Gol del Villareal ante el Sevilla | Imagen: La Liga

Otro examen fuera de casa y otro suspenso. El Sevilla vuelve a estrellarse en otro partido lejos de Nervión y cayó vapuleado por tres a cero ante el Villareal, equipo que no conseguía la victoria en su estadio desde el pasado 25 de noviembre. Álvaro, Ekambi y Pedraza pusieron los goles para el conjunto amarillo y dejaron los tres puntos en el estadio de la Cerámica. El Sevilla se mete en un lío y podría perder su plaza de Champions dependiendo de cómo acabe la jornada.

Para olvidar

Saltó la primera mitad y salió mejor el Villareal al estadio de la Cerámica. Los del submarino amarillo, comandados por un buen Cazorla, llevaron la manija del encuentro. Fue el propio Cazorla quien disparó desde fuera del área y tuvo la primera para el conjunto amarillo. Tras esta acción, y otra vez a balón parado, el Villareal iba a adelantarse en el marcador. El saque de esquina de Cazorla encontró la cabeza de Álvaro González, que con un gran testarazo puso por delante al conjunto de Castellón.

Tras el tanto amarillo, los de Machín respondieron para logar la igualada, con un Munir como protagonista. El delantero tuvo hasta dos ocasiones para lograr la igualada, primer tras una cesión con la cabeza de André Silva que dejó solo al marroquí, pero su disparo acabó desviándolo Sergio Asenjo. Munir iba a tener la segunda ocasión sevillista, tras una jugada combinativa entre Roque Mesa y el Mudo. La pared entre ambos acabó con una asistencia para Munir, quien de forma acrobática, acabó rematando por encima del larguero.

Sin embargo, quien consiguió abrir de nuevo la portería fue el Villareal. Iborra encontró dentro del área a Carlos Bacca. El exsevillista se inventó una asistencia con el tacón y le cedió el balón a Ekambi, quien puso el segundo tanto al filo del descanso. Dura sola para afrontar la segunda parte.

Buscó la reacción

Con la reanudación del encuentro, Machín buscó revolucionar el encuentro dando entrada a Sarabia y a Ben Yedder. Y lo cierto es que el Sevilla empezó a llegar con más ahínco sobre la portería de Sergio Asenjo, pero sin acierto. Munir, André Silva, Amadou… Eran los protagonistas de las acciones de peligro durante los primeros tramos de la segunda mitad, pero lo cierto es que no inquietaron a Sergio Asenjo. Solo en un disparo de Sarabia desde fuera del área, el guardameta del submarino amarillo tuvo que emplearse a fondo.

Con el Sevilla volcado arriba buscando el tanto que redujera las distancias en el marcador, iba a llegar la sentencia del conjunto amarillo. El Villareal aprovechó un contragolpe de Pedraza, que recuperó un balón de Sarabia en su propio campo. Pedraza encontró a Morlanes, para tirar una pared y plantarse sin oposición dentro del área sevillista. Pedraza, que no tuvo piedad, puso el tercero en el estadio de la Cerámica y cerró el encuentro para el Villareal.

Superioridad amarilla

El Villareal firmó los tres goles del marcador en el duelo ante el Sevilla. Álvaro González remató un centro de Cazorla. El balón en la frontal del área encontró al central del Villareal, que remató el balón de cabeza y puso por delante al Villareal. El segundo tanto fue obra de Carlos Bacca, que recibió un balón de Iborra dentro del área y, con ayuda de un taconazo, dejó solo al Toko Ekambi que únicamente tuvo que empujar la pelota al fondo de la red de Vaclick a un minuto de la llegada del descanso.

Ya en la segunda mitad, con el Sevilla buscando el empate, Pedraza sentenció el encuentro y dejó los tres puntos para el submarino amarillo. Pedraza recuperó un balón en el centro del campo y lanzó el contragolpe. El lateral izquierdo encontró a su compañero Morlanes, quien asistió a Pedraza y encaró el área sevillista. Pedraza, con un tiro cruzado, superó a Vaclik y sentenció el encuentro.

Nervión no es suficiente

Anda metido en un lío el conjunto de Pablo Machín. Las salidas del conjunto sevillista siguen traduciéndose en derrotas y la plaza de la Champions League ya peligra. Dependiendo del resultado del Deportivo Alavés en el estadio del Real Betis, el Sevilla podría perder la cuarta plaza en favor del equipo vasco. Ante el Villareal, que no ganaba en su campo desde el pasado 25 de noviembre, superó con crecer a los sevillistas, que vieron como al final de la primera mitad ya iban dos goles por debajo. Sigue sin responder el conjunto de Nervión a domicilio, y precisamente las victorias en el fortín sevillista no van a dar para asegurar la Champions League.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here