Sobrepasados en el Camp Nou

Sobrepasados en el Camp Nou

El Sevilla fue superado por el Barcelona en todas las estadísticas y acabó con una nueva goleada que lo apeó de la Copa del Rey

Ben Yedder rescata un punto para el Sevilla bajo la niebla de Butarque
Un rival propicio para reencontrarse con la victoria
Machín sobre las rotaciones, Nolito y Juan Soriano

Viene siendo un habitual, para la desgracia de los de Nervión, la no comparecencia a las grandes citas de los grandes escenarios. Ayer, con una papeleta muy difícil de lidiar ante todo un FC Barcelona, el Sevilla de Machín volvió a borrarse del encuentro y regaló el pase a las semifinales de Copa del Rey. El Barça superó al Sevilla en todas las estadísticas y acabó cerrando la noche con una goleada.

Abrumadora diferencia ofensiva

Fue el FC Barcelona quien buscó más el pase a las semifinales. Con la necesidad de remontar la eliminatoria, el conjunto culé se volcó sobre la portería de Juan Soriano, llegando a disparar hasta once veces sobre la portería sevillista. Ya en la primera mitad, con regalo del VAR incluído, el Barcelona se adelantó desde los once metros con el gol de Coutinho, al que le siguió el segundo de Rakitic. Los de Valverde mostraron una eficacia que no tuvieron los sevillistas, que primero tuvieron el empate en las botas de André Silva, pero que para mala fortuna Cillessen rechazó al poste. En la jugada posterior, Banega desperdició el lanzamiento desde los once metros.

En la segunda mitad, con la eliminatoria ya empatada, el Barcelona volvió a superar a los sevillistas y consiguió poner a su favor la eliminatoria, primero con Sergi Roberto y después con el tanto de Coutinho, con el que ya no bastaba un solo tanto sevillista para conseguir la clasificación. Solo Arana consiguió perforar la meta de Cillessen de los cinco disparos a puerta que realizó el Sevilla durante el choque, algo insuficiente. Ya en los minutos finales, primero Luis Suárez y después Messi, acababan con las esperanzas sevillistas y cerraban la goleada para los culés.

A verlas venir

Si algo acusó ayer el espectador sevillista al equipo fue la disposición con la que el Sevilla salió al césped del Camp Nou. Durante todo el encuentro, los de Machín no le disputaron el balón al conjunto blaugrana durante los tramos del partido. Si bien es cierto que el FC Barcelona siempre va a tener el control del balón, la disposición tan atrasada de los de Machín no invitó al optimismo y empezó a conceder, de forma muy temprana, las ocasiones de gol para la remontada. Los últimos minutos de la primera mitad y los primeros de la segunda, tiempo en el que el Barça remontó la eliminatoria, el conjunto blaugrana llegó a tener una posesión de más del 70%.

Otra de las claves estuvo en la portería. El escenario era imponente y el joven portero sevillista acabó notándolo. Juan Soriano erró en el segundo gol del Barcelona, tras la mala salida y en el segundo gol de Coutinho, en el que algo más pudo hacer. Más acertado estuvo Cillessen, sobre todo en la acción de André Silva, en la que tuvo algo de fortuna tras enviar el balón al poste y de mayor mérito tras la parada al penalti de Banega que evitó el haber puesto la eliminatoria a favor del Sevilla.

Faltó actitud

Ni en el Bernabéu ni en territorio culé. El Sevilla fuera de casa no está mostrando la gran versión que los de Machín muestran en su feudo y el escenario de ayer era el menos indicado para no ofrecer personalidad. Con la sensación de un equipo empequeñecido, otra vez los hispalenses no estuvieron a la talla del encuentro y acabaron con una nueva goleada en el Camp Nou. Sin la convicción y sin creérselo es bastante complicado sacar algo positivo de un estadio tan difícil como el del FC Barcelona. La Copa del Rey le dice adiós a los sevillistas.





COMMENTS

WORDPRESS: 0