El conjunto dirigido por Paco García y Sergio Jiménez está evolucionando de manera positiva en la máxima categoría. Su adaptación a la Primera División es innegable. Los fallos de novatas que pudieran tener al principio se han ido enmendando. No podría ser de otro modo, y es que en la Liga Iberdrola desde el primer hasta el último rival es fuerte. No podría estar más reñida y competida. Incluso el colista, el Zaragoza, tiene argumentos para creer que aún puede salvar la categoría. Aprovechando el parón por selecciones, que significa un descanso para todas las jugadoras (a excepción de las internacionales), llega el momento de detenerse y valorar la actuación del Sevilla FC.

En esta segunda vuelta son seis los choques que han disputado todos los equipos. Si son comparados con las primeras seis jornadas de la campaña, pueden verse datos muy reveladores. Números que sitúan la balanza de la evolución del Sevilla FC en su lado positivo.

Un inicio complicado

En los seis primeros partidos, el cuadro hispalense cosechó un total de 6 puntos, materializó 12 goles y encajó 14. Podía verse a un equipo con bastantes incorporaciones nuevas – Maite Albarrán, Nagore Calderón, María Bores, Martina Piemonte…-, y jugadoras jóvenes que no habían vivido la máxima categoría. Es cierto que contaba también con la experiencia de Pamela Tajonar, Alicia Fuentes y Jenni Morilla, bazas importantes no solo por su veteranía, sino por el tiempo que llevaban en el equipo.  El conjunto acababa de ascender y necesitaba adaptarse no solo a la categoría, sino a sí mismo. El cuerpo técnico también era nuevo y se le presentaba la responsabilidad de dar con la fórmula perfecta para la permanencia.

Equipo goleador y goleado

En esos primeros partidos se podía disfrutar de un equipo muy goleador (incluso uno de los más goleadores de LaLiga). Pudimos verlo en choques tan abultados como el Sevilla FC – Levante UD de la jornada 4 (5-5); o en el Sevilla FC – Albacete de la jornada 6 (3-3). Otro dato importante, la máxima goleadora del equipo en esas seis jornadas era Martina Piemonte que sumaba 5 goles. Incluso, había sido elegida MVP por el gol ante el Zaragoza que daría la primera victoria del Sevilla FC de la temporada (a domicilio). Por su parte, Jenni Morilla había materializado otros 3 tantos. Ellas eran las máximas anotadoras del cuadro sevillista, sumaban 8 goles. Los otros 4 habían sido materializados por Olga Carmona -ante el Levante-; Maite Albarrán -ante el Levante-; Alicia Fuentes -ante el Albacete; y Claudia Fernández -ante el Albacete.

Sin embargo, pese a ser uno de los conjuntos más goleadores, acabaron esos primeros seis duelos con el golaveraje en negativo. Eran 14 los goles recibidos y eso mostraba cierta ineficacia defensiva. Tampoco había comenzado con buen pie Pamela Tajonar, aunque siempre ha sido -y es de forma indiscutible- la guardameta titular. Quizás el duelo que más pudo doler al Sevilla FC y al aficionado sevillista fue el primero en casa. Ante el Espanyol de Bacardit, y jugando en El Viejo Nervión, Pamela Tajonar tuvo varios fallos que no pueden explicarse en una cancerbera de su nivel. Eso propició que el Espanyol creyera en sí mismo cuando el Sevilla iba ganando por 1-0 (gol de Jenni Morilla en el minuto 8). El primer fallo supuso el empate, en el minuto 10 (gol de Baudet). El resultado final fue 1-3, el resto de dianas fueron de Eli y Berta Pujadas. Evidentemente no hay que culpar solo Pamela Tajonar, tampoco estuvo fina la defensa.

Mejorando desde el principio

Ya se podía divisar una mejora desde los dos primeros encuentros, hasta los dos últimos. Fue de hecho en el penúltimo cuando el Sevilla FC lograba su primera victoria y mantener la portería a cero. Lo cierto es que más adelante vino el Tourmalet y todo lo que eso conllevaba. En este, el equipo luchó con garra y no encajó demasiados goles. Es por ello que, poco a poco, con trabajo y esfuerzo, la defensa sevillista y la guardameta mexicana han mejorado muchísimo.

