Tuvo que ser un Sábado de Pasión cuando el sevillismo volvió a crear escuela y todo el estadio Ramón Ránchez-Pizjuán volvió a rugir y a latir como una caldera. El mismo día en el que la ciudad se engalana ya para una de sus fiestas mayores y se prepara para rezarle a sus devociones. El mismo día en el que la afición despidió a la persona que devolvió al Sevilla la grandeza que tuvo y que perdió en tiempos pretéritos, al mejor director deportivo del panorama mundial, Ramón Rodríguez Verdejo, Monchi. Fue este el día en el que el conjunto de Nervión volvió a la senda de la victoria para decir a todo el mundo que sigue vivo, que este cuerpo al que todos daban por muerto, respira, tiene vida y sobre todo, tiene alma.

Con todos estos ingredientes, el Sevilla no podía fallar. Y poco tardó en demostrarlo. Sólo un minuto tardó en adelantarse en el marcador, obra de Jovetic, que hoy volvió a la titularidad, después de varias jornadas saliendo desde el banquillo. El montenegrino no desaprovechó una asistencia de N’Zonzi y remató maravillosamente con el exterior. Sin embargo, la alegría duró poco porque en la jugada siguiente, el Deportivo sacó tajada de un error en la defensa sevillista, que hizo aguas, y un ex sevillista, Kakuta, reestableció la igualdad.

Bien en ataque, mal en defensa

Pero el ritmo del partido era trepidante. El Sevilla siguió buscando la portería gallega y nuevamente encontró su fruto. Sarabia recogió un balón muerto en el área pequeña y sólo tuvo que empujarla. El marcador reflejaba otra vez la ventaja para los de Sampaoli, una ventaja que pareció peligrar varias veces ante los problemas de Sergio Rico y la defensa para sacar el balón, transmitiendo mucha inseguridad atrás. Al menos en ataque, el equipo se mostraba fuerte y cada vez que llegaba al área blanquiazul lo hacía con peligro. Franco Vázquez dispuso de otra gran ocasión para hacer el tercero pero su disparo, demasiado fuerte, se marchó fuera.

Tras el 2-1, el ritmo del encuentro decayó y el Sevilla se convirtió en el protagonista absoluto en el césped de Nervión. Y justo cuando el Deportivo estaba siendo sometido por el cuadro de Sampaoli, Kakuta volvió a batir a Sergio Rico con un lanzamiento de falta espectacular. El congoleño nacido en Francia estaba firmando una gran primera parte, como si quisiera reivindicar su falta de oportunidades en su pasado sevillista. Pero como si de un combate de boxeo se tratase, el tanto deportivista volvió a reactivar a los de Sampaoli. Pablo Sarabia botó una falta desde el costado izquierdo, perfecta, al punto de penalti y Correa, pese a no ser el más alto de la clase, remató con la testa y envió el balón al fondo de la portería de Lux, culminando así su gran partido esta tarde. El partido empezaba a recordar mucho al Sevilla-Espanyol de la primera jornada de Liga, que acabó con un sorprendente 6-4. Antes del descanso, en otra gran jugada del Sevilla, estuvo a punto de caer el cuarto, en una doble oportunidad. Primero Franco Vázquez estrelló su disparo al poste y luego, Jovetic recogió el rechace pero la pelota salió lamiendo el palo.

Segundo tiempo tedioso

Tras el descanso, el combate prosiguió con los mismos contrincantes, aunque el ritmo se volvió tedioso por momentos. Hasta el minuto 60 no se produjo la primera ocasión sevillista, con un lanzamiento potente desde larga distancia de Sarabia que puso en problemas a Lux. Acto seguido el Deportido respondió con el primer acercamiento en la segunda parte al área sevillista por parte de John, que fue derribado por Mercado, pero el colegiado no señaló falta. Sampaoli quiso imprimir más ataque al juego del Sevilla y metió a Ben Yedder por Correa, que se había resentido anteriormente de un dolor en la pierna. El choque volvió a cobrar un compás más rápido, con los dos equipos más decididos a buscar el gol. El Sevilla para aumentar la ventaja y el cuadro gallego para empatar.

Entonces el técnico argentino hizo un doble cambio con el objeto de amarrar el resultado a impedir cualquier posibilidad de gol del conjunto dirigido por Pepe Mel. Iborra y Lenglet entraron por N’Zonzi y Franco Vázquez y el Sevilla se colocó con defensa de tres centrales, con Iborra y Kranevitter cerrando por el medio. En ese momento el cuadro nervionense disfrutó de una gran ocasión para hacer el cuarto gol en la que fue la mejor jugada de todo el partido, tras una triangulación magnífica que acabó con un gran pase de Jovetic que Iborra, por dos veces, no logró aprovechar.

Ben Yedder sentencia

El Deportivo lo intentó especialmente con internadas por la banda derecha, con Andone como protagonista. Ben Yedder tuvo en sus botas una ocasión clarísima para marcar pero increíblemente la desaprovechó, cuando estaba sólo ante Lux, demostrando que la delantera del Sevilla tiene un grave problema este año. En los últimos minutos, a los de Sampaoli le entraron los nervios y protagonizaron varias pérdidas de balón que a punto estuvo de costarles caro. Pero, cuando el partido llegaba a su desenlace, llegó la sentencia definitiva. Esta vez Ben Yedder no perdonó y batió a Lux con una extraordinaria vaselina que sirvió también para enmendar su error anterior.

Con esta victoria, el Sevilla puso fin, al ritmo de Pasan los Campanilleros, a una racha negativa de seis partidos seguidos sin ganar y consigue recortar dos puntos al Atlético de Madrid, en su lucha por la tercera plaza del campeonato. Tres puntos que permiten al equipo de Sampaoli respirar y recuperar sensaciones que parecían olvidadas. Pero es también una victoria que sirve para que Monchi se despida de su afición con un sabor dulce, aunque el ex director deportivo sevillista nunca dejará de estar en su equipo.

 

Ficha técnica:

 Sevilla FC: Sergio Rico, Mariano, Pareja, Mercado, Escudero, Kranevitter, N’Zonzi (Iborra, 73), Correa (Ben Yedder, 64), Franco Vázquez (Lenglet, 75’), Sarabia y Jovetic.

RC Deportivo: Lux, Juanfran (Laure, 11’), Arribas, Sidnei, Luisinho, Colak (Andone, 71’), Guilherme, Borges, Kakuta, Joselu y Moreno (Ola John, 57’).

Goles: Jovetic, 1’; Kakuta, 3’; Sarabia, 9’; Kakuta, 24’; Correa, 31’, Ben Yedder, 88’;

Tarjetas: Luisinho, 26’; Escudero, 27’; Kranevitter, 44’; Arribas, 57’; Jovetic, 66’; Joselu, 86’;

Árbitro: Jaime Latre

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima primera jornada de la Liga Santander, disputado en el Ramón Sánchez-Pizjuán (33.022 espectadores).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here