El Sevilla se presentó en el estadio La Cerámica con la necesidad imperiosa de ganar para no desengancharse de los puestos que dan acceso a la Liga de Campeones. Y la empresa no era nada fácil, ante un Villarreal menos descansado, tras su compromiso en la Europa League el jueves, pero con el mismo objetivo en el horizonte que los hispalenses.

El comienzo fue muy igualado, con un Sevilla que intentaba a ratos dominar el partido a través del control de la pelota y un Villarreal muy bien ordenado y agazapado atrás para salir a la contra. Pero el cuadro de Berizzo está acusando, en lo que va de temporada, una especial incapacidad cuando se enfrenta a equipos cuya principal arma es el contragolpe. Y de esta manera, llegó el primer tanto del equipo castellonense, pasado el cuarto de hora de juego. Bacca consiguió enviar un balón largo desde casi el mediocampo hacia Forlans, escorado a la banda derecha, quien asistió a Bakambu y éste remató a placer, sin que pudiera hacer nada Sergio Rico.

Sevilla lento y previsible

Una vez más, la defensa sevillista fue sorprendida en una jugada rápida. Tan solo tres toques fueron suficientes para llegar al área hispalense y anotar. Volvían a aparecer los mismos problemas de partidos anteriores. A raíz del gol, el partido se inclinó más del lado del Villarreal, mucho más cómodo ahora sobre el terreno de juego. Los de Berizzo tenía el balón, la movían de un lado a otro, sobre todo, en el centro del campo, pero era un juego lento y previsible, con muy poco movimiento de los jugadores por delante del esférico y, por tanto, sin crear espacio arriba que pudieran aprovecha Muriel, Sarabia y Correa, el tridente ofensivo esta noche.

Tras los primeros 45 minutos, el Sevilla no tiró ni una sola vez entre los tres palos. Con esta estadística, resulta muy difícil ganar. El conjunto nervionense volvió a ofrecer la imagen ya habitual esta temporada. Un equipo que tiene el balón pero que no sabe qué hacer con él cuando se acerca al área rival. Tras el descanso, quedaba ver si el cuadro de Berizzo sería capaz de reaccionar en el segundo tiempo como ante el Liverpool.

Bacca abofetea al Sevilla

Pero lejos de reaccionar, la diferencia en el marcador aumentó. Una vez más, un saque de esquina más gestionado dio paso a una jugada de contragolpe del rival. La defensa amarilla despejó el balón, Forlans nuevamente se la dio a Bacca que, en un derroche de potencia, superó a Carole y enfiló sin oposición la portería de Sergio Rico, para hacer el 2-0.

Llega la reacción del Sevilla

Pero este Sevilla parece que necesita de un bofetón para reaccionar y así fue. Tras el segundo gol del Villarreal, a los nervionenses les bastaron con dos zarpazos para igualar el marcador. Primero fue Lenglet quien cabeceó un saque de falta escorada a la izquierda. Dos minutos después, Franco Vázquez, con un toque exquisito, la colocó a la derecha de Barbosa para que campeara el 2-2 en el luminoso de la Cerámica. Una vez más, el cuadro hispalense protagonizaba una remontada en cuestión de dos minutos.

Se ponía emocionante el partido, a la vez que resucitaba un Sevilla que parecía muerto, sin ideas y con la amenaza de recibir más goles a la contra. Berizzo realizó el primer cambio, quitando al ‘Mudo’ Vázquez para meter a Krohn-Dehli, con la intención de fortalecer un poco más el centro del campo. Mientras, Javi Calleja metía más dinamita en ataque con la entrada de Sansone por Soriano.

Banega culmina la remontada

Conforme el partido entró en el último cuarto de hora, el cansancio comenzó a pasar factura en ambos equipos y eso propició la aparición de muchos huecos. El partido estaba muy abierto y parecía que cualquiera podía marcar el tercero. Y ese fue el Sevilla. Mercado sorprendió con una internada por banda derecha y fue derribado claramente por Víctor Ruiz. El árbitro no lo dudó, señaló la pena máxima y enseñó la segunda amarilla al central, dejando al Villarreal con uno menos. Banega se encargó de ejecutar el penalti y culminar la segunda remontada en la misma semana.

En los últimos minutos, el cuadro de Berizzo se limitó a tener el balón y ponerle la al juego la pausa que necesitaba para gestionar la ventaja. Tuvo Bakambu una ocasión muy clara para empatar, con una espectacular chilena que se marchó fuera por muy poco. De esta forma, con una gran segunda parte, el Sevilla se lleva los tres puntos de la Cerámica, una victoria que le permite seguir quinto con 25 puntos y seguir la estela del cuarto, el Real Madrid, con 27 puntos.

 

FICHA TÉCNICA

 

Villarreal CF: Barbosa, Mario Gaspar, Álvaro González, Víctor Ruiz, Jaume Costa, Soriano (Sansone, 68’), Rodrigo Hernández (Ramiro guerra, 47’), Trigueros (Pau Torres, 83’), Fornals, Bacca y Bakambu.

Sevilla FC: Sergio Rico, Mercado, Gais, Lenglet, Carole, Pizarro, Banega, Vázquez (Krohn-Dehli, 66’), Sarabia (Jesús Navas, 89’), Correa y Muriel (Ganso, 92’).

Goles: Bakambu, 18’; Bacca, 52’; Lenglet, 55’; Franco Vázquez, 57’; Banega, 78’ (P);

Tarjetas: Víctor Ruiz, 23 y 76’; Ramiro Guerra, 55’; Pizarro, 65’; Banega, 71’; Correa, 86’; Jaume Costa, 91’;

Árbitro: Javier Arbeloa

Incidencias: Partido correspondiente a la décimo tercera jornada de LaLiga, disputado en el estadio La Cerámica.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here