Corazón Sevillista | La columna de Juanma Díaz
Corazón Sevillista | La columna de Juanma Díaz

Reconozco que el tema de las apuestas no lo llevo muy bien. Estamos asistiendo a un despliegue brutal de casas de juegos y de apuestas tanto en locales físicos, como en páginas de internet, como en aplicaciones móviles. Y reconozco que esto es algo que me da miedo, mucho miedo. La ludopatía creciendo de manera exponencial por la facilidad que supone acceder a este tipo de aplicaciones.

Mucha gente joven apostando por cualquier cosa. Crean el gancho de los primeros 20 € gratis como regalo de bienvenida y en un par de clicks ya se puede estar realizando la primera apuesta. Y estamos hablando de adolescentes que están en plena época de crecimiento, que no han terminado de madurar, que muchas veces no sabrán controlarse y, por tanto, no parar de apostar. Ya tenemos un ludópata más.

Algo parecido está ocurriendo con la cantidad de locales físicos de casas de juegos y de apuestas que están abriendo, sobre todo en los barrios más humildes y populares, porque parece que es más fácil enganchar a los que peor lo están pasando aprovechándose de su desesperación. Y a veces se instalan cerca de centros educativos como llamando la atención de ese público adolescente que les puede suponer negocio. Este pasado fin de semana hubo una manifestación en Madrid contra la proliferación de las casas de apuestas.

Alucino también de la presencia que tienen en publicidad y en televisión estas casas de apuestas. Te pones a ver un partido de fútbol en televisión y entre la publicidad superpuesta a la imagen durante el partido, lo que nos cuenta de viva voz el locutor o locutora de turno y el masacreo que nos pegan en los descansos de los partidos donde de cada 10 anuncios fácilmente 8 de ellos pueden ser de casas de apuestas. Si no os habéis fijado estad pendiente el próximo partido que veáis en televisión y veréis como me daréis la razón. Lamentable, la verdad.

¿Y manchar las camisetas de nuestros equipos con publicidad de estas casas de apuestas? ¿Y que nuestro Sevilla FC entre en este juego desde hace varias temporadas? Me da pena, os lo aseguro. Me acuerdo cuando D. Frederick Kanouté se tapaba la publicidad de 888.com porque su religión musulmana de la que era ferviente practicante no lo permitía. Sabemos que todo esto es un negocio y que todo se trata de dinero, pero será que yo soy un romántico empedernido y pienso que no todo vale. Para mí esto no vale y creo que el club debería ser más sensible con este tema. Ya no te venden camisetas oficiales sin publicidad, pero yo no les pienso seguir el juego. Aquí tenéis mi camiseta de este año tuneada:

Camiseta del Sevilla sin publicidad

Mi publicidad no da dinero pero creo que es más sana.

Lo que sigo sin entender es cómo el Gobierno sigue permitiendo esto. Lo mismo que se ha prohibido la publicidad de alcohol y tabaco no sé a qué esperan para prohibir la publicidad de las casas de juegos y apuestas cuando sabemos que no tienen nada de beneficioso y que están haciendo incrementar el número de ludópatas en este país de forma alarmante. ¿O es que se trata de un lobby de mucho peso que aporta pingües beneficios a las arcas gubernamentales?

Desde luego conmigo que no cuenten y desde estas humildes líneas le pido a los que mandan en el club de mis amores que reconsideren el colaborar con estas casas de apuestas publicitándolas desde nuestras camisetas y desde tan cerquita de nuestro inmaculado escudo.   

#yomecuro

#SeguimosJuanma

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here