En las seis últimas jornadas que suponen la vuelta de esos seis primeros partidos, los números son mejores. Entre los partidos correspondientes con las jornadas 16 a 21, el cuadro hispalense ha sumado 8 puntos; el número de goles ha disminuido (7), pero también lo han hecho los goles encajados (6). Ahora el golaveraje ha sido positivo en estos encuentros.

Disminución de goles propios y ajenos

No está siendo el momento más goleador del Sevilla FC y puede deberse a la falta de confianza del cuerpo técnico en Martina Piemonte. Unos cuantos días malos han hecho que se quede fuera de convocatoria en demasiadas ocasiones. El hecho de haber sido llamada por la selección italiana también es necesario conocerlo para comprender mejor todo esto. En definitiva, la falta de continuidad –y titularidad- han podido ser artífices de un dato dramático para la jugadora transalpina: en estos seis partidos no ha logrado marcar. Ahora es Jenni la que se ha alzado con 4 goles, además decisivos. Los otros 3 han venido de la mano de Nago (ante el Rayo) y Olga Carmona (Ante el Zaragoza y el Albacete).

La defensa del Sevilla FC se ha adaptado muy bien. Por su parte, Pamela Tajonar ha logrado salvar al equipo en muchas ocasiones fortaleciendo de este modo su puesto en el once. En estos seis encuentro el equipo solo ha encajado 6 goles (por los 14 recibidos entre las jornadas 1 y 6). Se pudo disfrutar de actuaciones brillantes de la cancerbera mexicana en prácticamente todas las últimas jornadas. Sí bien es cierto que destacan sus actuaciones ante Rayo, Levante y Zaragoza. Además, la defensa se ha consolidado, sabe tapar huecos y juegan bajo el árbol de seguridad que proporciona Pamela Tajonar. Toda esta combinación supone un plus. Incluso se han visto nuevas caras, como la de Candela. Indiscutibles hay muchas, como Maite Albarrán, Olivia Oprea, María Bores, Rocío Delgado o Lucía Ramírez. Sin embargo, incluso con la mayoría de las titulares de baja, el equipo ha ofrecido actuaciones muy serias en defensa.

Menos goles y más cabeza

Como conclusión de todo esto, ahora el Sevilla que se ve es uno menos goleador, pero que juega con más cabeza. La loca verticalidad de las primeras jornadas ya no se ven, pero las líneas defensivas están actuando de manera formidable. Noelia Gil debutó en el amistoso ante el TPS finés. Pese a que Pamela Tajonar a día de hoy es intocable, dio indicios para creer en ella y en que muy pronto encajará a la perfección.

Martina está atravesando una mala situación, no obstante, el pasado amistoso con el que hizo doblete es revelador. Parece estar desaprovechada. Pudo suponer un golpe sobre la mesa, una llamada de atención: Piemonte demanda más oportunidades. También hizo doblete una de las nuevas incorporaciones: Raquel Pinel. Sus dos primeros goles como sevillista. Ahora la competencia por los puestos ofensivos es más grande. Aunque, es cierto que no se entiende un Sevilla FC sin Jenni Morilla que está atravesando ahora su mejor momento.

El Sevilla ha mejorado en todas sus líneas. Olga Carmona, jugadora que apuntaba maneras desde el principio, por fin está aprobando su materia pendiente. Son ya dos los goles seguidos que ha materializado en esta segunda vuelta.  Uno de ellos con valor de tres puntos por sí solo. Las actuaciones de Nagore Calderón también están siendo decisivas (incluido su gol en casa ante el Rayo, el tanto de la victoria). Amparito, castigada en un principio por problemas de salud, está mejorando y a un gran nivel. La jugadora marcó en el amistoso ante el equipo de Finlandia. Helena Torres también disputó dicho choque y materializó otro tanto…

Desde las más fijas en el once, hasta las que tienen menos minutos, está claro que la evolución es enorme. El cuerpo técnico, siempre flexible con el once, tienen buenas piezas donde elegir. Paco García y Sergio Jiménez, están cumpliendo con las expectativas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here