Un tibio Sevilla logra pasar a octavos de Copa del Rey

Un tibio Sevilla logra pasar a octavos de Copa del Rey

Los sevillistas ganaron por cero a uno.

La urgencia de fichar a un goleador
Los números hablan: un duelo de gran altura en Krasnodar
El Sevilla encarrila el pase en el debut de Montella

El Sevilla FC consiguió sobreponerse al Villanovense jugando con fuego. La diferencia en el marcador fue mínima -uno a cero gracias a un gol de André Silva- y ello dio alas a que los visitantes pudieran pasar en cualquier momento. La entrada fue bastante descafeinada al igual que el juego desplegado.

Vuelve la Copa del Rey al Ramón Sánchez-Pizjuán. Una competición que ilusiona desde siempre al sevillismo y que en la temporada pasada consiguieron llegar a la final. En frente, tenían al Villanovense, un club que actualmente no pasa por su mejor momento en la Segunda División B -está en promoción de descenso-, pero que le plantó cara al conjunto nervionense en la ida sacando un meritorio empate a cero.

Sin goles

La primera parte se resumió en un claro dominio del Sevilla sobre el Villanovense. Los de Machín mostraron su superioridad sobre el verde del Pizjuán, una superioridad que no fue traducida en goles. Pese a contar con las mejores ocasiones, los locales no lograron perforar la meta defendida por Isma Gil. André Silva que salió de la partida, tuvo en su cabeza abrir el marcador en el 11′, pero su remate a centro de Quincy Promes lo repelió bien Gil. El holandés, que ocupó como en Vitoria el carril derecho, fue el más incisivo de los sevillistas y demostró que esa es la posición donde más rendimiento se le puede sacar. Nolito, que tuvo una nueva oportunidad, probó fortuna desde lejos y una buena parada del guardameta visitante evitó su tanto. El conjunto de Villanueva de la Serena por su parte, no inquietó a Juan Soriano. En contadas ocasiones pisaron el área sevillista y cada lance ofensivo -por poco que fuera- era jaleado en exceso por su afición que se desplazó en masa a la ciudad Hispalense. Otro futbolista que tuvo su momento en el encuentro copero fue, Luis Muriel. El cafetero presionó la salida de balón visitante y en el 26′ mandó al palo un libre directo desde aproximadamente 30 metros. El primer acto se desarrolló sin muchas incidencias para los sevillistas que en ningún momento perdieron el control de la misma pero faltó el gol. Por momentos, sobre todo al inicio, el juego se volvió pesado y falto de ritmo. Con el paso de los minutos se fue verticalizando en favor del Sevilla. Al concluir, el equipo recibió una tímida pitada por la imagen ofrecida.

Silva decidió

Los segundos cuarenta y cinco minutos comenzaron de la mejor forma posible para los intereses sevillistas. André Silva tras rebañar un rechace provocado por un penalti errado por él mismo, adelantó a los andaluces. El ritmo de juego que se vio tras la reanudación se pareció mucho al del primer tiempo. Un Sevilla a medio gas que tampoco tuvo la intención de hacer mucho daño. Tampoco se vieron ocasiones manifiestas de gol, salvo una de Nolito en el 46′ que a la media vuelta remató rozando el palo izquierdo y otra de Ben Yedder nada más salir en el 66′. El equipo de Machín optó por controlar el partido, manteniendo la posesión y sin arriesgar. Por las bandas fue por donde más intentaron generar daño. De nuevo Promes, se cargó de responsabilidad en ese sentido. El Villanovense en cambio, solo disparó una vez a puerta. Borja García chutó desde media distancia y paró seguro Juan Soriano. En defensa, los de Julio Cobos realizaron un trabajo notable cerrando espacios y juntando líneas. El encuentro terminó con un Sevilla atacando pero sin lograr el segundo gol que les diera tranquilidad.

Goles

André Silva tras fallar la pena máxima, recogió el rechace y lo metió en el 47′.

Valoración

El Sevilla FC consigue pasar a octavos sin sufrir mucho en el partido de vuelta, pero con un marcador muy ajustado que pudo ser revertido en cualquier momento. Machín puso en liza un once donde coincidieron habituales como André Silva, Mercado o Mudo Vázquez y futbolistas que necesitaban engancharse al tren de la regularidad como Nolito, Mesa o Muriel. En el caso del último, tuvo ocasiones de todos los colores y no consiguió materializar ninguna, mandando al limbo, una nueva oportunidad de convencer al técnico. El Villanovense dio todo lo que tenía y se fue con honores del Sánchez-Pizjuán





COMMENTS

WORDPRESS: 0