Sin tirar a puerta no se ganan partidos

Sin tirar a puerta no se ganan partidos

El gran partido que el conjunto hispalense realizó no le sirvió para derrotar a un Bayern que sólo se ha quedado sin anotar gol en cuatro partidos en la presente temporada

Rotaciones en Vigo con vistas a Múnich
Montella: “Algún cambio haré, pero no muchos”
Montella, especialista en copas

Tras la épica de la Roma todo parecía posible. El Sevilla llegó al Allianz Arena pensando en ganar al Bayern. La semana había sido intensa en la ciudad hispalense y se creía en la remontada. Pero el partido disputado en tierras germanas ha dejado patente algo que ha sido clave en esta eliminatoria: el Sevilla no tiene gol. El conjunto de Montella no lanzó ni una sola vez entre los tres palos, con seis tiros fuera y dos rechazados. Por su parte el Bayern de Münich llegó a disparar seis veces a puerta, nueve fuera y dos disparos fueron bloqueados. Soria bajo palos volvió a demostrar que tiene nivel para ser titular en el Sevilla, mostrándose seguro y certero en las salidas.

Sin noticias de la delantera

La defensa del Bayern es una de las más seguras de Europa. Eso quedó patente en el día de ayer, cuando sus jugadores consiguieron desmontar las ocasiones del equipo hispalense. El buen nivel de jugadores como Rafinha o Kimmich hizo que no le llegaran balones a Ben Yedder, que de nuevo se vio como en la ida: solo. Sarabia y Correa no demostraron el nivel que suelen demostrar, en parte causa del desgaste físico que acumulan.

Por otra parte, la vuelta de Banega significó una mejoría del Sevilla a nivel de juego. La posesión estuvo más repartida en el partido de vuelta, con un balance de 51/49. El Sevilla logró dar 410 pases de 514, un 80% de acierto, mientras que el Bayern realizó 396 pases correctos de 486. De nuevo el cuadro andaluz dio más pases que su rival, pero esto no sirvió para perforar la meta de Ulreich.

Encuentro bronco

La expulsión de Correa al final del encuentro fue el final de un partido con mucha tensión. La entrada del argentino sobre Javi Martínez, que le costó la roja directa, fue el colofón a una noche que acabó con tres amarillas y una roja para los visitantes. El Bayern sólo recibió una tarjeta pese a hacer una falta más que su rival, 13 por 12 del Sevilla. El partido era de alto riesgo tanto fuera como dentro del campo. Y es que al haber sido un resultado tan justo el uno a dos de la ida, la eliminatoria podría decidirse en cualquier momento.

Pero el gol no llegó en ninguna de las dos porterías pese a las ocasiones de gol de los bávaros. El Bayern llegó a conseguir hasta nueve saques de esquina, mientras que el Sevilla sólo pudo sacar uno. Las jugadas de estrategia no son el fuerte del conjunto de Montella, pero podrían haber dado la ventaja necesaria a los hispalenses en el encuentro.

Tras la derrota en Münich el Sevilla debe centrarse en ganar al Villarreal el próximo sábado para asegurarse seguir luchando por los puestos de Europa League para la siguiente temporada.

COMMENTS

WORDPRESS: 0