El mejor Sevilla de la temporada. Los de Machín, que ya ofrecieron una exhibición de pegada ante el Levante, firmaron ante el Real Madrid el mejor encuentro de la Liga Santander. Una victoria que sirvió para confirmar el modelo de Machín, para consagrar a la pareja André Silva y Ben Yedder, y sobre todo, para confirmar que Nervión sigue siendo un calvario para el conjunto madridista. El Sevilla fue muy superior al conjunto merengue y lo goleó por medio de André Silva, en dos ocasiones, y Ben Yedder.

Un ciclón en Nervión

Fueron los mejores cuarenta y cinco minutos del conjunto de Pablo Machín. Y dice mucho del equipo sevillista tras el rival que visitó el Sánchez-Pizjuán. El Madrid no existió durante la primera mitad. Un tiro de Bale fue lo más destacado que hicieron los madridistas sobre el césped de Nervión. El Sevilla, muy bien plantado en el campo, consiguía sobrepasar en todas las líneas a los merengues y suyas fueron todas las acciones de peligro. Si bien consiguió combinar y sobrepasar al conjunto rival, fue al contragolpe como verdaderamente le hizo daño al equipo de Lopetegui, ya que así consiguió dos de sus tres goles.

Y es que desde el primer minuto el Sevilla ya creó peligro. André Silva fue el primero en sorprender a la defensa merengue. Tras un pase en largo consiguió plantarse solo delante de Courtois para poner el primer aviso sobre el arco rival. A andré Silva se le sumaron más ataques sevillistas que, aunque no llevaron tanto peligro como en la primera, si sirvió para ir acercándose a Courtois. La más clara de Ben Yedder tras recoger un centro del Mudo Vázquez. El francotunecino logró zafarse de dos rivales con dos grandes quiebros, pero su disparo se perdió por encima del larguero. Iba a ser el preludio de los dos tantos de André Silva.

Casi se complica

Con el inicio de la segunda mitad el Madrid fue en busca del empate. De hecho, el conjunto madridista logró reducir la distancia tras una internada de Modrid. Sin embargo, cuando el conjunto blanco ya celebraba el gol, el VAR anuló el gol madridista por fuera de juego. No actuó solo el VAR para beneficio sevillista. Vaclíck, que ya venía ofreciendo un gran rendimiento, puso Nervión a sus piés. El guardameta sevillista realizó dos intervenciones meritorias, sobre todo, en un mano a mano contra Bale que logró despejar con su mano.

Iba a ser esta acción la más clara para los madridistas durante la segunda mitad. El Sevilla no se dejó hacer daño y, aunque Lopetegui buscó la reacción con los cambios de Mariano, Lucas Vázquez y Ceballos, no fue capaz de perforar la portería de Vaclíck. De hecho, fueron los sevillistas los que estuvieron cerca de aumentar la ventaja, pero el marcador no se volvió a mover. El Sevilla consiguió los tres puntos ante una de sus víctimas favoritas en el feudo sevillista.

Bastaron cuarenta y cinco minutos

El Sevilla anuló al conjunto merengue durante la primera mitad. Si bien los de Lopetegui no lograban crear peligro a los de Machín, el Madrid comenzó a disponer más de la pelota sobre el césped de Nervión. Precisamente esto le costó el primer tanto. Una gran recuperación del Sevilla acabó con un balón en profundidad a Jesús Navas pra que encarase a Marcelo. Navas superó a su marcador y asistió a André Silva en el punto de penalti, para que el portugués hiciese el primero de los sevillistas. No iba a ser el único.

Tras su primer tanto, el portugués iba a sumar su segundo tanto cuatro minutos después de anotar el primero. Tras un córner lanzado por los visitantes, Ben Yedder recogió el rechace fuera del área. Nacho fue a robar el balón, pero acabó superado por un gran regate del francotunecino, que le sirvió para dejar a Navas en un dos contra uno. El palaciego recorrió casi todo el campo del Madrid y se plantó delante de la portería de Courtuois. Su disparo iba a rechazarlo el guardameta belga, pero André Silva recogió su rechace para poner el dos a cero en Nervión.

Aun así, la gran primera parte firmada por los de Machín estuvo cerca de complicarse. Una internada de Bale acabó con un fuerte disparo se estrelló en la madera. Fue la única acción de peligro madridista durante la primera mitad, a la que el Sevilla no tardó en responder. Primero, tras otra gran contra que acabó con el Mudo Vázquez dentro del área, pero como ocurrió con Bale, el balón acabó en la madera. Pronto se redimió de esta acción. El Mudo asistió en el tercer tanto a Ben Yedder con un pase de cabeza tras el despeje de la defensa madridista. El francotunecino recogió la asistencia y estableció el tres a cero en el marcador.

Nervión, infierno para el Madrid

El Sevilla se deshizo del conjunto madridista durante la primera parte. Pablo Machín le ganó la partida totalmente a su homólogo Lopetegui. La intensidad de la primera mitad del conjunto sevillista sobrepasó al conjunto blanco y le brindaron a la afición del Sánchez-Pizjuán una gran goleada. Los tres puntos logrados ante el Madrid son de mayor valía que ningún otro. Con el encuentro realizado, Machín despeja cualquier duda sobre el equipo, ya que pocos fallos se les pueden achacar hoy a la plantilla sevillista. La única que hoy deja es si será capaz de plasmar este nivel la próxima jornada en el estadio del Eibar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here