Patricio Viñayo, director general de la UD Las Palmas ha entrado en la sede de la LFP acompañado de abogados y otros integrantes del equipo insular y ha pagado la cláusula de rescisión de Vitolo de 36’5 millones de euros. Ello le lleva directamente al club canario para posteriormente, en enero, acabar en el Atlético de Madrid a las órdenes de Diego Simeone, quien convenció al canario para rechazar la renovación ofrecida por el club hispalense. Hay que recordar que Vitolo fue el ausente del entrenamiento de la mañana del miércoles.

Fichaje encubierto

Además, también ha podido saber el medio Deportes COPE, que Vitolo ya habría pasado el reconocimiento médico con el Atlético de Madrid, club al que llegaría en Enero tras Las Palmas haber abonado su cláusula de rescisión de 36 millones de euros. El jugador tendría previsto coger un vuelo privado hacia las Islas Canarias para ser presentado este mismo jueves con la UD Las Palmas. Bahía, representante del jugador y el propio padre de Vitolo dejaron sellada la renovación del jugador canario con el Sevilla hasta 2022, pero una llamada de Simeone hizo que Vitolo finalmente acabara decidiendo marcharse y jugar en el Wanda Metropolitano rechazando la oferta sevillista y no cumpliendo el nuevo contrato que se estableció hace pocos días.

Además el Sevilla está totalmente decidido a emprender acciones legales contra el propio jugador y el Atlético de Madrid, ya que el club sevillista quiere hacer valer el documento firmado por el representante del jugador y la nueva cláusula, estipulada de 50 millones, que dejaron firmada hace unos días. Vitolo, de ser uno de los ídolos de la afición sevillista se marchará odiado por muchos tras estos últimos acontecimientos, que han hecho que se piense que el jugador ha tomado por tonto al club hispalense, club que se lo dio todo y que él no ha sabido corresponderle.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here