El Sevilla Femenino no pudo hacer nada en contra del Barcelona, que supo marcar ambos tantos en el mejor momento. Aún así, las rojiblancas jugaron con una potencia y una velocidad impresionante. El campo Jesús Navas llenó gran parte de los asientos, cuyos espectadores no pararon de animar en ningún momento.

Polémica primera parte

El Barcelona es uno de los equipos más fuertes de la Primera Iberdrola, y en el encuentro ante el Sevilla Femenino no tardó en demostrarlo. La primera parte empezó con intensidad para ambos conjuntos, que buscaron la meta contraria desde el inicio del encuentro. Sobre el minuto de diez de partido Alexia le pegó con la zurda desde el centro del campo, creando peligro. En la contra, el Sevilla supo aprovechar un hueco en la defensa de las azulgranas, siendo Payne la que logró pasarle un balón raso a Olga Carmona, que finalmente se estrelló con el palo.

Un Sevilla fuerte volvió a intentarlo, llegando Karpova a la portería velozmente. Con la misma velocidad, salió Paños con el puño cerrado a evitar un tanto que para el publico pareció inevitable. El encuentro siguió con un ritmo frenético hasta los últimos minutos de la primera parte. Un fallo de la defensa hizo que Hermoso se quedara sola ante Noelia Ramos, a la que batió sin mayor complicación. El Sevilla no se vino abajo en el momento que mejor estaba, intentando llegar a la portería en varias ocasiones. Cometti tiene en el tiempo añadido un encontronazo con Graham que obliga a las asistencias médicas a entrar al campo.

Acción en la segunda parte

Nada más comenzar la segunda parte del encuentro, el Barcelona salió directo hacía la portería sevillista. El equipo de Cristian Toro empezó a animarse y a aumentar el ritmo con los minutos. Un choque fortuito de Cometti con Alexa hace que esta última se caiga, subiendo la tensión en las gradas. Jenni Hermoso volvió a intentarlo, pero Noelia paró con dificultar encauzando de nuevo el partido.

La grada no paró de animar en un encuentro en el cual las rojiblancas demostraron velocidad y buen fútbol, atacando constantemente la portería contraria. Hacia el minuto ochenta y cinco del encuentro, la combinación entre Olga Carmona y Jenni Morilla comenzó a funcionar. Varios golpes directos a la portería de Paños se produjeron gracias a las botas de ambas futbolistas. Un error de Noelia Ramos que salió a detener a Oshoala acabó en el inevitable gol que cerraría pocos minutos después el encuentro. Partido en el que se vio un Sevilla más animado y con una estrategia firme, aunque fue imposible superar a las líderes actuales de la Primera Iberdrola.

Próxima parada, Logroño

Tras hacer un partido con bastante potencia, el Sevilla viajará para jugar ante el Logroño Femenino. El equipo de Geraldo se encuentra actualmente en una holgado cuarto puesto de la clasificación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here