Noticias y fichajes Sevilla FC
"Jul y Gan" | La opinión de Manuel Machuca. La Colina de Nervión, noticias del Sevilla FC y mucho más

Empezamos la tercera semana confinados y geolocalizados. Ahora no sabemos qué hacer, la verdad. El vecino parece que se ha recuperado de la COVID-19 -barraganítis para los de su club-, pero todavía debe guardar reposo y aislamiento otro par de semanas más. Con lo cual, seguimos a cargo de Hulio17. El pobre animal encanece irremediablemente y a pasos agigantados. No es que queramos fastidiarle, es que no tenemos dónde comprarle el tinte al estar los chinos de vacaciones. Hulio17 está demostrando ser una buena compañía para nuestro Coke23, al que le hace la vida más llevadera. Por lo que se ve, porque entender, lo que se dice entender, no le entendemos nada, como si fuera el verdadero futbolista del equipo rival, debe de contar unos chistes muy buenos en ladronés, el idioma de los de su especie. Coke-23 se ríe mucho con él, en especial cuando se pone a dos patas y saca los dientes que le quedan, que no son muchos, en plan cuñao. Son chistes, suponemos, muy simples, aptos para mentes primarias, que son a las que están ellos acostumbrados. Pero se agradece la voluntad de arrancar una sonrisa.

La verdad sea dicha, porque no todo lo del eterno rival tiene que ser malo o peor, Hulio es un perro bastante listo, al menos por encima de la media a la que él estará acostumbrado (Canales, Guardado, Carvalho). No, no me pregunten a quién habrá salido, porque es una cuestión metafísica casi imposible de responder. Me sorprende, tanto o más que un gol de Nolito, que cuando pasa al lado del cuarto de baño y ve mi bata colgada en la percha se pone a saltar y levanta las patas con ánimo de enfundársela. Igualito que en los vídeos de su tocayo. Debo reconocer que en algún momento estoy tentado de ponérsela. Y, créanme, no lo descarto si esto se alarga más como parece, porque esto no hay quien lo resista, y si me pega alguna pulga, al menos me entretendré rascándome un poco. Porque es que en estos días no pasa nada de nada. Así que cualquier día de estos se la voy a poner al animal por gusto de ponérsela, y a ver si es capaz de contar chistes como su homónimo, aunque no los entienda. Tampoco es que entienda los del futbolista, pero por lo menos, entre mugido y mugido alguna palabra sí que le pillo.

Esta es mi vida, perro para arriba, perro para abajo. Y salir al balcón a aplaudir, sea a los profesionales sanitarios, a los niños, al rey, a los republicanos, a los amancistas o a los amancicidas. Yo salgo siempre afuera. No me pierdo ni una con tal de ver gente, y aplaudo todo lo fuerte que puedo. Entre el gel hidroalcohólico, el jabón y los aplausos, se me está cayendo la piel de las manos a tiras, pero no me importa.

Jul, sin embargo, se pasa el día llamando cada dos por tres a su novia. Recordarán que la conoció gracias a la Kiss cam en aquellos tiempos gloriosos en los que se podía ir al estadio y tener muy cerca incluso al pesado del padre de la chiquilla, ese don pésimo inmisericorde que ve el partido en la fila de atrás de la nuestra y al que ahora hasta echamos de menos. Jul se pasa todo el día enganchado al móvil. Cuando dicen que WhatsApp ha subido su actividad un 698% me parece poco, en el caso de mi compañero de piso. Menos mal que estamos enganchados a la red del vecino verderón, porque el pobre no está para nada con lo malito que se siente. Porque si no, nos costaría una fortuna y ya no hay empresa de telefonía que nos admita la portabilidad. De hecho, si hay alguna teleoperadora que por despiste nos llama a la hora de la siesta para ofrecernos una promoción, solo tengo que decirle quién soy y cuelgan espantadas.

Ahora que es obligatorio el distanciamiento social, Jul trata de sobreponerse a la dificultad de no acercarse a la novia mediante las nuevas tecnologías. Cada dos por tres, nos echa de la habitación en la que dormimos, cierra el pestillo y hace una videollamada. Ver, no vemos lo que hace. Pero escuchar, se escucha todo. Y es que estas paredes son muy frágiles, y protegen menos que Bartra y Sidney.

Gan, en cambio, se pasa todo el día leyendo. Siempre tan culto, tan analítico y sosegado. Tan dispuesto a dar una opinión certera y constructiva de lo que sucede, aunque no le hagamos ni caso. Ha intentado explicarnos no sé cuántas veces el origen de la pandemia, las conspiraciones internacionales y el por qué los holandeses, que siempre fueron un país de piratas, lo siguen siendo ahora, haciendo de paraíso fiscal europeo para robarnos a los demás los ingresos fiscales y negándonos ahora la ayuda por carecer del dinero que nos roban. Pero eso es demasiado elevado para nosotros, que lo más elevado que conocemos es la cabeza de otro holandés, De Jong, que sirve para bien poco, por cierto, así que nos ha dejado por imposible y ahora se dedica a leer.

El problema es que en casa solo tenemos un libro, y creo que son ya dieciséis veces las que se lo ha leído durante el confinamiento. Lo sé porque cada vez que lo termina anota en un papel el nombre de un jugador del Sevilla FC por orden de dorsales., y el último jugador que aparece en la lista es Jesús Navas. Yo, lo que me temo es que llegue el día en el que acabe la plantilla y no sepa cómo seguir. Si se hubiera abierto la ventana de fichajes, sería muy bueno para él, ya que le daría para poder completar el libro diez o doce veces más. Ahora que está en el turno Gudelj ha optado por leer el libro al revés, porque dice que es un futbolista que siempre juega para atrás. Imagino que la lectura será más lenta ahora. No tanto como cuando le toque Franco Vázquez, que entonces sí que tardará, pero bueno, en estos momentos lo peor es dejarse llevar por la impaciencia o las prisas.

Y esta es un poco por encima nuestra vida, ahora que vamos a comenzar la tercera semana de confinamiento. A ver qué sucede a partir de hoy, que estamos geolocalizados. Ya les contaré el lunes próximo lo que nos haya sucedido. Si es que sucede algo, claro. No se me puede olvidar recordarle a Jul lo de la geolocalización, no vaya a ser que haya mirones en sus videollamadas.

Paciencia, amigos. Esto tiene tela, tantas semanas sin fútbol y sin promesas de fichajes. Sin nada que hacer, sin nadie con quien meternos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.