Los jugadores del Liverpool celebran su pase tras eliminar al Dortmund | Imagen: critica.com.pa

El conjunto de Anfield empezó esta Europa League de forma dubitativa con hasta tres empates consecutivos, pero con la llegada de Klopp el equipo fue a más y en las eliminatorias fue capaz de eliminar a Manchester United, Borussia Dortmund, tras remontar un 1-3, y al Villarreal.

El Liverpool será el rival del Sevilla en la final de la Europa League, pero para ello los de Anfield Road no han tenido un camino nada fácil durante su camino hasta Basilea. Por el camino han ido dejando a rivales de la altura del Manchester United, Borussia Dortmund o recientemente Villarreal. Y en cuanto a sus números hablan por si solos: 6 victorias, 7 empates y solo 1 derrota.

Fase de grupos irregular

El conjunto inglés empezó el torneo de una forma irregular empatando los tres primeros partidos y sumando solo 2 victorias de 6 posibles en toda la fase de grupos, donde se encontraba con Girondins de Burdeos, Sion y Rubin Kazán. Los dos primeros empates fueron con el ex-entrenador Brendan Rodgers, pero a partir de la jornada 3 ya estaba a cargo del Liverpool Jurgen Klopp.

Con el entrenador alemán ya se vio como los ingleses fueron a más en el torneo, consiguiendo su primera victoria en la cuarta jornada en Kazán para luego certificar su pase a dieceseisavos tras ganar por 2-1 al Girondins. En la última jornada verían como acabarían primeros del grupo B tras empatar con el Sion.

Un pase adelante en las eliminatorias

Los dieceseisavos se presumían fácil para los ingleses, pues enfrente tenían a un Augsburgo en horas bajas en la Bundesliga, pero la ida quedó 0-0 y la vuelta se saldó con un ajustado 1-0, pasando el Liverpool por solo un gol. En los octavos se vería un duelo histórico, ya que era el primer enfrentamiento en una eliminatoria europea entre los dos clásicos del fútbol inglés, Liverpool y Manchester United, y los ganadores serían los de Anfield tras quedar 2-0 y 1-1 en Manchester.

Llegaban así los cuartos de final y se enfrentarían dos de los mejores equipos del viejo continente, nada más y nada menos que Borussia Dortmund y Liverpool. La ida tuvo el aliciente de ver la vuelta de Klopp a Dortmund menos de un año después de su marcha y el recibimiento fue espectacular, en un partido donde el resultado fue de 1-1 y con aparente ventaja para la vuelta. Pero los alemanes son un hueso duro de roer y eso quedó demostrado cuando se llegaron a poner 1-3 en Anfield y con pie y medio en la semifinal, aunque no sabían que enfrente tenían a un equipo que como dice su himno nunca caminará solo (You’ll never walk alone) y poco a poco con el apoyo de su grada fueron remontando, hasta el punto de marcar el definitivo 4-3 en el tiempo de descuento.

Pasaron así a semifinales los de Klopp y enfrente tendrían esta vez al Villarreal, un conjunto que tenía la esperanza de lograr el pase a su primera final europea en su cuarto intento. La ida se resolvió con un gol en el tiempo de descuento de Adrián que daba ventaja al submarino amarillo, pero la vuelta fue de claro dominio por parte de los Reds, que aplastaron al Villarreal con un contundente 3-0 y sellaron así su pase a la final de la Europa League.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.