Gradas del Ramón Sánchez-Pizjuán reformadas | Imagen: Sevilla FC
Gradas del Ramón Sánchez-Pizjuán reformadas | Imagen: Sevilla FC

El Bergantiños es uno de los nueve equipos que tiene que cambiar de estadio para cumplir las normas impuestas por la Federación. Ante la negativa del Deportivo de La Coruña de ceder Riazor, el Bergantiños Sevilla podría disputarse en el feudo sevillista.

As Eiroas, no

Nada más conocerse el resultado del sorteo, el club gallego solicito que el partido se jugará en su campo. Pese a los arreglos que se realizaron para intentar que se jugará allí, la RFEF lo rechazó. El motivo principal es que el campo de As Eioras es de césped artificial, y aunque es de última generación, la Federación dejó bien claro que, si uno de los equipos era de categoría profesional, como es el caso del Sevilla, la eliminatoria deberá disputarse en un campo con césped natural. Ante la negativa de la Federación, el club gallego llevo a cabo varias protestas y manifestaciones durante el pasado fin de semana para que se les deje jugar en el Municipal de As Eiroas, de Carballo.

Tampoco en Riazor

La alternativa que propuso el presidente del Bergantiños Luciano Calvo al saber que no iba a ser posible jugar en su humilde estadio fue la de disputar el partido en Riazor. El problema es que el Deportivo ha denegado la solicitud alegando que dos días después, el 20 de diciembre, tienen un partido como locales en su estadio y no quieren que el césped se estropee dos días antes de un partido clave contra el Tenerife. Otro no más para el Bergantiños, que ha sacado un comunicado en el que critica al club Coruñés por no dejarles su estadio en «uno de los días más importantes de su historia» después de «apoyar siempre al Dépor de forma incondicional».

En Sevilla

Ante la imposibilidad de jugar en Riazor, acabar jugando en el Ramón Sánchez-Pizjuán es la alternativa que maneja la RFEF y el Bergantiños. En tal caso, el Sevilla cedería los beneficios económicos de la venta de entradas al Bergantiños, pero el malestar del club gallego va más allá ya que el partido debía ser una fiesta para la pequeña localidad de Carballo y con el desplazamiento no podría disfrutar del partido todo el mundo. La Federación de momento no se ha decidido del todo y los aficionados de ambos equipos no dejan de presionar para que se juegue en As Eiroas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here