El Sevilla celebra el pase ante la Lazio | Fuente: Sevilla FC

El Sevilla fue el primer equipo en plantarse en los octavos de final de la Europa League. Los nervionenses cerraron el pase al vencer por 2-0 a la Lazio. Llegó al choque con una mínima ventaja al vencer en el Olímpico de Roma por 0-1. Pablo Machín pudo respirar tranquilo tras los días revueltos que se vivían en Sevilla gracias a un Ben Yedder que no pierde el olfato goleador.

Justo y necesario

El Sevilla no firmó su mejor partido con Machín en la banda pero consiguió el objetivo final. Fue más práctico que estético y solventó la eliminatoria sin brillar. Ante la Lazio se limitó a hacer lo que demandaba cada tramo del partido. Con el gol de Ben Yedder, el equipo dio un paso atrás y comenzó a jugar a lo ‘italiano’. Los constantes acercamientos de la Lazio a la portería de Vaclík hicieron al Sevilla tener que remangarse y ponerse a trabajar en defensa.

Con la expulsión de Franco Vázquez, los de Inzaghi dieron un paso adelante y el Sevilla vio peligrar el 1-0. Machín introdujo a Amadou para dar más consistencia al centro del campo y adelantar a Roque Mesa, donde el canario firmó sus mejores minutos. Con la igualdad de nuevo sobre el verde, el Sevilla volvió a dominar y marcó la sentencia. En definitiva, el Sevilla supo amoldarse a los compases del partido y también sufrir, pero no fue brillante.

Ben Yedder, enrachado

Fue la mejor noticia para el Sevilla. El franco-tunecino está dulce y se le caen los goles del bolsillo. En un nublado Sevilla, el ariete es el que está sacando a flote el barco de Machín y ante la Lazio, fue clave. Anotó en la ida para dar ventaja a los nervionenses y en la vuelta, hizo el 1-0. Además, con la expulsión de Franco Vázquez, Machín optó por retirar del terreno de juego a André Silva. El soriano es consciente del momento que vive Ben Yedder en el Sevilla y su importancia para el equipo, con y sin balón. Está en su punto clímax desde que llegase a Nervión y hoy en día, es el jugador más determinante para el Sevilla. Otros futbolistas como Promes o Sarabia también hicieron un buen partido pero Ben Yedder está un escalón por encima del resto de la plantilla.

Dudas en defensa

Ante la Lazio, el papel defensivo fue clave para aguantar el resultado pero en muchos tramos del duelo, la zaga generó incertidumbres y dudas. Las mejores ocasiones de la Lazio llegaron por errores defensivos y no mostró la solidez que había mostrado en el mejor momento de la temporada. Mercado, Kjaer y Sergi Gómez fueron los centrales alineados por Machín pero ninguno estuvo a su mejor nivel. Y también, Vaclík estuvo errático en las salidas de balón. Pero la Lazio no aprovechó los fallos nervionenses y no batió a Vaclík en ningún momento.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here