El Sevilla empató ante la Real Sociedad el pasado viernes. El equipo nervionense no tuvo suerte de cara a gol, por lo que Sampaoli fue preguntado por la falta de un delantero más certero. Lejos de pedir un punta a gritos, el argentino confesó que »confiaba en Vietto y Ben Yedder». No obstante, la nueva dirección deportiva del Sevilla se ha puesto a trabajar y vuelve a negociar con Keita Baldé, un deseo del pasado.

Apareció el verano pasado

El futbolista nacido en Arbucias, Gerona, ya sonó con fuerza el pasado verano. El movimiento no se produjo por entonces debido a que la entidad laziale exigía demasiado por el pase del punta. Keita Baldé llegó a declararse en rebeldía con su club para buscar una salida, pero finalmente, el senegalés no pudo abandonar el país transalpino. El Sevilla acabó pescando en Italia otros futbolistas como Franco Vázquez o Joaquín Correa, más del gusto de Sampaoli.

Buscando diversas opciones para hacer que Keita Baldé recalase en Sevilla, los nervionenses intentaron incluirle en la venta de Immobile. Tras finalizar la temporada en el Torino, Il Toro rechazó al italiano por el alto importe de la opción de compra (11 millones de euros). Ciro Immobile recuperó su mejor nivel en Italia y la Lazio preguntó por él. En dicha operación, el equipo Biancocelesti ofreció 7 millones de euros además de la incorporación de Keita Baldé. En dicho momento, la dirección deportiva sevillista vio insuficiente la cantidad económica e Immobile se marchó a la Lazio por algo menos de 10 millones de euros, y Keita Baldé permaneció en la capital italiana.

Ahora sin embargo, la cosa es bien distinta. El punta termina contrato en junio de 2018 y la renovación lleva estancada varios meses. Con la explosión en Italia del senegalés, Keita Baldé no tiene intención de ampliar su compromiso con la Lazio. En esta encrucijada, el equipo laziale espera sacar algo por el punta antes de marcharse libre.

Nueva oportunidad para su llegada

Con la mente puesta en la temporada 17/18, el fichaje de Keita Baldé se hace más real con el paso de los días. El diario As publicó que el senegalés estuvo en el palco del Sánchez-Pizjuán el pasado viernes para ver al Sevilla ante la Real Sociedad. El domingo se vistió de corto y anotó un gol en la victoria de la Lazio por 7-3 a la Sampdoria. Su actuación no quedó ahí. Provocó el penalti que dio lugar al segundo gol de la Lazio y brindó una asistencia al ex sevillista, Immobile.

Junto al italiano, forman una de las duplas más rentables de la Serie A. Hace dos jornadas anotó un doblete en el Derby della Capitale en el Olímpico de Roma, (1-3) y hace tres semanas firmó un hat-trick en seis minutos ante el Palermo (6-2). Con 22 años, equipos como el Manchester United o la todopoderosa Juventus quieren hacerse con su servicio, pero parece ser que el Sevilla le ha ganado la partida a los clubes de primera línea para fichar a Keita Baldé, quien está deseando vestir el rojiblanco nervionense. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here