Arana frente al Zalgiris Vilnius. Imagen | La Colina de Nervión.

La dirección deportiva del Sevilla FC echa humo en estos días. Las negociaciones tanto en las renovaciones como en las nuevas contrataciones, colpsan la agenda de Monchi. Uno de los futbolistas que lucha por hacerse con un puesto para la próxima temporada es el lateral brasileño, Guilherme Arana que aprovechando la llegada de Lopetegui, quiere llegar en las mejores condiciones a la pretemporada para convencer al técnico vasco. No obstante, lo tendrá complicado puesto que el club desde que finalizó la temporada, le busca acomodo.

Profesionalidad

El futbolista concedió durante sus vacaciones, una entrevista a Fox Sports donde reconoció que se está poniendo físicamente a tono durante su periodo de descanso: «es el momento de centrarse en el Sevilla, de trabajar duro hasta el final de las vacaciones y de llegar con la mejor forma física para mostrarles que estoy aquí. Soy un profesional. Todavía pertenezco al Sevilla, estoy de vacaciones y trabajando para prepararme para la próxima temporada de la mejor manera», declaró un motivado Arana. Así mismo, desveló que no tomará ninguna decisión sobre su futuro sin previo consenso con su familia y mostró cierta preferencia por quedarse en la capital hispalense: «Soy un profesional, hablo con mi familia. Las mejores decisiones se toman entre todos. Lo demás ya llegará, aunque me gusta Sevilla«.

Ofertas

Arana llegó a la entidad hispalense procedente del Corinthians con el cartel de futura promesa del fútbol brasileño a razón de 11 millones de euros. Sin embargo, su falta de adaptación y la poca confianza depositada por los entrenadores que han pasado por el Sevilla FC durante su estancia, ha provocado que el futbolista no haya tenido continuidad (desde su llegada en enero de 2018 ha participado tan solo en 25 encuentros) y su valor de mercado ha bajado de diez a tres millones, según la web especializada Transfermarkt. El lateral ha sido relacionado recientemente con clubes de Portugal, concretamente el Benfica y Oporto, sin olvidar que en la última ventana de invierno estuvo muy cerca de volver al Corinthians. 

La premisa de Arana es clara, su prioridad es quedarse en el Sevilla, tiene contrato hasta 2022. Para ello, tendrá que tener el visto bueno de Julen Lopetegui. El ex técnico del Real Madrid tendrá la última palabra sobre el futuro del brasileño.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.