Se espera un verano bastante movido en Nervión. Con el inminente final de temporada y con el objetivo de la Champions casi en el bolsillo, a falta de un solo punto para certificarlo, la planificación de la próxima temporada ya está en marcha y la dirección deportiva del Sevilla, comandada por Óscar Arias, prepara un buen número de maniobras para mejorar la plantilla del próximo curso. Varios nombres figuran entre las primeras posiciones de los informes que maneja la secretaría técnica y que podrían llegar en los próximos meses, mientras que la incertidumbre sobrevuela sobre jugadores como Nasri, Jovetic o Rami, además del entrenador Jorge Sampaoli, cuya continuidad al frente del banquillo sevillista es, cada vez, más dudosa.

La defensa, una prioridad

La zona del campo en donde el Sevilla se ha visto más vulnerable esta temporada ha sido la defensa. Hasta la fecha, el cuadro de Sampaoli ha encajado 45 goles y es el equipo de la Liga más goleado, de todos los que ocupan posiciones europeas. Hace tiempo que el lateral zurdo del Éibar, Antonio Luna, se vincula con el club nervionense. El ex sevillista acaba contrato en junio y podría pelear con Escudero un puesto en el once titular la próxima temporada. Otro nombre para esa posición que ha salido a la luz en los últimos días es el de Grimaldo, jugador del Benfica por el que suspiran, además del Sevilla, el Manchester City y el Nápoles, aunque sería el conjunto hispalense el mejor posicionado para llevárselo. No obstante, el club luso desea mantenerlo un año más para elevar su cotización, que actualmente está en torno a los 15 millones de euros, ya que el 15 por ciento del traspaso iría a las arcas del Barcelona.

El carril derecho es otra posición que el Sevilla piensa apuntalar. Actualmente sólo cuenta con Mariano como lateral puro y, según el programa Téléfoot de la televisión francesa, Óscar Arias tiene puesto el ojo en Sebastien Corchia, lateral diestro del Lille que, recientemente, ha manifestado en unas declaraciones su deseo de jugar en el extranjero.

Un centro del campo más vertical

El estilo de juego que el Sevilla ha demostrado esta temporada ha tenido luces, pero también sombras. A lo largo de la temporada, el equipo de Sampaoli ha combinado partidos en los que ha desplegado un juego netamente ofensivo y de sometimiento al rival, a través de la posesión del balón, con otros en los que se mostraba atascado a la hora iniciar las jugadas de ataque y enlazar varios pases seguidos. Ahora, el deseo es recuperar la verticalidad que ha tenido el equipo en otras ocasiones y, para ello, aparecen en escena varios nombres. Uno es Jesús Navas, por el que se han intensificado los contactos en las últimas fechas. El jugador es un deseo de la dirección deportiva desde la pasada temporada y acaba contrato en junio, por lo que llegaría a coste cero.

Otro hombre para la banda es Eduardo Salvio, extremo del Benfica por el que, según el diario A Bola, el Sevilla estaría muy interesado. Pero, sin duda, el jugador que despierta mayor interés en el club hispalense es Keita Baldé, extremo zurdo de la Lazio, rápido, potente y con gol. El senegalés, de origen español y formado en la cantera del Barcelona, termina contrato el año que viene, pero ha comunicado su intención de no renovar. No obstante, según recoge el medio italiano Calcio Mercato, el presidente del cuadro italiano, Lotito, ha expresado su intención de renovarle y ofrecerle un salario de 1’5 millones de euros anuales. No sólo el Sevilla lo quiere, también el Milan y la Juventus han mostrado su deseo de contratarlo.

Operación salida

Mientras varios jugadores llegarán durante el próximo verano, otros harán las maletas. Es el caso de Luciano Vietto, cuyo rendimiento ha estado muy por debajo del esperado y por el que el Sevilla no ejercerá su opción de compra. El delantero argentino volverá al Atlético de Madrid, donde también tiene difícil encontrar un hueco, aunque el diario francés Foot Mercato apunta a un interés del Valencia para que Vietto recale en la capital valenciana.

Tampoco está muy clara la continuidad en Nervión de Jovetic y Samir Nasri. Como ya publicamos, el montenegrino tuvo un comienzo extraordinario, marcando dos goles al Real Madrid, pero su capacidad goleadora se ha ido diluyendo con el tiempo, aunque su aportación en el campo ha sido notable. Sin embargo, los 14 millones de euros de la opción de compra, así como su elevado salario, hacen dudar al club nervionense que podría buscar alternativas más asequibles. En cuanto al francés, su protagonismo en el equipo ha caído estrepitosamente en los últimos meses, ha dejado de ser el hilo conductor en el terreno de juego y el Sevilla no está dispuesto a pagar los 19 millones de euros de su cláusula, además de un salario desorbitado.

Por otro lado, el futuro de Adil Rami parece estar lejos de Nervión. El defensa francés ha reconocido públicamente el interés del Marsella y ha dejado la puerta abierta a una posible salida del Sevilla, manifestado que “el proyecto del Marsella es muy interesante y un buen desafío”.

Vitolo y N’Zonzi, las posibles ventas importantes

Cada año, el Sevilla acostumbra a realizar una venta por una cifra importante. En la próxima ventana de fichajes, Vitolo y N’Zonzi son los dos nombres señalados que podrían protagonizar una operación que deje una suma alta de dinero en las arcas del club. En el caso del canario, varios equipos importantes no ocultan su interés, como el París Saint Germain y el Barcelona. La temporada pasada renovó su contrato hasta 2020 y elevó su cláusula hasta los 40 millones de euros. Algo parecido ocurrió con el centrocampista galo. N’Zonzi renovó en enero y su cláusula se incrementó hasta los 40 millones. La Juventus es el equipo que más interés ha mostrado por él pero, en la Premier, equipos como el Manchester City o el Chelsea no pierden de vista al jugador del Sevilla.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here