Tras su elogiada experiencia en la Selección, Salvatore Sirigu llega para reforzar el punto débil de la porteria rojiblanca, el juego con los pies. Sin embargo, no parece que esta circunstancia otorgue ventaja alguna al italiano en la pugna por ser el portero titular, ya que el guardameta español sabe lo que es estar al frente de los palos del Sevilla FC.  Ambos ofrecen virtudes destacables, a continuación su comparación:

Sergio Rico

Sevillista desde la cuna es consciente de lo que significa defender la portería rojiblanca. Con la llegada de Sirigu su titularidad se ve amenazada, sin embargo, el canterano está demostrando que él debe ser el elegido para estar al frente de la porteria de los de Sampaoli. Frente al Villareal, volvió a dejar claro a Sampaoli que se puede confiar en él, el sevillano sostuvo con cuatro paradas imponentes el resultado. Justo la semana en la que Lopetegui le ha bajado de la Selección y en la que Monchi le ha fichado a Sirigu para hacerle temblar o mejorar. Su partido fue memorable.

Salvatore Sirigu

El nuevo guardameta sevillista mide 1,92 metros y, desde su debut en 2010, ha sido diecisiete veces internacional absoluto con Italia. Viene del Paris Saint Germain, con quien ha ganado cuatro ligas francesas, además de ser distinguido dos veces como mejor portero de la Ligue 1. El italiano llega a Sevilla sabiendo que Sergio Rico no va a darse por vencido, la experiencia está de su parte pero el joven Rico cuenta con el apoyo de Sampaoli. Además Sirigu tiene buen control del balón con los pies, que es una de las deudas pendientes del arquero español.

Dos guardametas para un puesto, y dos, por ahora, pendientes de la recuperación de David Soria, la portería del conjunto sevillista estará muy disputada. Si algo está claro. Cuanta más competencia mayor calidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here