Sampaoli en el Vicente Calderón / Imagen: Mundo Deportivo

Una vez más, el Sevilla mostró su peor cara en el Vicente Calderón. La derrota ante el Atlético de Madrid hace peligrar la tercera plaza. Y es que el cuadro de Sampaoli se ha abonado a un bajón muy marcado y lleva enseñando sus carencias en las últimas semanas. En el choque que se vivió en la capital en la tarde del domingo, otra vez, Sampaoli no acertó con sus ideas y no trasladó al césped buenas sensaciones.

Sin intenciones

El Sevilla se presentó en el Vicente Calderón tras una semana muy dura. Un empate ante el Leganés en el Sánchez-Pizjuán y la eliminación de la Champions League. Era una buena oportunidad para olvidar todo lo acontecido. Sin embargo, los antecedentes hacía indicar que el Sevilla estaría de luto y de capa caída. Así fue. Mientras el Atlético de Madrid fue a por el partido desde el primer minuto, el Sevilla se cocía a fuego lento. La cocción no llegó en ningún momento del partido.

Fallo en el primer gol

El primer tanto del partido lo hizo Godín. En una falta botada por los colchoneros antes del descanso que remató el charrúa solo en el área. Una pasividad defensiva que condenó al conjunto de Jorge Sampaoli. La primera parte acabaría con el 1-0 en contra y tocaba remar contracorriente. El Sevilla regaló el primer gol del partido y lo cabaó pagando.

Sin rumbo

N’Zonzi y Nasri no supieron guiar al Sevilla en ningún momento. Ambos estuvieron perdidos en la medular y el ritmo del juego no lo llevó ninguno de los dos. La mala racha del Sevilla coincide con el mal momento de ambos. Hasta ahora, habían sido jugadores indiscutibles, pero ninguno de los dos pareció saber cual era su sitio en el Calderón. La batuta se cayó de la mano de ambos.

Jovetic y Correa, de nuevo suplentes

Sampaoli quiso refrescar la imagen del Sevilla dando entradas a los jugadores más eléctricos del banquillo. Casualmente, fueron las mismas sustituciones que ante el Leicester, donde también tuvo que recomponer al equipo. Fueron los mejores jugadores nervionenses en el Calderón pero no pudieron más que fabricar un gol en los últimos minutos. Jovetic entró por Lenglet, que no jugó ante los Foxes, y Correa por Ben Yedder. El argentino hizo el 3-1 final para dejar ver que las únicas sensaciones positivas son que tanto él como el montenegrino están enchufados. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.