Diego Carlos y Koundé durante la celebración de un gol con el Sevilla FC de Lopetegui | Imagen: Sevilla FC
Diego Carlos y Koundé durante la celebración de un gol con el Sevilla FC de Lopetegui | Imagen: Sevilla FC

Muy orgullosos deben estar Lopetegui y sus hombres de la solidez defensiva que han impregnado al Sevilla. Atrás quedaron los tiempos en que la afición echaba en falta contundencia y seguridad en la zaga del conjunto hispalense. De 25 partidos oficiales disputados hasta el momento, el equipo andaluz ha dejado la portería a cero en 13 de ellos. Son números para seguir apostando por este Sevilla de Lopetegui que, por el momento, suple la evidente falta de gol con una sobresaliente actuación defensiva.

Presión y repliegue

Es el estilo del técnico vasco. En lo que va de temporada se ha podido apreciar en el equipo una marcada tendencia por la presión alta. Cuando esta táctica se ha llevado a cabo correctamente, el Sevilla ha sido capaz de poner en un aprieto a sus rivales. Es una de las claves para evitar los goles en contra y, a su vez, generar ocasiones de peligro. Con los últimos entrenadores de primer nivel que han pasado por Nervión, se echaba en falta habitualmente la garra y la intensidad que tiene el equipo hoy en día.

Más de un partido y más de un título habría conseguido el Sevilla de la última década si hubiera llevado un mínimo control de los tiempos del partido. Cuando el conjunto de Lopetegui va arriba en el marcador y se acerca el minuto final, habituales son las carreras buscando la esquina del campo rival o los toques de seguridad para mantener el balón y dejar que el tiempo corra. Son facetas del juego que contribuyen a concluir los partidos sin goles en contra, lo que también aporta una notable confianza y seguridad a los porteros.

Diego Carlos, la suerte de Lopetegui

Al fin y al cabo, los que acatan las órdenes del míster y las plasman sobre el terreno de juego son los futbolistas. En este sentido, Lopetegui y su Sevilla se han topado de cara con uno de los fichajes revelación del año, Diego Carlos. El brasileño, una de las apuestas de Monchi desde su regreso, está llevando la batuta de la zaga sevillista. Además, su magnífica condición física le hace llegar con fuerza al área rival. Ya ha transformado dos goles en lo que va de temporada, el último, para abrir la lata frente al Mallorca.

Puede estar acompañado por Carriço, Koundé, Sergi Gómez… Pero en el once de gala de Lopetegui, siempre va a estar Diego Carlos. Es, en resumidas cuentas, el cerrojo del Sevilla.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.