

La primera mitad del partido entre Sevilla Femenino y Real Sociedad se caracterizó por una progresión inversamente proporcional en ambos equipos. Mientras que la Real comenzó muy fuerte y fue quien abrió el marcador en el minuto 15, sobre el ecuador las de Cristian Toro salieron al despliegue. Estuvieron dominando y encerraron a una Real Sociedad que poco a poco fue perdiendo su personalidad. Quiñones hizo una gran actuación bajo palos para salvar a las suyas de cada intentona sevillista. En una de las más claras para las nervionenses, Payne se metió sola hasta la cocina sorteando a una muy sólida defensa visitante. Encontró una grieta y le pegó, con potencia, pegada al área chica. Sin embargo, la guardameta realista sacó unos reflejos imposibles para lograr despejar el esférico. Se sucedieron ocasiones, como un disparo de Falknor tras un buen centro de Olga que se topó con el palo o un cabezazo de Maite Albarrán que se fue desviado por poco. No obstante, el marcador marchó al descanso con el 0-1 de Latorre.

Desajustes

En el segundo periodo la desesperación sevillista por anotar un gol que pudiera salvar el marcador es clave para entender los diferentes desajustes, tanto de visitantes como de locales. Las sevillistas tuvieron varias ocasiones, por lo que pudieron haber anotado más goles. La desesperación fue mayor cuando llegó el gol de Kiana en el minuto 50. Mayor aún fue cuando Toni Payne logró colar la pelota, pero el tanto no subió al marcador por fuera de juego.  La Real Sociedad también cometió fallos, sobre todo defensivos, en uno de esos pudo haber anotado Karpova, pero estaba la rusa algo rezagada. Sin embargo, sí que tuvo efectividad, lo que terminó decantando la balanza hacia las vascas. El premio llegó en el minuto 67, gracias al disparo de falta directa de Virgy y a una defensa realista lenta.

Los goles del Sevilla Femenino – Real Sociedad

La Real Sociedad abrió la lata en el minuto 15 de partido. Fue Bárbara Latorre desde la frontal la encargada de materializar el 0-1 tras un disparo potente que dejó plantada a Cata Coll. A los cinco minutos de comenzar la segunda mitad, otro gol volvería a caer como un jarro de agua fría a las sevillistas. Kiana Palacios hizo el 0-2 tras dos rechaces de la guardameta sevillista, a la tercera fue la vencida.

Virgy volvió a hacer de las suyas para dar aliento a las de Cristian Toro, en el minuto 67 hizo el 1-2, para reducir distancias. El lanzamiento, de falta directa, parecía mas un centro que un disparo, pero el balón es paseó y terminó colándose en las mallas de la portería defendida por Quiñones.

Mejora insuficiente

El Sevilla fue de menos a más en una primera mitad en la que la Real Sociedad abrió el marcador. Fue precisamente a partir de ese 0-1 (merced al tanto de Latorre), cuando las de Cristian Toro comenzaron su despliegue para encerrar a unas vascas que fueron perdiendo personalidad de forma progresiva. La segunda mitad fue muy parecida a la primera, añadiendo a esta los desajustes que favorecieron que el Sevilla pudiera anotar el 1-2. El empate estuvo en las botas de Virgy tras un pase de Maite. En boca de gol, el balón se fue alto para desesperación nervionense.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here