Ocampos, del Sevilla, pugnando con Nacho en el partido ante el Valladolid | Imagen: Sevilla FC
Ocampos, del Sevilla, pugnando con Nacho en el partido ante el Valladolid | Imagen: Sevilla FC

El Sevilla volvió del parón y se enfrentó al Real Valladolid en Zorrilla. Allí, el Sevilla llegó con un pobre bagaje de una victoria en Liga en este siglo. Con este triunfo, los de Lopetegui rompieron con ese mal fario y consiguieron encaramarse a la tercera plaza de la tabla clasificatoria. Lo peor del partido, la expulsión de Ocampos y la situación de Navas, quien se marchó lesionado.

Gol tempranero

El encuentro comenzó con ambos equipos tanteándose y sin un dueño claro del esférico. Sin embargo, el Sevilla tardó poco en imponerse al centro del campo del Valladolid y a mandar en el juego. Pronto llegaría la alegría para el equipo hispalense, puesto que en el minuto 10, Nolito fue objeto de penalti. Con el Sevilla por delante en el marcador, subió la intensidad y siguió mandando y creando ocasiones. El Valladolid no se echó atrás y también pisó área rival. El mayor arma de los pucelanos fueron los centros desde las bandas, con los que crearon bastante intranquilidad en la zaga nervionense. Sandro, incluso, mandó un balón al larguero, tras un remate acrobático en el minuto 38. Antes de acabar el primer tiempo, Nolito tendría una ocasión magnífica para poner tierra de por medio en el marcador. Sin embargo, solo ante el portero, tras un error de la defensa pucelana, el gaditano intentó lucirse en vez de asegurar y el portero la atrapó sin despeinarse.

Sobró la segunda parte

La segunda parte comenzó trabada y con el Valladolid apretando para igualar la contienda ante el Sevilla… y la historia cambió poco durante el segundo periodo. Mucho centrocampismo y pocas ocasiones entre dos equipos que acusaron el desgaste que hicieron durante el partido. Lo más destacable del segundo tiempo fue un tanto anotado por Diego Carlos que correctamente no subió al marcador por falta del defensor brasileño del Sevilla. Para finalizar con una segunda mitad desagradable, Ocampos fue expulsado al ver la segunda cartulina amarilla.

Un gol en el Valladolid – Sevilla

Tras la falta a Nolito, el árbitro (ratificado por el VAR) señaló penalti. Banega lo lanzó muy centrado y Masip evitó el gol. Sin embargo, el árbitro mandó repetir el penalti puesto que el portero del equipo vallisoletano se había adelantado y no estaba en posición legal. En la repetición de la pena máxima, Banega lo lanzó a la escuadra, imposible para el meta vallisoletano, y el primer gol subió al marcador.

Control y tres puntos

Partido muy poco vistoso el que disputaron Valladolid y Sevilla en Zorrilla. Un encuentro controlado por el Sevilla y en el que el equipo entrenado por Sergio González perdió la contienda en el centro del campo. Por parte nervionense, muy bien Banega y un excelso Fernando, que recuperó más de una docena de balones. Nolito se ganó estar en el otro lado de la balanza. A él le hicieron el penalti, pero a la hora de elegir qué hacer cada vez que tuvo el balón, su decisión fue errónea siempre.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.