El Sevilla FC encaminó una eliminatoria endosando cuatro goles al Celta, un conjunto que venía de eliminar al Atlético en el Calderón. El equipo de Nervión fue mortal a la contra, con un Kevin Gameiro eléctrico que anotó dos goles. Los pupilos de Unai siguen sin encajar gol en Copa del Rey, demostrando su solidez defensiva.

La actuación del Sevilla estuvo a la altura de lo que se esperaba. De nuevo el Ramón Sánchez Pizjuán albergaba una gran cita, nada menos que una semifinal de Copa del Rey. Parece ser costumbre que los espectadores sevillistas vayan a su templo a observar como los nervionenses pasan por encima de su rival. El viaje a Balaídos será mucho más tranquilo de lo esperado antes de que Clos Gómez pitara el comienzo del partido.

El Sevilla comenzó con mucha fuerza, quiso marcar su territorio. Se presentó a su afición con un conjunto de ocasiones de la mano de Kolo y N’Zonzi. El juego aéreo fue la principal táctica en los primeros compases del partido y bien lo supo el conjunto celtiña. Rubén Blanco detuvo a Kolo con dos buenas paradas y posteriormente fue el palo lo que lo salvó. En el siguiente ataque sevillista, Sergi Gómez recibió amarilla por un agarrón a Vitolo en el área. Clos pitó penalti, pero Rubén despejó el lanzamiento de Gameiro. Mala suerte para el Sevilla que no era capaz de dejar el balón en el fondo de la portería.

Un minuto después del penalti, Sergi Gómez volvió a ser protagonista mandando un balón al palo ante la mirada de Sergio Rico. El Celta lo había pasado mal pero estaba sabiendo responder. Fue Pablo Hernández quien tuvo la siguiente ocasión de peligro en una contra. Para desgracia del Celta, el Sevilla, todopoderoso durante todo el partido en el juego aéreo, no cesaría de intentarlo. En el minuto 45, el francés Adil Rami anotó un cabezazo al que no llegó Rubén. Gol psicológico para el Sevilla, que cambiaba por completo la charla de los entrenadores en el descanso.

Mortal a la contra

La segunda parte comenzó igual que la primera, con un ritmo frenético. La primera ocasión llegó de las botas de Cabral, que remató un centro de Aspas y Rico la atajó. Sin mucha pausa, Krohn-Dehli estuvo a punto de marcar a pase de Gameiro, pero el danés no llegó a la bola. Wass cometió una falta cerca del borde del área y pudo suponer la segunda amarilla, pero Clos Gómez no lo consideró así. Fue Banega quien lanzó una gran falta, pero Rubén, de nuevo, sacó una tremenda parada.

Los jugadores del Celta reclamaron un posible penalti de Kolo por un plantillazo a Pablo Hernández, pero con la tensión en el cuerpo, el Sevilla sacó una contra con un espectacular pase de Krohn. La vida siempre da segundas oportunidades, para Gameiro no fue menos. El galo, que falló un penalti, se encontró solo frente a Rubén y anotó un magistral disparo por alto. Tres minutos después, Banega sacó un pase de la chistera para dejar de nuevo a Gameiro solo y esta vez batió al guardameta celeste por bajo. El Sevilla demostró ser mortal a la contra.

Gameiro celebra uno de sus goles ante el Celta | Imagen: Ismael Molina
Gameiro celebra uno de sus goles ante el Celta | Imagen: Ismael Molina

Entró Carriço para jugar de mediocentro y Konoplyanka sustituyó a Banega. El conjunto sevillista tenía un resultado de 2-0 y el técnico vasco no quería perder ventaja. El equipo se dispuso en el campo con un 4-4-2 con Kevin y Krohn-Dehli como hombres más adelantados. Supo sufrir el Sevilla, cuyos jugadores no sentían las piernas, pero valió la pena. Llorente entró para sustituir a Gameiro, el astro del partido, pero aportó poco más que un codazo a Cabral. En el fútbol hay una conocida ley del ex, que se cumplió a la mitad en este partido. Aspas no encontró la solución para batir a Rico, pero Krohn-Dehli se vió solo en una contra ante el cancerbero celtiña. Gol y eliminatoria encarrilada. Gesto de respeto el del jugador danés que, recordó su pasado celeste y no celebró el gol.

De esta forma, el Sevilla sigue imbatido en Copa, siete victorias y ningún gol encajado. Que tiemble España, porque este equipo está incontestable.


FICHA TÉCNICA

Sevilla FC (4): Sergio Rico, Coke, Rami, Kolo, Trémoulinas, N’Zonzi, Cristóforo (Carriço, min 70), Vitolo, Éver Banega (Konoplyanka, min 74), Krohn-Dehli y Gameiro (Llorente, min 80).

Celta de Vigo (0): Rubén Blanco, Mallo, Cabral, Sergi Gómez, Jonny, Radoja, Wass (Marcelo Díaz, min 84), Pablo Hernández, Orellana, Guidetti (Beauvue, min 78), Aspas.

Goles: Rami (min 45), Gameiro (mins 59, 62) y Krohn-Dehli (min 87)

Incidencias: Ida de las semifinales de Copa del Rey. Estadio Ramón Sánchez Pizjuán.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here