Después del brillante triunfo ante el Real Madrid el pasado miércoles, el Sevilla se presentó en el Municipal de Ipurua con el objetivo de continuar con la racha positiva de resultados y lograr la tercera victoria seguida en la Liga, la cuarta, contando el choque en la Europa League, ante el Standard de Lieja. Para ello, el técnico sevillista, Pablo Machín, volvió a confiar en el mismo once titular que goleó al Madrid. El partido empezó mal para los sevillistas, pero en la segunda parte, aprovecharon sus ocasiones para conseguir la victoria.

Sevilla superado

Poco tuvo que ver el primer tiempo del Sevilla en Ipurua con el que ofreció ante el Real Madrid. Y no porque el cuadro de Pablo Machín saliera al césped con poca intensidad. Pero, lo cierto es que el Eibar sometió a los nervionenses a una fuerte presión que anuló por completo el centro del campo sevillista. Esa presión local motivó varias pérdidas de Banega en la salida de balón que puso en peligro la portería magistralmente defendida por Vaclik.

Con el paso de los minutos, el Sevilla se despojó un poco del agobio vasco, pero fue solo un espejismo. El conjunto armero se hizo con el control del partido de nuevo hasta el final. No obstante, la ocasión más clara del choque la tuvo Sarabia, que recogió un pase exquisito de André Silva, pero su disparo fue despejado por Dmitrovic. Antes, a los seis minutos, fue Orellana quien avisó con un lanzamiento que rozó la cruceta.

Vaclik salvó los mueles en varias ocasiones, especialmente, en un remate de Sergi Enrich que despejó in extremis con su mano derecha, aunque la jugada había quedado invalidada por fuera de juego. En los últimos minutos, el Sevilla apretó un poco y generó alguna que otra llegada al área armera, aunque sin demasiado peligro.

Máxima eficiencia

El segundo tiempo, en cambio, arrancó de la mejor manera posible, con el gol tempranero de André Silva que puso al Sevilla en ventaja en el marcador. El tanto sevillista supuso un jaro de agua fría para el Eibar que nunca más volvió a mostrar el protagonismo de los primeros cuarenta y cinco minutos. La fuerte presión del prinicpio ya no existía y el cuadro de Pablo Machín empezó a sentirse más cómodo sobre el césped, sobre todo, los centrocampistas y, especialmente, el ‘Mudo’ Vázquez que volvió a echarse al equipo a la espalda.

Pero el segundo tiempo estuvo marcado por la caída de la parte de la grada en la que se encontraban los aficionados del Sevilla, en la celebración del gol de Banega de penalti que supuso el 0-2. Afortunadamente, no hubo que lamentar ningún hecho grave, aunque dos aficionados tuvieron que recibir asistencia sanitaria. Esto detuvo el partido durante diez minutos que luego Estrada Fernández añadió, cumplido el 90.

Goles

El primer gol del partido fue obra de André Silva. El delantero del Sevilla recogió un pase del ‘Mudo’ Vázquez en el centro del campo, condujo hacia la frontal del área, la puso a Jesús Navas, que entraba solo por la derecha y éste asistió para que el portugués la empujara con el tacón. Minutos después, llegó el segundo de penalti convertido perfectamente por Banega. El árbitro Estrada Fernández no dudó en señalar la pena máxima, cuando el central José Ángel despejó claramente con la mano un centro de Jesús Navas. Ya en el tiempo de descuento, se produjo el tercero y definitivo. El autor fue de nuevo Banega, que vio descolocado a Dmitrovic y aprovechó para lanzar un derechazo desde fuera del área que entró limpiamente en la portería armera. En el último minuto, Jordán recortó distancias con un golazo desde fuera del área que no pudo impedir Vaclik.

Balance final

En el primer tiempo, el jugador más destacado fue Vaclik, que realizó varias intervenciones de gran nivel. Pero, con la mejoría del equipo en los segundos cuarenta y cinco minutos, fue Franco Vázquez quien adquirió mayor protagonismo. El argentino se volvió a poner el mono de trabajo y su trabajo tanto en ataque como en defensa fue notable. Suya fue la recuperación que dio origen a la contra que terminó en el primer gol del Sevilla. Mención especial merece también André Silva que sumó su séptimo gol con la camiseta sevillista y es pichichi de la Liga. Por el contrario, Banega no tuvo su día. En el primer tiempo protagonizó algunas pérdidas de balón que pudieron terminar en gol del Eibar. No obstante, fue de menos a más y compensó su mal primer tiempo con dos goles en la segunda parte, el segundo de bella factura.

Ficha técnica

SD Eibar: Dmitrovic, Rubén Jiménez, Iván Ramis, Bigas, José Ángel, Orellana, Diop, Sergio Álvarez (Jodán, 69’), Hervías, Enrich y Kike (Charles, 69’).

Sevilla FC: Vaclik, Jesús Navas, Carriço, Kjaer, Sergi Gómez, Arana, Banega, Franco Vázquez, Sarabia (Roque Mesa, 73’), Ben Yedder (Quincy Promes, 82’) y André Silva (Muriel, 92’).

Goles: : André Silva, 47’; Banega, 59’; Jordán, 98’;

Tarjetas: Iván Ramis, 17’; Orellana, 56’; Banega, 80’; Franco Vázquez, 89’; Arana, 97’;

Árbitro: Xavier Estrada Fernández

Incidencias: Partido correspondiente a la séptima jornada de LaLiga, disputado en el estadio Municipal de Ipurua, en Eibar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here