El Sevilla dominó, pero no convenció

El Sevilla dominó, pero no convenció

El club hispalense fue superior en estadísticas al Cádiz, pero… al igual que en el resto de la temporada, no destacó por su juego, provocando así la crítica de su afición

Sirigu se marcha cedido a Osasuna
Placentera victoria del Sevilla FC ante el Maribor
Mercado: “Siempre tuvimos la intención de ganar”

El Sevilla se ha colado en cuartos de Copa del Rey tras derrotar al Cádiz CF. Con una eliminatoria cuyo resultado en la ida favorecía a los hispalenses, el partido de ayer podía parecer sólo un trámite. Pero para la afición no era un partido más, era la vuelta a casa tras haber sido humillados por el Betis. La falta de entrega por parte de los jugadores está siendo muy criticada por la grada de Nervión, que tiene entre ceja y ceja a varios jugadores. La victoria frente al Submarino Amarillo por dos goles a uno, tantos de Ben Yedder y Correa, no quitó que la grada fuera crítica con algunos jugadores. Y es que el Sevilla a estas alturas de la temporada sigue siendo un equipo que no ha encontrado su estilo de juego.

Más tiros son más goles

El Sevilla tuvo más posesión que su rival, con un 68/32 %, lo que se vio traducido como más tiros a puerta. Una de las cosas que los aficionados echaban de menos en el equipo eran los disparos a puerta, y es que el Sevilla de Berizzo no se caracterizaba por su llegada a portería. En el partido frente al Cádiz, los locales realizaron 15 remates, de los cuales 7 fueron a puerta y 2 acabaron en gol. Ben Yedder sigue en racha y ha vuelto a marcar en Copa, donde lleva tres goles. Por parte de los gaditanos, 11 tiros, 4 a puerta y 1 gol.

El tanto de los visitantes ha sido muy criticado por parte de la grada rojiblanca. Sergio Rico no es un portero que destaque por salir de debajo de los palos. El gol del Cádiz fue una vaselina de Álvaro cuando el portero sevillista se quedó a mitad de camino en una salida. Entre pitos fue despedido el guardameta, que es uno de los señalados por la afición pese a las paradas que a veces realiza.

Mejorando a balón parado

Otro de los problemas que estaba teniendo el Sevilla eran las jugadas de estrategia. Pero esto parece que ha cambiado con Montella, quien les está dando prioridad. El Sevilla sacó 9 saques de esquina por 2 del Cádiz, mientras que en el apartado de tiros libres salieron ganando los gaditanos por 18 a 17. En uno de los saques de esquina llegó el segundo tanto sevillista, obra de Correa, quien pidió perdón por su actuación y la del equipo en el derbi en la celebración de su gol.

En el apartado defensivo, el club hispalense sigue apostando por un juego intenso. 14 faltas para cada equipo, con dos tarjetas para los visitantes y ninguna para el Sevilla.

El partido frente al Alavés debe servir para encontrar poco a poco lo que Montella pide a los jugadores. Un club a priori inferior para ganar y coger más confianza.

COMMENTS

WORDPRESS: 0