Pepe Castro, durante su discurso en el XIV Encuentro de Peñas Sevillistas, celebrado en Torrox | Imagen: Sevilla FC
Pepe Castro, durante su discurso en el XIV Encuentro de Peñas Sevillistas, celebrado en Torrox | Imagen: Sevilla FC

El presidente José Castro ha reconocido en el Canal 6 de la televisión mexicana que la entidad andaluza tiene interés en invertir en El Tiburón, equipo de la Liga MX. Aunque hay que ser cautelosos, el directivo se muestra ambicioso ante la posibilidad de difundir la marca Sevilla FC por el mundo.

Desembarco en Veracruz

El pasado jueves, el Club Veracruzano de Fútbol Tiburón se convirtió oficialmente, tras un pago in extremis de cinco millones de pesos, en la quinta franquicia de la LBM. Gracias a la aportación de un grupo empresarial alterno (en el que se cree que podría estar involucrado el Sevilla FC) el equipo consiguió ver la luz después de un largo camino administrativo para jugar en la nueva Liga Mexicana. Con esto se vuelve a levantar a un club, el CD Veracruz, desaparecido y refundado ya en varias ocasiones por problemas económicos.

Fuentes del gobierno veracruzano han revelado que el Sevilla FC está interesado en el proyecto como accionista. Entonces, se le preguntó al presidente sevillista sobre el asunto: “Es un proyecto del que aún no puedo hablar. No estoy en disposición de datos, pero es verdad que estamos abiertos a cualquier posibilidad tanto en México como como en algún país donde encontremos un proyecto interesante para nuestras pretensiones de internacionalización.”

El presidente admitió que las ganas están. El proyecto se está estudiando, pero hay que ir con tranquilidad. Son momentos en los que hay que ir con cuidado, pues un paso en falso puede ser fatal: “Es un tema que estamos estudiando, pero no me gusta adelantar cosas que no están conseguidas y que permanecen en proyecto. Lo vemos con buenos ojos y sabemos del nivel de la Liga Mexicana. Es uno de los lugares donde tenemos puestas esperanzas, ideas y planes deportivos.”

Amplitud de miras

José Castro no quiso pecar de optimismo ni pretendió avanzar nada que no estuviera más que asegurado. Sin embargo, dejó bastante clara la postura ambiciosa del club. El presidente señaló, además, que el Sevilla FC quiere abrir escuelas como las que ya tiene en las ciudades de Nueva York, Nueva Jersey o Miami. Esta voluntad de internacionalización la refutó Monchi en su momento con unas declaraciones. En ellas dejó ver los propósitos del club en mercados como el estadounidense, el asiático o el mexicano. No es ningún secreto, por lo tanto, que México es un punto señalado como fundamental para la entidad. El desarrollo de los equipos pasa ahora por su proyección más allá de las fronteras propias. Los clubes son grandes empresas con miras internacionales, que apuntan a intereses que van más allá del plano puramente deportivo. El progreso, por lo tanto, pasa por proyectar una imagen potente de la corporación por todo el globo, y el club hispalense no quiere quedarse atrás.

A los archiconocidos modelos de Madrid y Barcelona, en los que las largas giras en pretemporada juegan un papel fundamental para la sostenibilidad de los clubes, y a las competiciones de carácter local que deciden llevar a sus equipos a competir a territorios extranjeros, se suman clubes como el Atlético de Madrid. Hace tiempo que el club colchonero emprendió su estrategia propia en esta carrera por ampliar su círculo de influencia. El equipo madrileño compró en 2017 el San Luis, equipo también de la segunda mexicana. Hizo lo mismo con el Atlético de Kolkata de la Superliga de India o el Lens francés. Otro ejemplo es el del Real Betis, cuya inclinación por hacerse con un equipo de la categoría de plata portuguesa, el Desportivo de Mafra, ya adelantaron los compañeros de Muchodeporte.

Una afición sedienta de ilusión

Este nuevo proyecto de El Tiburón esconde detrás la intención de no perder el legado de un club histórico como lo era el CD Veracruz. Fundado en 1943, el equipo de la ciudad portuaria llegaría a ser en sus inicios varias veces campeón del título de liga y copa. En 2019, tras varias refundaciones, el club no podría seguir soportando unos problemas económicos gravísimos a los que se les sumaría una racha de un año sin ganar un partido oficial (un total de treinta y tres partidos). Después de esto el equipo quedaría calificado como el peor equipo de la historia de la Primera División Mexicana.

Ahora la entidad pretende partir de cero en una nueva etapa, pero sin olvidar de dónde viene. Vestirá los mismos colores (rojo y azul) y ya lucha por conseguir un aval para jugar en el Luis “Pirata” Puente, estadio donde lo hacía el desparecido CD Veracruz. Para todo ello, necesitan de inversores.

 

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.