Una vez finalizada la competición doméstica y con el pase a Europa League confirmado, el cuadro sevillista se desplazó a Tanzania para disputar ante el Simba Tanzania el último encuentro de la temporada. Ya anunció Caparrós su desvinculación del puesto de entrenador de cara a la siguiente temporada, aún así y solidariamente, el utrerano se hizo cargo del banquillo para la disputa de este partido de ‘La Liga World’. Todo en la previa y con el contexto de un verano que se espera bastante movido.

Bochornoso comienzo

Diseñó Caparrós un once bastante competitivo y habitual para este duelo, con las únicas y llamativas presencias de jugadores como Nolito o Juan Soriano. Apenas en el primer minuto de partido, un exceso de relajación por parte del danés Simon Kjaer propició que el delantero del club local fallara a bocajarro una de las ocasiones más claras del Simba. No despertaban los hispalenses y en el minuto 8 de partido una internada por banda derecha de Okwi dejó completamente solo a John Bocco que, con pierna derecha, adelantó a su equipo y puso el 1-0 en el marcador.

Sergi Gómez en el minuto 15 y tras un error garrafal en el pase, regaló a Kagere el balón y libre de marca esquivó a Juan Soriano para poner un sorprendente 2-0 sobre el marcador. En el minuto 23 y ante la pasividad defensiva local, Sergio Escudero enganchó una volea en el interior del área para recortar distancias y anotar el 2-1. Tras unos minutos de relajación, el conjunto tanzano lanzó un contraataque y puso el 3-1 en el electrónico de la mano de Bocco, uno de los jugadores más destacados del encuentro.

Remontada inesperada

Seis cambios realizó el Sevilla de cara al comienzo de la segunda mitad. Tras unos compases de tanteo, una espectacular finta de Bryan Gil dejaba libre de marca a Nolito que definió a placer para anotar el 3-2.  No terminaba el Sevilla de entrar en el encuentro y en el minuto 61 Clatous Chama anotaba el cuarto para su equipo. Cabe destacar la buena actuación de Ever Banega, uno de los más activos sobre el césped. En el 84 anotó el Sevilla el tercero tras recoger Promes un disparo rebotado de Munir.

Quincy Promes consiguió poner las tablas en el marcador y Nolito en el descuento puso el 4-5 a favor de los hispalenses, que consiguieron marcharse con buen sabor de boca de Tanzania. La nota más negativa del encuentro la dejaba Sergi Gómez, que se tuvo que retirar lesionado tras 70 minutos de juego. Finalmente y sin ningún otro sobresalto destacable el encuentro concluyó con 4-5 a favor de los sevillistas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here