Gameiro celebra su primer gol ante el Málaga | Imagen: Ismael Molina

El Sevilla recibió al Málaga en la vigésima jornada de la Liga BBVA. Entre los objetivos de los sevillistas, mantener la racha de victorias ligueras consecutivas en el Ramón Sánchez Pizjuán, cuya cifra ascendía a ocho hasta la visita del equipo de la Costa del Sol. La serie de nueve triunfos consecutivos se dio por última vez en la temporada 56/57, cuando el equipo, entrenado por Helenio Herrera, consiguió hasta doce triunfos consecutivos como local.

El partido comenzó muy igualado, con un equipo malacitano que salió al ataque y presionando a los sevillistas desde arriba con el objetivo de impedir que sacaran el balón jugado. El Málaga llegaba claramente al área de Sergio Rico y a los de Unai les costaba mucho jugar sobre el césped, pero aun así no renunciaban a sacar el balón jugado desde atrás. Varios disparos desde la frontal del lateral derecho del Málaga, Rosales, y de su jugador estrella Amrabat, pusieron el uy en la grada, pero la sangre no llegó al mar. El Sevilla también tuvo algunas llegadas en el inicio del partido, gracias a la penetración de Tremoulinas por su banda, que puso varios pases que atajó Kameni e incluso brindó una gran oportunidad a Krohn-Dehli para abrir el marcador. En el minuto 34, Tremoulinas recibe en el pico del área un balón largo en ataque y acierta a ver desmarcado al danés, al que le deja el balón con la cabeza; sin embargo, el centrocampista del Sevilla no atinó y le imprimió demasiada fuerza al remate, que se fué a la izquierda de la portería malaguista.

Sería tan solo cinco minutos después, en el 39, cuando abrió la lata el equipo de Nervión. Rami sacó en largo una falta desde su propia área y le puso un balón de oro a Gameiro, que desde la frontal del área levantó el balón ante la salida de Kameni, consiguiendo un precioso gol de vaselina a favor del Sevilla. Estupenda finalización del delantero galo, que supo encontrar la confluencia entre elegancia y eficacia para marcar el primer tanto del partido. Pero a Gameiro le quedaba más magia en sus pies. Dos minutos después, en el 41, un contragolpe del Sevilla tras robo de balón finaliza en un pase al hueco de Krohn-Dehli para el desmarque de Vitolo. El canario le pasó el balón a Gameiro, que se desmarcaba en el centro del área y el atacante francés, ante la salida de Kameni, levantó de un solo toque lo justo el esférico para superar al meta y marcar otro golazo. Delirio en la grada ante el derroche de calidad del máximo goleador del equipo esta temporada. Este segundo gol ante el Málaga, con el que se llegó al descanso del partido, significó su tanto número 53 con el Sevilla.

Segunda parte de infarto

La segunda parte empezó con el mismo Sevilla sobre el césped, pero por el contrario, el ritmo del Málaga bajó varios enteros y ya no se veía esa agobiante presión sobre la defensa del equipo nervionense. A los pocos minutos de la reanudación, el Sevilla tuvo en su poder la oportunidad de que llegara el tercero. Banega recibió solo el balón en la esquina del área y puso un pase raso al área chica, pero ningún jugador hispalense llegó a tiempo para rematar y el esférico se paseó por delante de la portería malagueña. El Málaga lo siguió intentando, pero Sergio Rico y la defensa del equipo de Unai acertaron a cortar el peligro en cada llegada. El equipo de la Costa del Sol volvió a recuperar las fuerzas y,  a pesar de que las ocasiones más claras fueron del Sevilla, el que llegó fue el gol que le dio vida al Málaga. Charles, máximo goleador del equipo de Javi Gracia, disparó a bocajarro un balón bombeado al área tras el saque de una falta. Recobró la vida el Malaga con este gol en el minuto 71, que le permitía soñar con arañar algún punto en Nervión. Más cuesta arriba aún se puso el partido para la parroquia sevillista cuando, en el minuto 83, Vicente Iborra fue expulsado tras ver la segunda tarjeta amarilla. El Sevilla con 10 jugadores y el Málaga apretando; minutos de tensión en la grada sevillista, que no paró de animar al equipo en busca del gol de la tranquilidad. Este tanto no llegó, pero el equipo de Unai supo salvaguardar su meta e impedir la igualada malaguista.

Novena victoria consecutiva y paso adelante en la búsqueda del objetivo de la clasificación europea. Ahora toca cambiar el chip de nuevo y pensar en la Copa del Rey, recibiendo al Mirandés en un partido que en el que no debe haber relajación por parte sevillista.


FICHA TÉCNICA

Sevilla FC (2): Sergio Rico, Coke, Rami, Dani Carriço, Trémoulinas, Krychowiak, Cristóforo (Iborra, minuto 63), Vitolo, Éver Banega (José Antonio Reyes, minuto 76), Krohn-Dehli (N’Zonzi, minuto 85) y Kevin Gameiro.

Málaga CF (1): Kameni, Rosales, Albentosa, Weligton, Boka, Camacho, Recio, Amrabat (Roque Santa Cruz, minuto 67), Castro, Côp (Duda, minuto 53) y Charles.

Goles: 1-0, minuto 39: Kevin Gameiro. 2-0, minuto 41: Kevin Gameiro. 2-1, minuto 69: Charles.

Árbitro: Estrada Fernández, catalán. Expulsó por doble amonestación a Iborra y Boka. Amarillas para Coke, Côp, Cristóforo y Camacho.

Estadio: Ramón Sánchez-Pizjuán. 38.000 espectadores

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.