Eduardo Cruz Acillona | El cristal con que se mira
Eduardo Cruz Acillona | El cristal con que se mira

Según la Balonpedia, que es la enciclopedia que consultan los más futboleros, la batalla de Las Navas de Tolosa tuvo lugar en Jaén allá por el año de 1212, enfrentando a tropas cristianas de Castilla, Aragón, Navarra, León y Portugal contra el ejército almohade con victoria de los primeros, poniendo el punto de partida a lo que años después dio en llamarse la Reconquista.

También contra ejércitos de Castilla, Aragón, Navarra, etc… plantó batalla nuestro más fiero guerrero, que no es de Tolosa sino de Los Palacios pero que también lleva por nombre Navas. En concreto, 355 batallas solamente en la Liga española desde su debut contra el Español hace ya casi dieciséis años, el 23 de noviembre de 2003. Se convierte así en el jugador del Sevilla con más partidos disputados, batiendo el record de históricos como Campanal, Arza o Jiménez, quien ostentaba el título hasta ahora.

No terminan ahí las cifras redondas de nuestro canterano. Está a un solo partido de alcanzar la cifra de los 80 jugados en Europa, algo que, previsiblemente, no logrará mañana en Luxemburgo pero que no tardará mucho en hacerlo. Y si sumamos los partidos jugados en Copa del Rey y Supercopa de España, el total de batallas asciende a 493, muy cerca de la cifra, tan redonda como estratosférica, de 500, que multiplicada por los kilómetros que corre por la banda en cada partido, nos da para recorrernos España varias veces sin que haya cristiano ni musulmán que nos detenga e, incluso, para ir a Dudelange y volver.

Porque allí, en Dudelange, en Luxemburgo, mañana jueves el Sevilla alcanzará otra cifra redonda: la de 200 partidos disputados en Europa (aunque el ABC se descolgaba ayer con la cifra de 204). O sea, que salimos a un título europeo por cada 33 encuentros, lo cual no está nada mal. Por no hablar de la cifra resultante de los kilómetros que habrá recorrido un aficionado (que los hay, y muchos) que haya asistido a todas y cada una de esas eurocitas futboleras que se juegan entre semana a nada que te alejas mínimamente de Sevilla Este.

Sin embargo, creo que para el aficionado sevillista no hay número más redondo que el que figura en su carné de abonado, el de las acciones que posee y que compró con esfuerzo e ilusión, el de su asiento en el estadio, el de los años que hace que sus abuelos le regalaron su primera bufanda, el del dorsal de su ídolo que luce en su camiseta, el del resultado del primer partido presenciado en directo hace ya tanto tiempo, el de los días que faltan para el próximo encuentro, el del 14 de octubre, el del minuto 16, el de los familiares que acuden puntuales a ver el partido desde el tercer anillo del Sánchez-Pizjuán, que también es redondo…

Y ya para terminar con los números, que parece mentira que seamos de letras, si hay una cifra redonda que está en la mente de todos esta semana entre la afición de Nervión, esa es la del 0-5. Lo que viene siendo, mayormente, una manita. Así sea.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here