Alto y claro

Esta semana, se celebran tres años de un momento que cambió mi vida profesional y personal para siempre. Nos pusimos el bañador y nos tiramos por el acantilado esperando no ahogarnos. Aunque las olas nos revolcaron un poco, supimos aprender a nadar en mares desconocidos. Rememorando aquellos días, no he podido evitar recordar un debut que sin duda solo está al alcance de muy pocos.

Maribel Márquez se fijó en una joven canterana a la que decidió subir al primer equipo. Tras unos días de entrenamientos, la incluyó en la lista de convocadas para el encuentro contra La Solana. Le concedió algunos minutos sobre el césped y la joven aprovechó la oportunidad. Dejó las cosas claras desde el primer minuto, había llegado para quedarse. Vio la oportunidad y no lo dudó, anotó su primer gol con el Sevilla FC Femenino.

Temporada de dominio para su equipo en la categoría de plata, que solo pereció ante el Granada CF, por entonces el club de la actual capitana Aldana Cometti. El conjunto de Maribel Márquez se ganó un puesto en los play off de ascenso y la canterana tenía por delante cuatro partidos para soñar con el ascenso junto a sus compañeras. Tan fuerte fue ese sueño, que capitaneadas por Alicia Fuentes, alcanzaron un objetivo que muchos no creían que se fuera a cumplir.

Arranque ilusionante en, por aquel entonces, Liga Iberdrola y esta joven entró a formar parte del equipo, como miembro de pleno derecho. Luciendo el 19 a la espalda nos regaló una temporada que le valió la llamada de la selección. Su andadura con la elástica nacional ha sido imparable y ha conquistando, junto a sus compañeras, títulos que han acrecentado la historia del fútbol español.

Cuando la conocí me sorprendió su madurez, lo claro que tenía que en el fútbol las cosas solo salen si trabajas y te esfuerzas, tenía solo 16 años. La sonrisa no se le borraba de la cara. Tenía por entonces dos sueños en esto del fútbol, subir al Sevilla FC Femenino a primera división y jugar con la Selección. Tenía dos sueños que a su corta edad ha alcanzado y seguro que los siguientes no tardará en tacharlos de la lista.

Desde entonces se ganó mi mas profunda admiración tanto dentro como fuera del campo, porque esta chica siempre tiene una palabra amable y un trato cercano. Tal es así que mi primera camiseta serigrafiada no podía llevar otro nombre que no fuera el suyo.

Olga Carmona sigue demostrando que no está aquí por casualidad. Tres temporadas en la máxima categoría, trabajando incansable y aceptando el rol que le da su entrenador, solo son el comienzo de una carrera que irá creciendo. Porque la encargada de lucir el dorsal 7 del Sevilla FC Femenino es de las que hablan alto y claro con un balón en los pies.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

¡Lo último!

Reguilón, en el mercado

Tras llegar al Sevilla FC como cedido por el Real Madrid en el mercado de fichajes estival de 2019,...

Antes de irte... mira esto: