Nago intenta hacerse con el esférico.

Un Sevilla muy necesitado de puntos, tras haber caído colista el jueves con la victoria del Sporting, viajó a Lezama a enfrentarse a un bloque muy sólido. Es el Athletic Club de Bilbao uno de los equipos con más tradición en el fútbol femenino español y es su campo uno de los más complicados de esta Liga Iberdrola. Así lo hicieron ver desde los primeros compases del choque (no había pasado ni media hora de juego y Noelia Ramos ya había encajado 3 goles). El Sevilla ha conseguido un nuevo récord: diez derrotas consecutivas llevan las dirigidas por Paco García y Sergio Jiménez.

Solidez VS fracturas

La primera mitad, pese a haber sido igualada para ambos conjuntos, acabó con un dominio claro de las locales sobre el conjunto dirigido por Paco García y Sergio Jiménez, que a medida que se sucedían los goles se iba descomponiendo. La defensa cada vez mostraba más debilidades frente al bloque sólido de las leonas, en todas sus líneas. Cierto es que ambos equipos castigaron ciertas imprecisiones. El Athletic lanzó malos pases cazados por Payne y Nago que pudieron haber puesto en aprietos a las suyas, sin embargo, la desesperación de las sevillistas hizo mermar el peligro. Numerosos fueras de juego frustraron, además, a la atacante norteamericana.

El Sevilla FC, desde el principio y hasta que llegó el segundo gol, trató de hacer un juego más incisivo. En las contras, Nago y Olga Carmona fueron las más destacadas. A la ex del Athletic tuvieron que frenarla a base de faltas. Esto aumentó la frustración sevillista. En el minuto 12, la norteamericana Toni Payne trató de filtrar un pase a J. Morilla, quien no pudo cazarlo debido al buen hacer defensivo del Athletic. En el arranque, y a lo largo de toda esta primera mitad, se observaron imprecisiones de uno y otro equipo, pero el Sevilla acabó replegándose por momentos y a eso se sumaba que la línea defensiva se agrietaba. A diferencia del Sevilla, el Athletic Club de Bilbao lograba adentrarse en el área rival y fueron muchos los sustos que se llevaron las hispalenses con Lucía García como gran protagonista.

Sin reacción

Con un marcador de 3-0, se esperaba una reacción en la segunda mitad. Esta no solo no llegó, sino que el partido se puso muy cuesta arriba desde el inicio de este periodo. Nada más comenzar, al Athletic le anularon un gol, pero casi sin parpadear llegó el 4-0, tanto de Nekane. La misma materializó el 5-0. La frustación sevillista era cada vez más grande. En esta ocasión, Karen Araya trató de sorprender a Ainhoa mediante un disparo lejano y potente que marchó por muy poco por encima del larguero.

Las sevillistas generaron pocas ocasiones y el conjunto rival cada vez que se hacía con el esférico llevaba mucho peligro. A medida que avanzaba el tiempo la intensidad mermó por parte de las leonas, y también la moral de las sevillistas. Los pocos intentos de generar, al menos, el gol del honor, estaban comandadas sobre todo por Payne y Nago. Aunque los cambios refrescaron algo a las sevillistas, la dinámica no cambió y el partido concluyó con un duro 6-0.

Tres goles por periodo

El Athletic Club de Bilbao comenzó un juego muy intenso y vertical desde los primeros compases del partido en el minuto 7 llegó el 1-0. Tras un pase filtrado a la espalda de la línea defensiva sevillista, Erika Vázquez logró sortear a la defensa y a la guardameta sevillista, que debió haberse quedado en la portería, materializando el primero de las leonas. La propia Erika sería la encargada de hacer el 2-0 en el minuto 26. Su lanzamiento cruzado se topó con el palo largo, pero el cuero entró luego, sin que Noelia Ramos pudiera ya hacer nada. Antes de llegar a la primera hora de juego, el Sevilla FC ya había encajado el 3-0. Vanesa remató tras un saque de esquina sorprendiendo a la defensa visitante.

Dos tantos hizo Nekane, muy próximos. El primero en el minuto 46 y en el minuto 51 el que supuso el 5-0. El último vino tras una falta directa que rebotó en la defensa visitante, el rebote fue cazado por la jugadora leona que lanzó el cuero a las mallas. El 6-0 fue merced al tanto de Lucía García en el minuto 54 y tras una jugada individual. La jugadora local se marchó con rapidez y potencia hasta la cocina sevillista y lanzó un disparo al palo corto de una perpleja Noelia Ramos.

Sin alegría

El conjunto dirigido por Paco García y Sergio Jiménez no se encontró cómodo en ningún momento de partido. La alegría que se vio en las jugadoras sevillistas a principio de temporada se ha perdido por completo y este partido no ha hecho más que evidenciarlo. Las sevillistas generaron muy poco a lo largo del partido, al igual que pasó en el anterior enfrentamiento contra el FC Barcelona. La diferencia entre ese y este encuentro es que el Sevilla FC ha perdido solidez defensiva. Quizás la ausencia de Maite Albarrán, que partió como suplente en el 77, pueda ser uno de los factores que expliquen esto, aunque no el único.

El Sevilla FC suma diez derrotas consecutivas y ya ha encajado 33 goles. Con el 6-0 se ha superado a la goleada de la anterior campaña que sufrieron en la Ciudad Deportiva Joan Gamper (6-0). La situación es muy complicada y, de no vencer el próximo encuentro liguero ante el Madrid CFF, revertirla será mucho más difícil. Aún quedan dos enfrentamientos (Madrid CFF y Real Betis Féminas) y toda una segunda vuelta. Si no se toman cartas en el asunto pronto, el futuro sevillista se verá amenazado por el fantasma de la Segunda división.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here