Apolíneos

0
327
Sevilla FC´S players celebrates a goal on during the match between Sevilla FC vs RC Celta de Vigo as part of La Liga at Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán on April 27, 2016 in Seville (Photo by Ismael Molina/ Photo Media Express)

Fuimos invitados a la Feria del libro de la Rinconada para hablar del libro “El derbi final” y de paso sobre la rivalidad del fútbol sevillano. El gran Julio Muñoz Guijón (Rancio), Fernando Iwasaki  y yo (el sevillista de la mesa). Fue un partido igualado (más igualado de lo que el fútbol permite), al fin y al cabo, los argumentos que lleva la pasión por tu equipo nunca tiene una racionalidad muy sólida. Uno quiere a su escudo, vaya a saber el motivo…Incluso, qué más da. Tradición familiar, historias personales, coincidencias geográficas. No tiene sentido buscar algo más allá. Si por calidad fuera todos seríamos del mismo equipo (del nuestro por supuesto).

Pero hubo un detalle interesante que me gustaría compartirles. Iwasaki citó a Nietzsche diciendo que existe una dicotomía entre lo Apolíneo y lo Dionisíaco, en su libro «El nacimiento de la tragedia en el espíritu de la música”. Esa dualidad se expresa en todos los terrenos. Son dos caras antagónicas y que a la vez se complementan. Viene de la mitología griega:

Los Apolíneos, del Dios sol Apolo, son elegantes, bellos,  equilibrados y mesurados.

Los Dionisíacos, del Dios del vino Dionisio serían los más desprolijos, imprevisibles, terrenales.

Iwasaki planteaba que en cada ciudad hay dos equipos y que cada uno representa a una de estas “categorías”. Si el Barca es apolíneo, el Espanyol es Dionisíaco, y todo así…

El caso es que nos preguntó: ¿cómo creíamos (o queríamos) que fuera nuestro equipo?

Yo lo tenía claro. Ya bastante Dionisíaco soy en mi vida como para querer que mi equipo sea el menos elegante del barrio. En cuanto  a fútbol se refiere yo sueño con ese Sevilla equilibrado y luminoso.

Pero también es cierto que dentro de un mismo equipo, existe dicha dicotomía. Si el “Mudo” Vázquez  es apolíneo, Ganso es dionisíaco.  Si Sarabia es apolíneo, Mercado es dionisíaco. Es más,  Sergio Rico puede pasar de  apolíneo a dionisiaco en pocos segundos.  Al fin y al cabo, de esa contradicción entre la tierra y el sol, nacen las flores.

El Sevilla este año ha sido apolíneo, pero cuando más lo  necesitamos se ha puesto dionisíaco. Aún faltan partidos, pero  apostemos por la elegancia.

En lo que a nosotros respecta. Nada conmueve más que una afición apolínea, que jamás pita a los suyos. O alienta, o calla. O gana,  o pierde. Pero nunca  es derrotada.

Somos los Apolíneos de Andalucía. El dios Apolo, hijo de Zeus, dios de la claridad, la música y la poesía, era descrito como el dios de la divina distancia. La divina distancia que nos separa de los otros equipos de esta bella región.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.