El Sevilla FC afronta este miércoles el partido de vuelta de las semifinales de la Copa del Rey ante el CD Leganés en el Ramón Sánchez-Pizjuán y eso es sinónimo de fortaleza. El equipo sevillista se muestra casi imbatible cuando juega bajo el calor de su fiel hinchada. No en vano, hasta la derrota en el último derbi ante el Real Betis, se mantuvo casi catorce meses sin conocer la derrota en Nervión.

Durante el pasado año 2017, el Sevilla no cayó derrotado en su campo, sumando 17 victorias y 9 empates, un dato que no ocurría en Primera División desde 1955, cuando el equipo sevillista era dirigido por Helenio Herrera y sumó 15 triunfos y un solo empate. Esto habla bien a las claras de lo que consiguió el equipo, hacer del Sánchez-Pizjuán todo un fortín donde los rivales tenían casi imposible salir con algún punto.

Es a esto a lo que se agarran equipo y afición para tratar de lograr una nueva final, en esta ocasión de la Copa del Rey. Se respira optimismo pese a la mala racha en la Liga. Todo se olvida cuando en juego está el pase a una final, algo que la afición se ha acostumbrado a vivir. Nervión será una olla a presión para que el Leganés no sea el que consiga el pase.

Los números, a favor

El Sevilla afronta la vuelta de las semifinales de Copa con optimismo y muchas ganas. Y se agarran a sus buenos números en sus enfrentamientos ante el Leganés. No en vano, ambos conjuntos se han enfrentado en nueve ocasiones, y el saldo es positivo: seis triunfos hispalenses, dos empate y una sola victoria pepinera.

Además, hasta que cayeron la temporada pasada en la Champions League ante el Leicester en octavos de final, el Sevilla sumó dos años sin saber lo que era perder una eliminatoria en el Ramón Sánchez-Pizjuán. Esos buenos números les ayudó a jugar tres finales de Europa League consecutivas (ganando las tres), además de otra final de Copa del Rey (perdida ante el Barcelona).

Con Unai Emery al frente del equipo sevillista, se superaron 20 eliminatorias de 23, lo que representa un 86,9% de éxito. El Sevilla, a doble partido, es un equipo que ha demostrado ser un equipo plenamente fiable. Hasta la referida eliminatoria de Champions ante el conjunto inglés, la última vez que se cayó a doble partido fue en la Copa del Rey 2014/2015 ante el Espanyol.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here