Fernando y Ocampos, con De Jong al fondo, celebrando el tanto anotado por el brasileño para el Sevilla FC ante el Levante | Imagen: Ana Marín - La Colina de Nervión
Fernando y Ocampos, con De Jong al fondo, celebrando el tanto anotado por el brasileño para el Sevilla FC ante el Levante | Imagen: Ana Marín - La Colina de Nervión

El equipo nervionense y el Levante UD protagonizaron una eliminatoria vibrante en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. Los de Paco López se plantaron en Nervión con Coke y Campaña en el once. Lopetegui, por su parte, presentó un once de gala, con Vaclík bajo palos por lesión de Bono durante el calentamiento. Bajo una fría noche, el Sevilla FC no tuvo que esperar a última hora y logró sin apuros el pase a los octavos de final.

Munición de fogueo

El primer tiempo del partido fue un espejo de lo que le viene ocurriendo al Sevilla durante toda la temporada. Los de Lopetegui tuvieron grandes oportunidades, mucha presencia en ataque e, incluso, se adelantaron en el marcador. Sin embargo, la falta de puntería en la vanguardia impidió que cayeran más goles y el Levante, en la segunda llegada a puerta, marcó su tanto. Nolito tuvo dos claras en los primeros diez minutos, pero no acertó con la portería en ninguna de ellas. Ocampos también tuvo la suya, pero su remate con la cadera se fue fuera por poco. Sergi Gómez también tuvo un balón franco para rematar de cabeza a bocajarro, pero erró. Al final del primer tiempo, un 75% de posesión e innumerables llegadas al área granota… pero nada, empate a uno.

Mejor segunda mitad

Fue tras la reanudación cuando el Sevilla FC encontró la puntería que le faltó en la primera mitad. Al tempranero gol de Ocampos le siguieron otro buen número de ocasiones, pero volvieron a usar munición de fogueo. Los de Lopetegui encontraron un filón ejerciendo una fuerte presión a la salida del balón del equipo granota y las pérdidas del Levante dieron lugar a buenas oportunidades. Nolito tuvo varias, una tras una jugada de muy bella factura en la que tiró dos paredes con sus compañeros hasta que, finalmente, su disparo lo detuvo Aitor. El Levante también tuvo ocasiones, como un balón al palo que mandó Campaña de saque directo de córner o un disparo fuerte de Rochina contra la meta de Vaclik, que el checo despejó muy acertadamente. Todo temor fue disipado por el buen hacer del Sevilla que consiguió anotar el tercero y tuvo ocasiones para más. En-Nesyri, debutante en Nervión, la tuvo por partida doble. Primero, en jugada personal, delante de Aitor, su disparo fue despejado por el meta visitante. En la siguiente jugada, disparó fuerte Gudelj y rechazó el portero levantinista. El balón lo recogió En-Nesyri, chutó, pero la defensa bloqueó su disparo. No paró ahí el marroquí, porque en el minuto 92 intentó una espectacular chilena, que dibujó bien, pero que se fue fuera por tan solo unos centímetros. Hubiera sido el golazo de la jornada, sin ninguna duda.

Los goles

El primer tanto del Sevilla FC fue obra de Fernando. El brasileño presionó la salida de balón de la defensa levantinista y consiguió que perdieran el esférico. Ocampos recogió la pelota ya dentro del área. Ante la presencia de Vezo, la pasó a Fernando, el cual la recibió en el punto de penalti y recortó a un defensa antes de, con la pierna derecha, fusilar a Aitor Fernández y anotar el primero de la noche.

El empate del Levante llegó a balón parado. Rochina colgó una falta dentro del área y Duarte cabeceó sin marca y mandó el cuero al fondo de la portería de Vaclik.

Justo tras la reanudación llegó el segundo del Sevilla. Morales despejó un balón hacia el centro del campo y allí la recibió Ocampos, con la única oposición del seis del Levante, Duarte. El defensa tapaba la visión del portero y esto lo aprovechó el argentino del Sevilla para ajustar su disparo y sorprender a Aitor Fernández. De nuevo por encima en el electrónico con un buen gol del mejor de la temporada, Lucas Ocampos.

El tercer gol del Sevilla fue de Óliver Torres, pero la autoría bien se la merece De Jong en gran parte, debido al buen hacer del holandés. El nueve sevillista recibió el balón en un desmarque dentro del área, escorado al córner. Regateó, vio como Óliver entraba por la media luna del área y le puso raso el balón, de forma perfecta, para que el extremeño rematase al primer toque, fuerte, seco y directo a las mallas.

La moraleja

El Sevilla FC no especuló en un partido en el que se jugaba seguir en la competición. Salió a ganar desde el principio y pudo sentenciar el choque en la primera mitad, pero la falta de acierto arriba lo evitó. Mejoró en la segunda parte y consiguió el marcador que mereció sobre el césped. Para destacar, la mejoría de De Jong, un jugador que poco a poco va a más. Ocampos, siempre brilla y Óliver Torres hizo un partido muy destacado. También Fernando, en la sombra como siempre, que sacó la cabeza a la luz con ese primer tanto que abrió el marcador.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.