Un Sevilla con mayor movilidad consiguió desestabilizar al Spartak

Un Sevilla con mayor movilidad consiguió desestabilizar al Spartak

El conjunto sevillista salió volcado hacia del Spartak de Moscú, presionando la salida de balón y tratando de crear ocasiones de gol

Diez jugadores que explotaron en el Sevilla y fracasaron al marcharse
Oscuros antecedentes del Sevilla en Rusia
El once que presentará Berizzo en Moscú

Victoria muy importante la lograda por el Sevilla ante el Spartak de Moscú. Los varapalos sufridos en las ultimas semanas habían creado cierta inseguridad y el triunfo ante el Leganés tampoco terminó de dejar muy buenas sensaciones. No obstante, parece que en el equipo nervionense comienza a consolidarse un once titular con cierta continuidad. Con un estadio a rebosar de hinchas sevillistas, la cita era crucial para seguir con opciones no solo de clasificarse para octavos, sino para incluso acabar primeros de grupo. Además, esta victoria también sirve para que los jugadores cojan moral para los partidos venideros.

La idea se va consolidando, pero falta recorrido

Lo cierto es que los jugadores sevillistas salieron al máximo, realizando una presión alta para conseguir el robo en campo rival. Sin embargo, no duro demasiado. A medida que pasaban los minutos, la intensidad bajo bastante y las fuerzas se igualaron. El dominio del balón fue para el Sevilla, pero el movimiento era demasiado lento. Una vez el equipo recuperaba la salida requería de demasiados pases por lo que al conjunto ruso le daba tiempo de sobra para recolocarse.

Aún así, la circulación de pelota en las cercanías del área mejoró. Las combinaciones eran mas rápidas y los movimientos de jugadores eran constantes. Las bandas del Sevilla entendieron muy bien lo que se requería en cada momento de juego, tanto por fuera como por dentro. Aunque tampoco hubo demasiadas ocasiones de gol, el aumento con respecto a otros partidos fue considerable, algunas de ellas siendo muy claras.

Banega, el director de orquesta

Tras varios partidos en los que su nivel se había resentido, Ever Banega se erigió como el gran futbolista que es. Con libertad de movimientos por todo el campo, el argentino ayudo en gran medida en la salida de balón. Ofreciéndose todo el rato y ejecutando muchas de las llegadas sevillistas, el partido de Banega fue soberbio. Tuvo algunas perdidas de pelota y varias imprecisiones que, en cierto modo, muestran que aún no ha llegado a su máximo rendimiento. No obstante, sin su enorme aportación tal vez la victoria del Sevilla no se habria dado. Sobre todo porque, en la segunda parte, el mediocampista marco un golazo de gran calidad e imparable para el meta del Spartak.

La calidad de Nolito sigue siendo imprecisa

El fichaje de Nolito por el Sevilla creó gran expectación en los aficionados nervionenses. Hasta el momento, no termina de ser titular indiscutible (algo normal en esta plantilla) pero ha gozado de bastantes minutos. Al gaditano se le ve una condición de futbolista grande, de los que levantan estadios. Pero de momento sigue cometiendo varios fallos en ataque. Su partido fue demasiado errático, precipitándose en muchas ocasiones y con lentitud a la hora de ejecutar regates. No obstante, no se puede decir que jugase un mal partido y la mejoría en su juego es evidente, pero debe aportar aún más al equipo.

COMMENTS

WORDPRESS: 0