La victoria del Sevilla frente a la UD Las Palmas fue importante a la par que suspensiva. Los tres puntos conseguidos en el archipiélago por los pupilos de Montella pudieron haber sido más fáciles de lo que finalmente fueron. Y es que, aunque tuvieron un menor porcentaje de posesión durante todo el encuentro, los rojiblancos fueron superiores a su rival en casi todas las fases de este. Una posesión que finalmente acabó repartida en 55/45 pero que poco tiene que ver con lo que se vio en el partido.

Importante efectividad

La llegada de Montella ha convertido al Sevilla en un equipo más ofensivo. Frente a Las Palmas los andaluces no fueron menos y lograron 12 tiros, de los cuales seis fueron a puerta, cuatro fuera y dos despejados. La suplencia de Muriel debido a una sobrecarga muscular hicieron que el gol recayera en las botas del máximo goleador sevillista esta temporada: Wissam Ben Yedder. El franco tunecino anotó un nuevo gol tras una gran jugada de Pablo Sarabia, que también anotaría después. Pero al igual que anotó, Ben Yedder perdonó una clara ocasión que hubiera dado ventaja y tranquilidad a los suyos. Tras haber regateado al portero, estrelló el balón en el cuerpo del defensa y desperdició la ventaja. Si los equipos de Paco Jémez se caracterizan por algo, es por su vocación ofensiva. Los huecos en defensa que hacen que sea uno de los entrenadores más goleados en la historia de la Liga son conocidos. Pero el Sevilla no supo aprovechar esta superioridad.

Los amarillos por su parte realizaron 11 disparos. De estos sólo tres fueron a puerta, dos fuera y seis rechazados. Tras su gran partido ante el Girona, Sergio Rico parece haber cogido confianza. Saliendo a despejar con coraje y la rodilla en alto, el portero hispalense parece haber cambiado el comportamiento que tanto había perjudicado al Sevilla en el último mes. Sin embargo algo que si parece ser su asignatura pendiente son los penaltis. Rico sólo ha parado dos en Primera División, sumado a dos lanzamientos que fueron fuera y 10 goles encajados. El penalti de Las Palmas deja patente que el portero debe mejorar en esa faceta. En cuanto a intervenciones tuvo que realizar cuatro, dos menos que su rival.

Asignatura pendiente

Las jugadas de estrategia están siendo una de las asignaturas pendientes del Sevilla. Contando con más tiros libres que su rival, 22 por 20 de Las Palmas, los hispalenses no son capaces de aprovechar esta ligera ventaja. Por otro lado, el conjunto canario consiguió más saques de esquina que el andaluz. Siete para los locales por cinco para los visitantes que no son capaces de aprovechar la envergadura de algunos de sus jugadores en estas circunstancias.

De nuevo la cantidad de fueras de juego del Sevilla fue inferior a la de su rival, como ya pasara en Butarque. Tan sólo tres fueras de juego de los hispalenses por siete de los amarillos. La ordenada defensa sevillista supo cómo detener el vendaval ofensivo de los chicos de Jémez.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here