Sevilla FC
Óliver Torres, disparando a puerta durante el partido en Leganés| Imagen: Sevilla FC

En la capital se disputó un partido clave entre el Leganés, luchando por evitar el descenso, y el Sevilla FC buscando afianzar la cuarta plaza. Los de Nervión venían con una racha de cuatro empates consecutivos y la plaza champions en peligro si se dejaban puntos en Butarque. El Sevilla FC salió en Leganés decidido a llevarse los tres puntos, afrontando el partido con decisión, y sobre todo, aprovechando las oportunidades de gol. 

Partido encaminado

Los primeros minutos del partido se pudo ver al Sevilla FC que salió con la intención de tener el control del balón. Justo después de la lesión del central pepinero, Omeruo, En-Nesyri la tuvo muy clara para abrir el marcador. El partido estaba en punto muerto, con acercamientos sin peligro para los guardametas. Pero en el minuto 22 Óliver Torres la enganchó desde la frontal para hacer el primero del encuentro. El gol dio al Sevilla FC aún más dominio territorial, dejando al Leganés prácticamente sin recursos para acercarse a la portería de Vaclik. La pausa de hidratación volvió a hacer efecto en los de Lopetegui. En el minuto 35 Óliver Torres anotó el segundo gol del partido. Los últimos minutos previos al descanso se vio un Leganés más ofensivo, intentando recortar distancias en el marcador de cara a la segunda mitad. Pese a ello, el club hispalense logró mantener la ventaja de dos goles al pitido del árbitro.

Seguridad defensiva

El inicio de la segunda mitad siguió el mismo guión de la primera, un Sevilla FC que mantuvo el dominio sobre el terreno de juego. Aunque, tanto los locales como el conjunto hispalense, buscaban la portería rival, no consiguieron generar ocasiones claras de peligro. El jugador cedido al club madrileño, Bryan Gil, tomó la iniciativa en el ataque del Leganés, provocando que el Sevilla diera un paso atrás. Los de Aguirre seguían teniendo el control del balón pero no hacían sufrir a la zaga sevillista. La segunda mitad careció de emoción, con un Sevilla FC que no buscaba la portería de Cuellar. Sin embargo, Munir cerró el partido en el minuto 81. El tercer gol del Sevilla mató prácticamente el encuentro, destacando una gran parada de Vaclik para mantener la portería a cero. 

El Sevilla FC solventando problemas

La falta de gol y el no rematar los partidos acompañaron al Sevilla FC durante las anteriores jornadas. El partido que planteó Lopetegui se asemeja a lo habitual, un equipo con intenciones claras de mantener la posesión y el control del partido. Sin embargo, Óliver Torres hizo un doblete en la primera mitad dejando una ventaja de dos goles, dando margen de error a un equipo castigado con empates. El tercer gol del Sevilla FC dio fe de que el equipo es capaz de hacer gol con muy poco. Tras una segunda parte sin apenas ocasiones por parte del club nervionense, Munir siguió llamando a ser el delantero que necesita el equipo. Lo más importante, es que el equipo no sufrió en defensa, y supo rematar el partido para afianzar la cuarta plaza una jornada más.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.